Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 1, No. 2, trimestre abril - junio de 2005.

 

LA TECNOLOGÍA COMO PRODUCTO DE LA RAZÓN HUMANA Y SUS IMPLICACIONES EN EL ENTORNO SOCIAL Y NATURAL

Marco Antonio Basilio Loza *

RESUMEN

La sociedad de la información (la sociedad actual) se caracteriza sobre todo por la existencia, transmisión e intercambio de datos e información a través de las nuevas tecnologías y medios de comunicación, así también como por justificar todas las actividades desarrolladas en su seno, a partir de la razón.

La tecnología entendida como un producto de la actividad racional tiene que plantearse como principal propósito, el bienestar de la humanidad. Existen sin embargo, demasiadas razones de peso para argumentar que el uso y aplicación de la tecnología a campos específicos de la vida en muchas ocasiones ha estado determinada por intereses y propósitos que son ajenos al bienestar del ser humano, por tanto, esta tecnología ha sido utilizada por el hombre para hacerse mal así mismo, sin dejar de reconocer que también se ha sabido aplicar para mejorar en muchos aspectos de la vida.

No es la tecnología por si misma la que ha causado daños a la sociedad y a la naturaleza, sino que ha sido la acción humana que utiliza y aplica la tecnología la que ha generado una diversidad de problemas, algunos de ellos, irreversibles.

1. INTRODUCCIÓN


No se puede hablar de los problemas sociales que han originado las tecnologías en general, en todo caso, se podría hablar de los efectos que han producido las acciones de los seres humanos ( utilizando las tecnologías ) a la sociedad y a la naturaleza,.No se debe olvidar, que en primer lugar, las tecnologías (las viejas y las nuevas) han sido el producto de la aplicación del conocimiento del ser humano al medio ambiente, tanto natural como social; y en segundo lugar, las tecnologías no se mueven por si mismas, es la acción del hombre quien las mueve. Como señaló acertadamente Francisco Martínez en la videoconferencia con relación a la virtualidad, esta no existe, sólo existe en la medida en que la acción humana la convierta en realidad o como dice Hetman, (1977: 43) “son los hombres y no la tecnología, los que moldean a la sociedad”

Lo que se pretende con este planteamiento inicial es reconocer la importancia que ha tenido la acción humana en la generación de un conjunto de problemas sociales que han sido cargados a la cuenta de la tecnología.En realidad de lo que estamos hablando aquí, es de cómo, para qué, y con qué fines, el hombre ha producido, seleccionado y finalmente aplicado las tecnologías que han sido producto de su razón.

En teoría, las tecnologías generadas por el hombre deberían de tener buenos fines y buenos propósitos, es decir, deberían de estar orientados al progreso social, sin embargo, esto no ha sido así, desgraciadamente el ser humano la ha utilizado para hacerse daño a sí mismo, a la sociedad y a la naturaleza, de la cual él mismo es parte.

También con este planteamiento inicial se pretende decir que es bastante complicado referirse a las tecnologías y problemas sociales, sin remitirse a las relaciones entre sociedad, medio ambiente y acción humana. Por ello, el primer punto de este trabajo hablará justamente sobre algunas teorías que han tratado estas relaciones para posteriormente remitirnos a los conceptos de sociedad de la información, globalización, mundialización y multiculturalismo, y al final, poder establecer algunas conclusiones al respecto

2. ACCIÓN RACIONAL, SOCIEDAD Y MEDIO AMBIENTE

Una gran variedad de teorías han tratado de explicar la doble relación entre hombre y medio ambiente desde diferentes disciplinas y perspectivas, así por ejemplo, dentro de la psicología genética Jean Piaget al tratar de explicar la génesis del conocimiento definió a la inteligencia como un proceso de adaptación entre el hombre y el medio, en el cual, aquel asimila la realidad y la conoce. No obstante, se entiende también que en este mismo proceso, la realidad modifica las estructuras mentales del hombre construyendo nuevos esquemas que traen consigo nuevas conductas. El constructivismo se observa en este planteamiento por el hecho de que tanto el hombre como el ambiente, se construyen así mismos, siendo en este proceso en el que el ser humano evoluciona de esquemas y estructuras más simples de inteligencia a estructuras más complejas, formándose periodos de desarrollo de inteligencia, que van desde el sensorio motor, pasando por los periodos prelogicos y lógicos, hasta el periodo formal de la edad adulta. Es claro que la interacción entre hombre y ambiente se encuentra mediada por la acción humana, es ésta la que permite tal conexión y la que finalmente produce la transformación de ambos elementos en un mismo proceso.

