Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 1, No. 3, trimestre julio - septiembre de 2005.

 

NUEVAS TECNOLOGÍAS Y EDUCACIÓN

Marco Antonio Basilio Loza*

RESUMEN


Existen diferencias significativas entre los medios de comunicación de masas y los medios de enseñanza, estas diferencias se manifiestan esencialmente en el significado que adquieren las fases de estructuración de sus programas y en sus intencionalidades
Las nuevas TICs pueden ser aplicadas fundamentalmente (que no exclusivamente) a tres aspectos de la realidad educativa: el aspecto organizacional-administrativo, el aspecto curricular y el aspecto pedagógico.
El uso de las nuevas TICs tendrá un impacto en diferentes dimensiones del ámbito escolar: modificarán las características de los procesos de formación, el rol de los profesores y estudiantes y las formas tradicionales de organización y administración escolar.
Una de las medidas que se deben considerar para facilitar la incorporación de las NT al campo educacional es asegurar su presencia, lo que nos remitirá al asunto de la brecha digital , es decir, a la desigualdad que existe entre las escuelas que pueden acceder a estas tecnologías y las que no pueden acceder a ellas. Esto ampliará de manera importante no sólo las diferencias en cuanto a la cantidad de lo que los alumnos aprenden, sino también de sus aspectos cualitativos.

1. INTRODUCCIÓN


Se han escrito una gran variedad de documentos que reconocen la enorme importancia que están asumiendo las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación en la sociedad de la información. Manuel Castells, Julio Cabero, Francisco Martínez, Jesús Salinas, Juan de Pablos, Pere Marqués, entre otros intelectuales españoles han destacado con enorme claridad el rol tan importante que juegan y jugarán las nuevas tecnologías en la sociedad actual. Desde nuestro punto de vista no existe ninguna duda de que hoy en día las TICs han cobrado relevancia y están teniendo fuertes implicaciones en diferentes ámbitos de la sociedad, especialmente en el educativo.
Teniendo como punto de partida el papel protagónico de las TICs, nos proponemos sólo abordar aquellas implicaciones que resultan de su aplicación al campo escolar. De esta manera, podemos plantear tres grandes interrogantes que serán objeto del presente trabajo:

1. ¿En que aspectos de la realidad educativa pueden ser utilizadas las nuevas TICs?
2. ¿Qué implicaciones traerá el uso de las nuevas TICs en diferentes aspectos de la realidad escolar?
3. ¿Qué medidas debemos tomar para incorporar las nuevas tecnologías al ámbito educativo?

Antes de proceder a contestar tales preguntas consideramos no sólo pertinente, sino necesario, hacer algunas precisiones que nos ayudarán a entender con mayor claridad las respuestas a los problemas planteados.
Debemos primeramente hacer una doble distinción; por un lado, se hace conveniente distinguir entre los medios de comunicación de masas y los medios de enseñanza, y por otro , es oportuno también establecer la diferencia entre lo que son las nuevas TICs y las tecnologías tradicionales.

En relación con la primera distinción consideramos que no existe ninguna diferencia en cuanto a la estructura física o arquitectónica de los medios, es decir, la televisión, la radio, el ordenador, el CD, el cine, la videocasetera, el DVD, etc., conservan las mismas características arquitectónicas si se aplican o no al contexto escolar. La diferencia estriba básicamente en dos cosas; en primer lugar, en el significado que adquieren los procesos de diseño, producción, postproducción y evaluación. No es lo mismo elaborar un programa para la televisión concebido como mass media, que elaborar un programa usando el mismo medio para un proceso de formación; en segundo lugar, la intencionalidad de ambas aplicaciones es diferente, mientras los medios de comunicación de masas se plantean como finalidad lograr una persuasión con fines comerciales, los medios de enseñanza se proponen lograr la adquisición de habilidades, destrezas y competencias.