Carlos Marx por su parte, en el capítulo sexto del capital, presenta la relación entre hombre y naturaleza a través del proceso de trabajo al que concibe justamente como el medio a partir del cual el hombre extrae de su entorno natural sus satisfactores, sin embargo, es en este mismo proceso en el que se configura también él mismo como ser social.
El trabajo (que es un ejemplo de acción humana) es entendido como la actividad racional encaminada a un fin que permite la satisfacción de necesidades. Es de observarse que su característica principal es su racionalidad, lo que demuestra que el trabajo en sí, es una actividad inteligente y que la explotación de la naturaleza se hace en referencia al uso de la razón humana. Ahora bien, esta explotación de la naturaleza se efectúa normalmente con el uso de la tecnología.

Otro de los paradigmas que han planteado la relación entre acción humana, sociedad y naturaleza es la Escuela de Frankfurt, sobre todo, pensadores como Max Horkeimer y H Marcuse. La Escuela de Frankfurt plantea que una de las características importantes de la sociedad moderna es su racionalidad, de allí, que uno de los temas de relevancia para ellos, sea justamente el concepto de razón. Ahora bien, el estudio de este concepto los hizo remontarse a la filosofía griega, kantiana, hegeliana, marxista y a la sociología de Max Weber.

El planteamiento de Weber en relación con la racionalidad, se observa en la forma de entender a la sociología, ya que la concibe como la ciencia que estudia a la acción social, la cual tiene dentro de sus principales características al hecho de que posee un sentido, es decir, es resultado de un proceso mental intencionado, luego entonces, si la acción humana es racional, la sociedad moderna lo será en consecuencia.

Max Horkeimer, por su lado, parte de dos conceptos de razón: la idea de Platón en el que la razón se comprende como la esencia eterna de las cosas y la idea de razón como razón comprehensiva, como algo meramente subjetivo, aunque reconoce que ambos conceptos constituyen una unidad y tienen grandes implicaciones sociales, ya que en la cotidianidad de la vida, la razón se constituye no solamente en el mecanismo del pensar, sino también en la fuente de toda experiencia. De esta forma, Horkeimer (1979: 202) señala que: “en la medida en que este concepto de razón -cuyo predominio no es separable en absoluto de la sociedad burguesa y caracteriza en especial al presente- no se preocupa por la cuestión de un en-sí, de algo subjetivamente razonable, por tanto, sino que tiene ante la vista lo exclusivamente razonable para el que piensa, para el sujeto, se le puede llamar el concepto de la razón subjetiva. Esta tiene que ver, ante todo, con la relación entre finalidades y medios, con la adecuación de los modos de comportamiento a los fines, que, como tales, se aceptan mas a menos, sin someterlos por su parte, en general, a una justificación razonable” Continúan diciendo que: “ en cualesquiera casos en que la razón subjetiva se ocupe de fines o es para contrastar que son razonables también en sentido subjetivo-luego razonables quiere decir que sean convenientes para los intereses del sujeto, para su auto conservación económica y vital si no del individuo, al menos del grupo con el que se identifique- o se introducen los fines en las consideraciones razonables para contrastar la posibilidad de su realización y, por ejemplo, la adecuación de los medios que se hayan de escoger”
Sin embargo, el concepto subjetivo de razón no sólo se limita al campo de la conciencia, ya que lo razonable y su antónimo, se aplica también al ser existente, al ser objetivo, a las relaciones materiales entre los hombres, a los grupos sociales, a las clases y hasta lo que está mas allá de lo social, que es desde luego, lo natural.

Hoy en día se habla de la crisis de la razón, debido a que el pensamiento y la inteligencia humana no pueden entender la idea de lo objetivamente razonable o sencillamente por que la actividad pensante comienza a concebir a la razón como algo que ya no existe.
La intención humana de fundar su actividad en la razón, en la inteligencia o en el pensamiento, es una intención que queda fuera de toda lógica, esto se observa en el hecho de que los medios utilizados sirven para lograr fines inhumanos, de destrucción, incluso de aquellas sociedades que se han erigido como promotoras de la paz. De esta forma, la razón en la sociedad moderna se ha constituido como la fuente de la autodestrucción humana. Munford (1987) y (Shallis, 1986) citados por Francisco Martínez plantean que el uso de las tecnologías están fuertemente relacionadas con los intereses militares y de guerra. No es gratuito que por ejemplo, los ordenadores sean utilizados para dirigir los proyectiles de las armas de artillería hacia sus blancos.

H Marcuse por su parte, señala que la filosofía alemana ha sido considerada como la teoría de la Revolución francesa, pues la reorganización del Estado y la sociedad se hizo sobre una base racional en la que la libertad y la igualdad fueran valores primordiales.
Los filósofos franceses del periodo posterior a la revolución como el caso de Saint Simón concibieron a la razón como la liberación de la industria y a la industria como el medio para conducir a la vida humana hacia la organización social más libre y racional. Es en este sentido que el progreso económico se erigía como el fundamento de la razón.

Marcuse muestra que el concepto de razón es fundamental en la filosofía de Hegel. Este sostenía que toda filosofía se termina en este concepto, que el devenir histórico tiene que ver con la racionalidad y el mismo Estado se erige sobre la base de ésta.
El pensamiento filosófico de Hegel concibe a los conceptos de libertad, sujeto, espíritu como derivados de la idea de la razón, la cual se encuentra ligada a un hecho histórico trascendente para la humanidad: la Revolución francesa, ya que la sociedad emanada de la misma, tiene que someter la realidad a la razón.

A partir de aquí, el hombre se ha planteado como objetivo ordenar a la realidad de acuerdo a su pensamiento, pues no puede como ser racional que se adapte simplemente al orden existente. La razón es su arma poderosa, es la que le puede permitir reconocerse así mismo como potencialmente capaz de explicar al mundo y modificarlo.
El hombre no sólo forma parte de los hechos que lo rodean, sino que es capaz de modificarlos y adecuarlos a sus intereses y a los de la razón. Si el ser humano continua por este sendero podrá descubrir, si sigue la dirección que ésta le señala, alcanzar ciertas concepciones que pondrán al descubierto las relaciones de conflicto entre esta razón y la realidad.

De acuerdo con Hegel la Revolución francesa no es mas que el proclamo del poder supremo de la razón sobre la realidad, pues es finalmente la razón quien debe gobernar los hechos y no a la inversa. Esto sólo es posible si la realidad se ha vuelto racional así misma.
Según Hegel, una de las categorías más importante de la razón, a saber, es la libertad. La razón es el fundamento de la libertad, el poder de la acción humana de acuerdo con el conocimiento de la verdad, el poder de dar forma a la realidad de acuerdo a su capacidad que le concede su actividad racional. Lo real no es solamente lo que existe de hecho, sino son los hechos que son congruentes con las normas de la razón
Una de las preocupaciones de la filosofía es orientar la actividad humana hacia el dominio del mundo natural y social, ya que la dominación racional de la naturaleza y de la sociedad presupone un conocimiento de la verdad que es de carácter universal.

De esta forma concluye Marcuse (1984:23) retomando a Hegel:
“El contraste entre lo individual y universal tomó una forma más intensa cuando, en la era moderna surgieron las consignas de libertad general y la idea de que un orden social apropiado, solo podía alcanzarse a través del conocimiento y de la actividad de individuos emancipados. Se declaró que todos los hombres eran libres e iguales; pero al actuar de acuerdo con sus ideas y en persecución de sus intereses, los hombres crearon y experimentaron un orden de dependencia, de injusticia y de crisis recurrentes. La competencia general entre sujetos económicos no estableció una comunidad racional capaz de salvaguardar y satisfacer los deseos y necesidades de todos los hombres. La vida de los hombres se hallaba supeditada al mecanismo económico de un sistema social que relacionaba a los individuos entre sí como compradores y vendedores aislados de bienes. Esta carencia real de comunidad racional fue lo que determino la búsqueda filosófica de la unidad de la universalidad de la razón”