Sobre la segunda distinción dejaremos de lado la discusión que existe en torno a si es apropiado o no, el uso del término nuevas tecnologías (NT). Consideramos que si bien es cierto que la utilización de éste ha generado algunas controversias, y en ocasiones actitudes de rechazo hacia el mismo, también es cierto que es el término que comúnmente se ha usado para llevar a cabo la comparación que pretendemos.
Empezaremos por identificar de una manera concreta a las Tecnologías de la Información y Comunicación que pueden ser catalogadas como nuevas y aquéllas que pueden entenderse como tradicionales. Algunas de las NT serían las siguientes: la televisión por cable y vía satélite, el CD-ROM, el DVD, multimedia, hipertexto, hipermedia, el Internet, el correo electrónico, telemática, videoconferencia etc., por su parte, las tecnologías tradicionales serían fundamentalmente: la televisión convencional, el cine, la radio, el teléfono, la imprenta y sus derivados como la prensa y la máquina de escribir. También se pueden considerar dentro de estas tecnologías tradicionales a las que apenas hace dos décadas eran consideradas como nuevas: el video y la informática.
Otra de las grandes distinciones entre ambos tipos de tecnología es que permiten diferentes opciones de comunicación. Mientras las tecnologías tradicionales se preocupan sobre todo por la entrega directa de los mensajes que ostentan un significado para los perceptores ( en el que éste asume obligadamente un papel más pasivo) las NT ponen mayor atención al manejo y acceso libre de grandes volúmenes de datos en el que el perceptor asume un rol más dinámico, ya que por ejemplo, en los hipertextos e hipermedias se accede a la información no de forma lineal o secuencial, sino que es él quien decide la ruta que seguirá, ya que estas tecnologías presentan varias alternativas y trayectorias para su uso. En este sentido, el perceptor es quien selecciona y decide que secuencia seguirá y que uso le dará de acuerdo con sus expectativas e intereses.
Por otra parte, las NT debido a su alto nivel de interactividad e instantaneidad, permiten el rompimiento de las barreras espacio temporales, pudiendo comunicar a las personas de diferentes nacionalidades y diversas culturas, favoreciendo con ello, la multiculturalidad y la transcultuaralidad.

Ahora bien, dentro de las características más distintivas de las NT podemos considerar las siguientes: la primera de ellas es que se han erigido sobre la base de las tecnologías tradicionales, lo cual quiere decir que comúnmente no las suplen, sino las retroalimentan. Así por ejemplo, el sistema multimedia que se constituye sobre la base de la mezcla entre imagen, sonido y lenguaje escrito, no es más que el resultado de una combinación de algunas propiedades tecnológicas que poseen la televisión, el cine y la radio ; de la misma manera el correo electrónico y el Internet es el resultado de la mezcolanza entre la red telefónica y la computadora, aunque más recientemente este tipo de servicio se está ofreciendo a través de cable o vía satelital.

La segunda característica es la capacidad que tienen para construir mensajes sin la necesidad de que existan para ello elementos reales. Así por ejemplo, se han elaborado programas informáticos con los cuales se pueden crear imágenes y sonidos sin necesidad de que existan realmente instrumentos musicales y los recursos materiales que se requieren para el dibujo, esto es, pinturas, pinceles, etc.

La tercera de sus características es el gran nivel de feed back que poseen. Los usuarios aun cuando se encuentren en lugares distantes pueden comunicarse eficientemente e intercambiar imágenes, ideas, experiencias y documentos relativamente extensos al mismo tiempo. La comunicación de ida y vuelta es lejana e instantánea con lo cual las barreras geográficas y de tiempo tienden a desaparecer. .

Su cuarta característica es la gran potencialidad que ostentan para convertir nuestro lenguaje a códigos numéricos, lo que permite el manejo, la utilización y la distribución de grandes volúmenes de información.

La quinta característica se refiere a su versatilidad, ya que pueden fácilmente desempeñar varias funciones, desde la simple transmisión de información, hasta la decodificación de la misma.


2. ASPECTOS DE LA REALIDAD EDUCATIVA EN LAS QUE PUEDEN SER UTILIZADAS LAS TICs


En esta sección intentaremos responder a la primera pregunta que planteamos inicialmente: ¿En que aspectos de la realidad educativa pueden ser aplicadas las nuevas TICs?
No existe ninguna duda y por ello no entraremos en detalle sobre este tema, que una de las intencionalidades de la introducción de las NT al mundo educativo es la de eficientar los procesos que allí se llevan a cabo, tratando de ajustar sus características a las exigencias de la nueva sociedad del siglo XXI.
De esta forma, en la vida escolar se presentan desde nuestra apreciación fundamentalmente tres grandes campos que las TICs pueden ayudar a mejorar, sin dejar de reconocer que puedan existir otros que no se encuentren incorporados en la lista que proponemos y con el riesgo de caer en cierta reducción, ellos son:

1. El campo de la organización y gestión escolar.
2. El campo curricular
3. El campo pedagógico

Dentro del primer ámbito, las NT pueden utilizarse para construir base de datos en relación a la matrícula, llevar un control de los grupos académicos, realizar cálculos sobre tasas de reprobación, aprobación, deserción, elaborar informes de las actividades académicas de la institución, ejecutar inventarios sobre los recursos con los que se cuentan, diseñar sistemas de planeación escolar y llevar un control de las calificaciones del alumnado…….

En el punto dos, estamos hablando del diseño de currículos alternativos que funcionarán a través de los entornos virtuales de aprendizaje (EVA). La utilización de los EVA supone un proceso de formación muy diferente al convencional ya que la aplicación de las TICs en este campo determinará la existencia de nuevos modelos de comunicación, a la vez que flexibilizarán los procesos de formación, generando cambios en las actitudes de los agentes educativos y del ambiente escolar.

Por último, en el campo pedagógico incorporamos todo lo que tiene que ver con la metodología de enseñanza del docente y sus estrategias didácticas. Consideramos que las TICs aplicadas a este ámbito pueden mejorar la práctica del docente y también las habilidades cognitivas de los alumnos. Concretamente, pueden ser utilizadas como instrumento para obtener más y mejores conocimientos, desarrollar su inteligencia y como medio de expresión y de creación.

Ahora bien, bajo el entendido de que el proceso pedagógico es básicamente un proceso de comunicación, las NT puede ser utilizadas en todas las fases que lo componen. Pueden ser incorporadas por los docentes como recurso didáctico, pueden también ser utilizadas por los estudiantes como fuente de obtención de datos o como instrumento para procesar información, y pueden finalmente ser usadas por ambos como canal de comunicación.

Pere Marqués (2000) señala que las funciones de las TICs en la educación son las siguientes:

1. COMO MEDIO DE EXPRESION Y CREACIÓN. Se utilizan para escribir, dibujar, elaborar materiales para exposiciones y construir paginas web. Para ello, se usan concretamente los procesadores de texto, editores de imagen, de video, de sonido y de páginas web, power point, y otros programas orientados al desarrollo de estas habilidades.

2. COMO CANAL DE COMUNICACIÓN. Tiende a facilitar el proceso de comunicación, esto es, a promover el trabajo colaborativo e intercambio de opiniones, experiencias y materiales. Las tecnologías útiles para lograr estos propósitos fundamentalmente son: el correo electrónico, Chat, forums, videoconferencias, etc.

3. COMO INSTRUMENTO DE PRODUCTIVIDAD PARA EL PROCESO DE INFORMACIÓN. Se propone crear base de datos, realizar cálculos, preparar informes, planificar actividades. Los instrumentos apropiados para llevar a cavo estas acciones son: la hoja de calculo, programas para crear base de datos, procesadores de texto, lenguajes de programación, programas para el tratamiento digital de imagen y sonido.

4. COMO FUENTE ABIERTA DE INFORMACION Y DE RECURSOS. Se utilizan básicamente para búsqueda y localización de información. Las tecnologías más comunes para el desarrollo de esta activad son: el CD ROM, el DVD, páginas Web, bibliotecas digitales en Internet, banco de datos digitales y enciclopedias electrónicas.

5. COMO INSTRUMENTO COGNITIVO. Contribuyen al desarrollo cognitivo de los estudiantes y a potenciar ciertos procesos mentales: memorización, reflexión crítica, inducción ydeducción. Los instrumentos tecnológicos más adecuados para el desarrollo de estas habilidades cognitivas son: sistemas multimedia interactivos, hipertextos e hipermedia.

6. COMO INSTRUMENTO PARA LA GESTIÓN ADMINISTRATIVA Y TUTORIAL. Se orientan a mejorar la organización y gestión escolar. Entre las tecnologías más comunes que son apropiadas para el desarrollo de tales tareas podemos citar a aquellos programas específicos para la gestión de centros y seguimiento de tutorías, Web del centro con formularios para facilitar la realización de trámites on line.