Pasando a otras formas de concebir la relación entre la acción humana, sociedad y naturaleza, se ha dicho en la década de los setentas que la sociología del medio ambiente estudia las relaciones entre el hombre social y su entorno, en un doble sentido, es decir, lo que ha hecho el ser humano con su medio natural y lo que ha hecho el entorno natural con el ser social. A partir de aquí han surgido nuevos paradigmas que han intentado romper con la tradición sociológica de explicar lo social por lo social y con la visión exencionalista de restarle importancia al medio ambiente en la explicación de los fenómenos sociales, pues lo han considerado irrelevante y fuera del desarrollo de la sociedad industrial moderna .

Los sociólogos han ido un poco mas allá y han tratado de estudiar las relaciones entre el entorno natural y el social, lo que se ha convertido en una critica a la sociología dominante, pues el objetivo de la sociología del medio ambiente es demostrar que el entorno biofísico es importante para la vida social, que los problemas de polución y degradación del ambiente tienen graves consecuencias para la salud y el bienestar humano y que algunos de los daños causados pueden ser irreversibles. Ante esta situación han surgido paradigmas que se fundamentan en un ecologismo, visto como la reorganización fundamental del orden social como condición esencial para alanzar una sociedad ecológica. Es debido a estas contradicciones entre hombre naturaleza que la teoría de la modernización ecológica ha cobrado tanta importancia hoy en día, partiendo del supuesto de que la crisis medioambiental se puede controlar y finalmente resolver de manera aceptable. La teoría de la modernización ecológica identifica a la ciencia moderna y la tecnología como medios centrales para la reforma ecológica. La ciencia y la tecnología se conciben como las principales actividades que servirán para ecologizar a la economía y la sociedad. Las tecnologías degradadoras del medio ambiente tendrán que ser substituidas por tecnologías medioambientales mas avanzadas dirigidas a cuidar y preservar el entorno físico y ecológico. Se concibe al desarrollo económico y la calidad ecológica como cosas interdependientes, pero no los entiende como contradictorios e incompatibles, sino como dos elementos que son diferentes pero complementarios. Se considera que las instituciones modernas pueden reformarse y lo harán de acuerdo a los criterios de racionalidad ecológica, concibe al Estado como indispensable en la gestión medioambiental, pero deberá pasar de ser curativo a preventivo, es decir, podrá anticipar las consecuencias de la acción humana en el medio ambiente y no debe actuar cuando la acción humana ya afectó a éste. Se conciben a los movimientos sociales como movimientos con capacidad para movilizar a consumidores y al ser humano en general, como reorientadores de sus propósitos hacia el logro de la reconstrucción ecológica de la sociedad moderna.

Una de las instituciones que tendrán que asumir un papel relevante en la formación de una conciencia ecológica y en la producción de conocimientos científicos y tecnológicos relativos al medio ambiente, es sin duda la escuela. Desde este espacio se formarán las nuevas conciencias, lo nuevos conocimientos, reproduciendo al mismo tiempo los nuevos valores que construirán la nueva racionalidad social, tecnológica, económica y ecológica.

3. LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN, GLOBALIZACIÓN, MUNIDALIZACIÓN Y MULTICULTURALISMO

3.1 LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

En el apartado anterior quedó asentado que existen diversas teorías y paradigmas que se han preocupado por explicar las relaciones entre acción humana, sociedad y medio ambiente, pero sobre todo, quedó entendido que la causa de los problemas sociales y ambientales, no son resultado de la tecnología en sí, sino de cómo el ser humano aplica y usa esta tecnología. El problema no está en la tecnología, sino en como se ha usado y donde se ha aplicado.

Quedó de manifiesto también que una de las características de la sociedad moderna (o para algunos, la sociedad de la información) es precisamente su racionalidad, aunque existen críticas en el sentido de que debido a como se han aplicado y utilizado las tecnologías, la mencionada sociedad no parece ser tan racional. Lo que si es un hecho y es necesario apuntar, es que la nueva sociedad de la información (a parte de su racionalidad) se caracteriza por su capacidad para que sus miembros se encuentren constantemente y permanentemente informados y comunicados. Esto se debe desde luego al gran avance que han tenido en los últimos tiempos las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación) que se han aplicado a diferentes ámbitos, incluyendo por supuesto a la escuela.