7. COMO MEDIO DIDACTICO Y LA EVALUACION. Se orientan fundamentalmente a mejorar el aprendizaje de los alumnos y la evaluación del mismo. Para ello se pueden utilizar materiales didácticos multimedia, videos digitales, presentaciones, programas de televisión por cable o satelital.

8. COMO SOPORTE DE NUEVOS ESCENARIOS FORMATIVOS. Sirven para el diseño de currículos alternativos basados en modelos flexibles ya distancia. Las tecnologías utilizadas para tal fin, pueden ser: entornos virtuales de aprendizaje y videojuegos.

3. IMPLICACIONES DEL USO DE LAS NUEVAS TICs EN EL ÁMBITO ESCOLAR


Intentaremos ahora responder a la segunda interrogante: ¿Qué implicaciones traerá el uso de las NT en diferentes aspectos de la realidad educativa?
Con la utilización de las NT algunas modificaciones tendrán que ser obligadas en diferentes dimensiones de la vida escolar. Habrá cambios en las características y actitudes de los agentes educativos, concretamente de los alumnos y los docentes; habrá cambios en la manera de concebir a los procesos de formación y en la forma de organizar los centros escolares.

En relación con el aspecto estudiantil, comenzaremos por afirmar que se requiere de un tipo de alumno que se encuentre altamente familiarizado con las nuevas TICs. El nuevo modelo de estudiante necesita de competencias específicas congruentes con las exigidas por la nueva sociedad de la información: pensamiento crítico, capacidad para el trabajo independiente, capacidad para la solución de problemas, autorreflexión, actitud responsable, capacidad para organizar hechos, capacidad para distinguir entre ideas primarias y secundarias. En términos generales, el uso de las NT demanda un alumno preparado para aprender de forma autónoma e independiente.
Un planteamiento parecido lo hace Cabero(1996:23) al señalar que “las NT requieren de un nuevo tipo de alumno, más preocupado por el proceso que por el producto, preparado para la toma de decisiones y elección de su ruta de aprendizaje; en definitiva preparado para el autoaprendizaje, lo cual abre un desafío para el sistema educativo, preocupado por la adquisición y memorización de información y la reproducción de la misma en función de los patrones previamente establecidos”

En relación con los profesores las NT producirán cambios en su práctica docente, en sus actitudes y en el papel que asumirán dentro del proceso de formación. Los maestros tendrán que abandonar la resistencia al uso de las NT y tendrán que asumir una actitud de aceptación de las mismas, procurando primeramente conocerlas, para posteriormente aplicarlas. Esto presupone un proceso de capacitación previa en el que el docente tendrá que aprender las funciones básicas de las TICs y adquirir los conocimientos suficientes para poder utilizarlas como un recurso didáctico orientado a mejorar, por un lado su enseñanza, y por otro , el aprendizaje de sus alumnos.

En términos generales, la formación y el perfeccionamiento de los maestros en relación a las TICs se podrá llevar a cabo de dos grandes formas: debe aprender sobre las TICs y debe aprender de y con las TICs. La primera presupone que el profesorado debe adquirir las habilidades, destrezas y conocimientos que le permitan un manejo eficiente de estas tecnologías, la segunda, llevaría a entender a las TICs como un recurso didáctico destinado a la mejora del proceso de formación en general. De este modo, el papel que desempeñará el profesorado en el proceso educativo con el uso de las TICs será un papel menos protagónico, ya que pasará a ser de un simple transmisor de conocimientos a un facilitador de los mismos.

Ahora bien, si las NT cambian el papel del maestro y del alumno, necesariamente se modificarán las características de los procesos de formación. En este sentido, estamos hablando de un proceso educativo en donde el conocimiento no será aportación exclusiva del docente, y el alumno por su lado, no se concebirá como un simple recipiente en donde se vierte la información.

En relación con este punto, Cabero(1996:23) nos plantea : “las NT aportan un nuevo reto al Sistema educativo, y es el pasar de un modelo unidireccional de formación, donde por lo general los saberes recaen en el profesor o en su sustituto, el libro de texto a modelos más abiertos y flexibles, donde la información situada en grandes bases de datos, tiende a ser compartida por diversos alumnos. Por otra parte, se rompe la exigencia de que el profesor este presente en el aula y tenga bajo su responsabilidad un único grupo de alumnos”

Estamos asumiendo con esto, que las NT producirán (de hecho ya lo están haciendo) una enorme impacto en los procesos de formación. Estos asumirán nuevas características antes no vistas, ya que se eliminarán las barreras espacio temporales que determinan actualmente los procesos de enseñanza-aprendizaje. Los procesos de formación podrán llevarse a cabo no solamente como se han venido haciendo. Esto es, a través de la modalidad presencial, sino también bajo la modalidad a distancia con un alto nivel de interactividad.

Salinas señala que el concepto de educación a distancia (2005:7)“se refiere a aquellas situaciones de aprendizaje donde normalmente el profesor y los alumnos no se encuentran físicamente presentes allí donde la educación tiene lugar, y como consecuencia directa de esta operación, el aprendizaje a distancia se basa en el uso de los diferentes medios técnicos o mecánicos como elementos vehiculadores de la información y comunicación”.

Es cierto que la educación a distancia, no es nueva y que ya han pasado varias generaciones en su desarrollo. Sin embargo, en ninguna de ellas se ha utilizando una tecnología con el nivel de interactividad que proporcionan las NT.
Los sistemas de educación a distancia necesariamente tendrán que utilizar NT, concretamente los entornos virtuales de aprendizaje (EVA) que permiten un nivel de interactividad bastante elevado y suponen fundamentalmente dos grandes formas de relación entre docente y estudiantes: por un lado, mismo tiempo y distinto lugar, y por otro, distinto tiempo mismo lugar. .

De acuerdo con Salinas (2004:190) un entorno de enseñanza aprendizaje virtual “es el escenario físico donde un alumno o comunidad de alumnos desarrollan su trabajo, incluyendo todas las herramientas, documentos y otros artefactos que pueden ser encontrados en dichos escenarios, es decir, escenario físico, pero también las características socio-culturales para el trabajo”
La utilización de los EVA llevan a la flexibilización de los procesos de formación, es decir, implican una enseñanza flexible y un aprendizaje flexible.

El aprendizaje flexible de acuerdo con Moran y Myrlinger (2000) se refiere a “los enfoques de enseñanza y aprendizaje centrados en el alumno con grados de libertad en tiempo, lugar y métodos de enseñanza y aprendizaje, y que utilizan las tecnologías apropiadas en un entorno en red”.
Los procesos de formación flexible pueden ocurrir tanto en un sistema presencial como un sistema no presencial, pero en ambos casos, las TICs juegan un papel importante.

Las características principales del proceso de aprendizaje flexible de acuerdo con Moran y Myrlinger son:

- Aplica a la enseñanza y el aprendizaje en cualquier lugar que estos ocurran, on campus, off-campus y cross-campus.
- Libertad de lugar, tiempo, métodos y ritmo de enseñanza y aprendizaje
- Es centrado en el alumno más que centrado en el profesor
- Busca ayudar a los estudiantes a convertirse en independientes en su aprendizaje a lo largo de toda su vida.
- Cambia el rol del profesor quien pasa a ser mentor y facilitador del aprendizaje

De acuerdo con RACE (1994) también citado por Salinas un sistema de enseñanza flexible es el que permite:

- Acomodarse directamente a las formas en que la gente aprende naturalmente
- Apertura a diferentes necesidades y lugares de aprendizaje
- Abrir varias opciones y grados de control del usuario
- Basarse en materiales de aprendizaje centrados en el alumno.
- Ayudar a que los usuarios se atribuyan el mérito de su aprendizaje.
.
Como se observa en el aprendizaje flexible sea cual sea su modalidad, si es presencial, semipresencial o a distancia, las decisiones son tomadas por el estudiante, si se realizará o no, el qué, el cuándo, el dónde y el cómo, lo determinará el alumno.

4. MEDIDAS QUE DEBEMOS ADOPTAR PARA LA INCORPORACIÓN DE LAS NUEVAS TICs


Trataremos ahora de responder a la tercera y última interrogante: ¿Qué medidas debemos tomar para incorporar las nuevas tecnologías al ámbito educativo? Cabero (1998) indica que para facilitar la incorporación de las NT al campo educacional es necesario: asegurar su presencia, capacitar al profesorado, eliminar las viejas creencias fundadas en las pedagogías heteroestructuralista y abandonar las formas tradicionales de gestión y organización escolar.