En la sociedad de la información, nuestro pan de cada día es la disposición de una gran cantidad de datos y volumen de información. Por su parte, los nuevos medios de comunicación como el internet y el uso de telefonía celular los encontramos por doquier. La sociedad de la información y sus medios de comunicación se ha transformado rápidamente en el espacio de interacción humana lo que permite un mayor intercambio de opiniones, experiencias y conocimientos.

En la nueva sociedad de la información las barreras geográficas tienden a desaparecer, haciendo relativas las distancias físicas, la velocidad con la que corre la información se ha vuelto instantánea y los nuevos instrumentos utilizados para difundir la información permiten que los usuarios pasen de ser simples consumidores a productores de sus mensajes.

Si bien la sociedad de la información ofrece una gran cantidad de contenidos de información y variedad de medios de comunicación, también es cierto que no todos pueden acceder a estos contenidos y a estos medios, generando grandes desigualdades en relación con su acceso. Mientras los países más avanzados extienden el uso del Internet, ésta sigue siendo inalcanzable para las poblaciones más pobres y marginadas de los países en vías de desarrollo. Esta desigualdad o brecha digital como la han llamado algunos, se reproduce básicamente en dos distintos niveles: en el nivel internacional (entre países) y en el nivel regional, estatal, municipal o provincial, según sea el caso

3.2 GLOBALIZACIÓN, MUNDIALIZACIÓN Y MULTICULTURALISMO

El fenómeno de la globalización, tal y como lo señaló Francisco Martínez en la videoconferencia, es ante todo, un fenómeno que tiene su origen en la economía y que tiene que ver con la intensificación de la actividad comercial entre países geográficamente distantes, con la liberación de aranceles, con la deslocalización de las empresas y con la liberación de los capitales.

La globalización resulta de un desequilibrio entre la actividad comercial y la producción, ya que es el comercio el que crece más que la producción. De esta forma, entre el año de1990 y el 2000, de acuerdo con Bernard Guillochon (2003) el índice de crecimiento anual del volumen de las exportaciones mundiales alcanzó el 6.8% frente al 2.3% de la producción. Esto benefició, sobre todo, a los países avanzados de la Europa occidental y de Asia, mientras que los países en vías de desarrollo como los de América Latina sólo obtuvieron una mínima parte de estos intercambios. La competencia entre las naciones del mundo por controlar el mercado, genera una gran desigualdad entre países afectando sobre todo a las poblaciones más pobres y marginadas del planeta.

La globalización es un conjunto de fenómenos que emergen de la apertura comercial y de capitales que se dan en las economías de los países a un nivel mundial. Dentro de estos fenómenos se encuentran la libre circulación de productos para el mercado y de capital a nivel internacional.

En esta etapa de la globalización, si bien las mercancías y los capitales tienden a liberarse para ir más allá de sus fronteras, éstas, están sujetas a las leyes del mercado, al poder de los Estados y a las instituciones de carácter mundial como el Fondo Monetario Internacional ( FMI) , la Organización Mundial de Comercio ( OMC ) y el Banco Mundial ( BM ).

Los movimientos globalifobicos se dirigen normalmente a estas instancias cuando presentan su inconformidad contra la globalización, denunciando que esta última es la causa del aumento de la desigualdad, la marginación y la pobreza de los grupos más desfavorecidos, además del creciente deterioro del medio ambiente.

Para los que están de acuerdo con la globalización, el fenómeno del neoliberalismo económico, la libre competencia, la apertura comercial, el libre flujo de capitales y todos los procesos que conlleva son algo provechoso para la sociedad y sólo traen beneficios para la misma, pero en el terreno de la realidad, son muchos lo sectores de la población que están siendo afectados de una o de otra forma por la globalización y la competencia internacional. Existen graves consecuencias sociales y naturales resultado del proceso globalizador, sobre todo, a países en vías de desarrollo: problemas ambientales, problemas de empleo, bajos salarios, afectación a productores agrícolas, incremento de la pobreza, de la marginación, de la desigualdad social entre países, entre sectores económicos y de grupos sociales al interior de un país. Esto se puede constatar con el I.D.H (índice de desarrollo humano) cuyos indicadores son: la esperanza de vida, el nivel educativo, el nivel de alimentación, de salud y de ingreso, que en este tipo de países son relativamente bajos.