Es pertinente aclarar que por ahora de las cuatro medidas mencionadas, solo nos concretaremos a realizar una reflexión en torno a la primera de ellas, esto es, a la cuestión de la presencia de las NT en el terreno de la educación.
Llevar las NT al campo educacional es una tarea difícil si se toma en cuenta que esto depende sobre todo de factores económicos y socio-culturales. Debido a esta situación las Nuevas TICs no se están introduciendo con igualdad en diferentes contextos y se esta produciendo cierta marginalidad en su utilización. Algunos han llamado a este fenómeno “la brecha digital” o “divisoria digital”. Mientras unos pueden contar con las NT, otros no lo pueden hacer. Internet por ejemplo, es accesible para algunos países, pero para otros no; es accesible para algunas regiones de un país, pero otras se encuentran excluidas de su uso; es accesible para unos grupos sociales, mientras que para otros su utilización es prácticamente imposible.

De acuerdo con Castells (2003: 327)” para septiembre del 2000, sobre un total de 378 millones de usuarios de Internet (que representaban el 6.2% de la población mundial), el 42% de los usuarios estaban en Norteamérica, el 23.8% en Europa, mientras que en Asia se hallaban un 20.6% del total (Japón incluido), América Latina el 4%, Europa del Este el 4.7%, Oriente Medio un 1.6% y África un exiguo o.6%”
Se observa que la penetración de Internet es mucho menor en los países en vías de desarrollo que en los países desarrollados.

Esta desigualdad también se expresa en relación con el uso de Internet en los centros educativos, así por ejemplo, para el año 2001 en los Estados Unidos el 100% de las escuelas estaban conectadas a Internet, mientras que en México con el presupuesto destinado a este rubro difícilmente se podrían alcanzar los números logrados por aquel país, ya que por ejemplo en el año 2002, de los 273 mil millones de pesos asignados como presupuesto para la educación, sólo 914 mil millones fueron aplicados a al campo de las tecnologías de la información y la comunicación, cifra que es ciertamente insuficiente para dotar de este servicio a todas las escuelas que conforman al sistema educativo mexicano.

En relación con el uso del ordenador en Finlandia existe un promedio de 7 alumnos por cada equipo de cómputo, en los Estados Unidos el promedio es de 6, mientras que en el Estado de Chiapas, uno de los estados más pobres y marginados de México existe un promedio de 1924 niños por cada equipo de cómputo. Pese a estas condiciones, el país pugna por mantenerse en una competencia desigual con los países llamados del primer mundo. Los esfuerzos se observan en la implantación de algunos programas que pretenden elevar la calidad de la educación con el uso de la tecnología educativa: la red escolar, edusat y enciclomedia, son los casos más significativos.

El problema de fondo es que las asimetrías entre países, regiones, municipios, provincias y escuelas hace más grande la divisoria digital, la marginalidad y la exclusión social, con lo que se diluyen las posibilidades de construir modelos de sociedad basadas en la participación, el beneficio colectivo y la igualdad. Además, este fenómeno impacta de manera significativa a los resultados del proceso educativo, concretamente al aprendizaje y al aprovechamiento escolar.
Al respecto Castells (2003: 325-326) señala que este impacto es resultado de cuatro condiciones: “primero, porque las escuelas están territorial e institucionalmente diferenciadas racial y socialmente; y existe una diferencia considerable entre colegios en cuanto a la tecnología. En segundo lugar, para el acceso de Internet hacen falta mejores profesores, pero la calidad de los profesores (a pesar de su motivación individual, generalmente muy alta en las escuelas más pobres) está desigualmente distribuida entre escuelas. En tercer lugar, la pedagogía diferencial de las escuelas separa a los sistemas centrados en el desarrollo intelectual y personal del niño de aquellos fundamentalmente preocupados por la capacidad de mantener la disciplina, guardar a los niños (mas que educarlos) y entretenerlos hasta que acaben su escolarización………….En cuarto lugar, en ausencia de una formación adecuada del profesorado y de una reforma pedagógica de las escuelas, las familias asumen una gran parte de la responsabilidad de la educación de sus hijos y de ayudarles a moverse dentro de este nuevo mundo tecnológico. Aquí, la presencia del acceso a Internet desde casa y de unos padres con cierto nivel educativo que tengan la capacidad cultural para orientar a sus hijos(aprendiendo a menudo los usos de Internet junto a ellos) marca una clara diferencia”

De lo anterior se desprende la idea de que los educandos de aquellos países que tengan mayor acceso, utilicen y manejen con más eficiencia la tecnología educativa, estarán en mejores condiciones de obtener un mejor nivel de aprovechamiento y un mejor nivel de competitividad, que los que tienen más dificultades para aplicarla y utilizarla. En este sentido, existen evaluaciones realizadas a escolares pertenecientes a diferentes países de la OCDE que ponen de manifiesto las grandes desigualdades. Citaré como ejemplo la que se llevó a cabo en el año 2000 en donde participaron 31 países de esta organización.
En este proceso se examinaron a estudiantes en las áreas de comprensión lectora, matemáticas y ciencia, obteniendo los primeros lugares: Finlandia en comprensión lectora con 546 puntos, Japón en matemáticas con 557 y Corea en ciencia con 552. Cabe destacar que Japón en comprensión lectora ocupó el séptimo lugar con 522 puntos y en ciencias el segundo con 550. Por su parte, Finlandia, en matemáticas se ubicó en el cuarto sitio alcanzando un puntaje de 535 y en ciencia el tercero con 538. Es decir, tanto Japón como Finlandia están considerados dentro de los primeros planos en las tres áreas evaluadas.
México por su parte, quedó en el penúltimo lugar en las tres áreas evaluadas, sólo después de Brasil quien no es miembro de la OCDE, pero que asistió a esta evaluación como invitado. Nuestro país obtuvo los siguientes puntajes: en comprensión lectora 422 puntos, en matemáticas 387 y en ciencia 442. Resultados que se encuentran muy por debajo de la media.

Los datos arriba citados parecen demostrar que aquellos países que acceden y aplican la tecnología al ámbito educativo de forma más eficiente y en mayores proporciones, son los países que obtienen los mejores resultados educativos que aquéllos que tienen problemas, tanto para su acceso como para su aplicación. Sin duda habrá países que tienen una gran capacidad de acceso a las tecnologías y que no aparecieron dentro de los primeros planos de la evaluación citada; pero esto posiblemente se deba a la escasa formación recibida por los profesores sobre el uso de la tecnología en su actividad docente. Bolt y Crawford (2000) citado por Castells (2003: 324) indicaron en uno de sus estudios “que los usos del Internet y de la tecnología en general, son todo lo eficientes que lleguen a ser los profesores que las utilizan”

Con esto, no se pretende ser determinista, se sabe que existen otros factores explicativos del rendimiento escolar, y que cada país es una realidad diferente, pero el uso de las nuevas TICs juega hoy en día un papel neurálgico en la adquisición de conocimientos, aptitudes, competencias y valores que de manera cotidiana se reproducen en la escuela.


5. REFRENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Cabaero J (1996): Nuevas tecnologías, comunicación y educación, revista electrónica EDUTEC, UIB, Palma de Mallorca, España.
2. Cabero, J (1998): Uso e integración de los medios audiovisuales y las nuevas tecnologías en el currículo, en PEREZ, R. (coord) Educación y tecnologías de la comunicación, Oviedo, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Oviedo.
3. Cabero, J y otros (1996) La influencia de las TIC en los entornos de formación: desafíos, retos y preocupaciones, revista de comunicación y pedagogía No.175, Universidad de Sevilla.
4. Castells, M (2003) La galaxia Internet, de bolsillo, Barcelona España.
5. Castells, M (2004): La era de la información tomo II, Siglo XXI, México.
6. Marqués, P (2000): Impacto de las TIC en educación: funciones y limitaciones, Departamento de Pedagogía Aplicada de la UAB, España.
7. Salinas, J (2005) La formación flexible entre la enseñanza presencial y la educación a distancia: modelos y experiencias, UIB, Palma de Mallorca, España.
8. Salinas, J y otros (2004). Tecnologías para la educación, Alianza editorial, España.


* Licenciado en Sociología, Maestro en Tecnología Educativa, Estudiante del Doctorado en Tecnología Educativa por la Universidad de las Islas Baleares, Catedrático de la Licenciatura en Sociología de la Comunicación y Educación de la Unidad Académica de las Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Guerrero