Por mundialización se entiende al proceso gradual que integra a las economías y países a nivel mundial. Los factores que la dinamizan son la producción altamente tecnologizada, el incremento comercial y la reorganización de las empresas multinacionales.
El concepto de mundialización a diferencia de la globalización va acompañado de aspectos que conllevan a la toma de conciencia de que se pertenece a un mundo entendido como sistema en la que sus partes son interdependientes entre si. La mundialización es una nueva concepción del mundo como espacio para vivir, más humano y habitable. Este espacio es concebido como el único territorio que se convierte finalmente en el hogar del ser humano en dónde hombres de diferentes colores y razas pueden vivir y convivir mediados por procesos de comunicación.

El fenómeno de la mundizalización tiene algunas implicaciones de carácter económico y tecnológico: una intensificación de la competencia entre empresas, el papel protagónico lo asumen las empresas multinacionales y la innovación tecnológica como detonante del crecimiento económico y el desarrollo social. De esta forma, lo que están a favor de la mundialización señalan que este proceso trae consigo muchas ventajas. Por ejemplo, se piensa que con el aumento de oportunidades de las empresas y la reducción de sus aranceles, se crearán más empleos, así también como el desarrollo y la innovación tecnológica aumentarán la demanda de la mano de obra calificada y las escuelas tendrán que mejorarse para desempeñar dicha función.

Por su parte, el concepto del multiculturalismo ha tenido un proceso de evolución. En la década de los sesentas, se utilizó por primera vez para evitar los intentos separatistas de la región de Québec en el Canadá. Desde esta perspectiva, el multiculturalismo no nos lleva necesariamente a la idea de que existen diversidad de culturas en el mundo o en un sólo país, sino que tiene una connotación política que remite a la existencia de un Estado-nación con características democráticas que acepta e intenta promover las diferencias entre grupos raciales y culturalmente diferentes.

Posteriormente, ya en la década de los setentas, el término de multiculturalidad se empezó a utilizar para indicar la existencia de variedad de grupos con culturas diferentes, valores, costumbres, hábitos, lengua e historia dentro de un territorio o Estado nacional. Es en este tenor, que se concibe hasta los inmigrantes como un grupo minoritario que forma parte de un grupo más amplio y que conviven con otros grupos mayoritarios. De esta manera, se empieza a concebir a las minorías como un grupo cultural que tiene derecho a ser respetado desde el punto de vista de sus costumbres y valores, cuyas necesidades no están satisfechas.

El concepto de multiculturalismo se encuentra estrechamente vinculado con el concepto de tolerancia, ya que la plena convivencia de diferentes grupos étnicos, presuponen que se lleven a cabo un conjunto de relaciones muchas veces complementarias, pero también muchas veces de conflicto. Estas relaciones de conflicto son relaciones de poder, ya que existe en un Estado-nación el predominio de una de las culturas sobre las demás que existen.

Antonio Gramsci pensador italiano habla del concepto de hegemonía que justamente tiene que ver con el proceso a través del cual el grupo dominante hace que los demás grupos acepten su liderazgo, su proyecto social y su cultura como dominante. Ahora bien, este proceso de convencimiento se hace a través de la sociedad civil, es decir de instituciones como la familia, la escuela, la iglesia y sobre todo, los medios de comunicación.

Francisco Martínez en su texto denominado “internetnización” apunta en este sentido, que “La imposición de una cultura sobre otra, no está relacionado con el valor intrínseco de ésta, sino que depende más bien del control de los sistemas y medios de difusión”.


4. CONCLUSIONES


1. La sociedad de la información (la sociedad actual) se caracteriza sobre todo por la existencia, transmisión e intercambio de datos e información a través de las nuevas tecnologías y medios de comunicación, así también como por justificar todas las actividades desarrolladas en su seno, a partir de la razón.

2. La razón se manifiesta de dos formas: como razón subjetiva aludiendo a los procesos mentales del sujeto, y como razón objetiva, aludiendo a las acciones que transforman la realidad.

3. Si toda acción humana se fundamenta en la razón, es decir, es racional, entonces ésta se debe usar para la solución de problemas y la satisfacción de necesidades, o sea, para vivir mejor, en paz y en armonía. Luego entonces, la acción racional es eminentemente propositiva.

4. Para lograr sus propósitos, satisfacer sus necesidades y resolver sus problemas, el hombre necesita obligadamente llevar a cabo acciones y utilizar los medios más adecuados para ello. Estos medios pueden ser: el conocimiento científico, la tecnología y lógicamente, la racionalidad.

5. La tecnología entendida como un producto de la actividad racional (ya que quien la produce es el hombre) tiene que plantearse como principal propósito, el bienestar de la humanidad.

6. No obstante este planteamiento, existen muchas razones de peso para argumentar que el uso y aplicación de la tecnología a campos específicos, en muchas ocasiones ha estado determinada por intereses y propósitos que son ajenos al bienestar del ser humano, por tanto, esta tecnología ha sido utilizada por el hombre para hacerse daño así mismo, sin dejar de reconocer que también se ha sabido aplicar para mejorar en muchos aspectos de la vida.

7. Queda claro entonces, que no es la tecnología por si misma, la que ha causado daños a la sociedad y a la naturaleza, sino que ha sido la acción humana que utiliza y aplica la tecnología la que ha generado una diversidad de problemas.

8. El uso inadecuado de la tecnología ha causados daños irreversibles a la naturaleza provocando una permanente degradación medioambiental lo que a su vez ha tenido graves consecuencias sociales.

9. El deterioro ambiental como resultado del mal uso de la tecnología ha provocado la explotación irracional de los recursos, y ésta a su vez, ha generados problemas en el desarrollo de algunas actividades económicas, y al mismo tiempo, ha contribuido al incremento de la marginación, pobreza y la desigualdad social, sobre todo en países en vías de desarrollo.

10. La globalización por su parte, con todo y que se trata de un concepto que viene de la economía y que tiene que ver con la apertura comercial y la liberación de capitales, también ha tenido serias repercusiones a nivel de la sociedad. Diferentes grupos sociales se han visto afectados por este proceso empeorando los indicadores de I.D.H (Indicadores de Desarrollo Humano), es decir, sus niveles de educación, esperanza de vida, salud alimentación ingresos, etc.

BIOBLIOGRAFIA


1. Adorno Teodor y Horkeimer Max. (1969) La sociedad. Proteo, Argentina
2. Adorno Teodor y Horkeimer Max. (1979) Sociológica. Taurus. España
3.Guillochon, B.(2003) La globalización ¿un futuro para todos?. Larousse, España
4. Leff. E. (2002) Saber ambiental. Siglo XXI. México.
5. Marcuse, H. (1984) Razón y revolución. Alianza Editorial. España
6. Martínez, F. ¿A dónde vamos con los medios?
7. Martínez, F. Internetnización.
8. Martínez, F. El profesorado ante las nuevas tecnologías
9. Martínez, F. Algunas consideraciones sobre comunicación ante una enseñanza por medio de las nuevas tecnologías.
10.Marx, C. (1980) El capital tomo I. . F.C.E. México.
11.Osorio, J.(2004) El Estado en el centro de la mundialización. F.C.E. México
12.Piaget J.(1992) Seis estudios de Psicología.. Ariel, México.
13. Redclift, M. y Woodgate G. (2000) Sociología del medio ambiente. Mc Graw Hill, .España.
14.Ritzer G. (1999) Teoría sociológica contemporánea . Mc Graw Hill, España .
15. Schwartz H.y Jerry, J (2003).Sociología cualitativa, trillas, México.
16.Trejo, R. (2004) la sociedad de la información. UNAM. México
17. Weber M.(1979) Economía y sociedad. E. F.C.E. México.


* Licenciado en Sociología, Maestro en Tecnología Educativa, Estudiante del Doctorado en Tecnología Educativa por la Universidad de las Islas Baleares, Catedrático de la Licenciatura en Sociología de la Comunicación y Educación de la Unidad Académica de las Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Guerrero