Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 1, No. 4, trimestre octubre - diciembre de 2005.

 

Educación para los medios

Flor Gaytán Lagunas*

Los profesores tenemos que competir con diversos factores del entorno para lograr que los alumnos se interesen por adquirir el conocimiento que les servirá para modelar sus vidas. Uno de los competidores más fuertes que tiene el sistema formal de educación son los medios masivos de comunicación, porque su estructura, lenguaje y mensajes están diseñados para identificarse con los deseos de los segmentos de la audiencia. Es ahí donde radica el mayor reto de un educador, que en adelante llamaré asesor, porque cada individuo o estudiante decide qué temas son de su interés, y el maestro finalmente es un orientador o mediador.

El movimiento pedagógico internacional de Educación para los Medios surge como un reconocimiento de dicha competencia, entre la escuela y los medios masivos, es común escuchar entre los alumnos frases que se dicen en los programas de televisión, o de canciones escuchadas en la radio. Y en contraste cuando se trata de verificar que el tema que se ha tratado durante un mes ha sido explicado de manera satisfactoria son muy pocos lo estudiantes que comprendieron el módulo.

La Educación para los Medios comenzó a impartirse en Inglaterra en los años treinta, donde se utilizó el cine en la enseñanza, posteriormente se incluyeron los otros medios. La primer intención para educar para los medios fue diferenciar entre un buen producto de comunicación y uno de mala calidad, pero este paradigma llamado Arte Popular fracasó, porque el profesor era quien decidía en relación con sus preferencias qué programa televisivo o película merecía un buen calificativo.

Posteriormente la semiótica se encargó de establecer los principios de la educación audiovisual para hacer una lectura crítica de los mensajes, que se consideraron por primera vez como una representación de la realidad y no de un reflejo de ésta. Así el profesor fue relevado de su rol de administrador de la información y se convirtió en intermediario entre el alumno y los medios de comunicación, para que el estudiante busque el conocimiento por iniciativa. 1

En Inglaterra partir de 1988 la reforma educativa incluye en la curricula nacional la asignatura de Educación Sobre Medios de Comunicación, en Australia desde los años setentas se estudia en el nivel de primaria y secundaria las formas y lenguajes de los medios de comunicación, se hacen análisis de audiencia y de los mensajes.

También en Canadá existe una Guía para la Enseñanza de los Medios, en primaria y secundaria orientado a maestros, padres de familia y alumnos; en España se desarrolla programas de formación para profesores y para los alumnos se diseñaron módulos para estudiar aspectos de los medios como: lenguaje, educación artística y visual, imagen y expresión, procesos de comunicación y comunicación audiovisual.

En Francia, se lleva a cabo el programa Joven Telespectador Activo que incorpora a los medios en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Asimismo en Latinoamérica, en los países como Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Venezuela, Uruguay y México se desarrolla programas que fomentan la crítica y análisis del receptor frente a los mensajes de los medios de comunicación.

En México las asociaciones Mejor Televisión para niños, el Taller de metodología en la lectura crítica, del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), Televidentes Alerta y la Televisión y los Niños, del Consejo Nacional de Población, han dirigido sus esfuerzos a concientizar a padres de familia y maestros a usar la televisión en forma positiva. 2

La educación para los Medios dirigida hacia los profesores por parte del Instituto Latinoamericano de Comunicación y Educación y de la Universidad Pedagógica Nacional, es una aportación significativa hacia este movimiento, porque al realizar cursos y talleres en coordinación con las secretarías de educación de las entidades federativas se difunde este nuevo enfoque de enseñanza.

R e f l e x i o n e s


Al observar el video donde una profesora aprovecha el consumo de medios de comunicación por parte de sus alumnos para enseñarles ortografía recordé cómo utilicé los productos noticiosos sobre la erupción del volcán Popocatépetl para entusiasmar a mis alumnos e interesarlos en el proceso de formación de un volcán y de su erupción, de hecho realizamos un periódico mural con recortes de los periódicos y cada equipo diseñó una maqueta de un volcán al que le pusieron agua con bicarbonato y pintura roja para simular la lava o luces de bengala para representar la erupción.

Cabe mencionar que estudié la licenciatura en Comunicación y actualmente imparto la clase de geografía en una escuela secundaria pública. El perfil educativo que tengo me ha ayudado a utilizar los medios masivos de comunicación para mis clases, aún sin proponérmelo conscientemente, a menudo platico con mis alumnos de programas de radio, televisión, películas y hacemos lecturas de noticias de periódicos, cuando se relacionan con el tema de la clase.

Por ejemplo, cuando abordé el tema de la tectónica de placas y leyeron cuáles son los fenómenos que provoca el movimiento de las placas tectónicas el tema fue recibido con indiferencia, a los pocos días tembló en Centro América causando desastres en El Salvador , todos los noticiarios hablaban del suceso y los niños también lo comentaban entre ellos, así aproveché para ejemplificar y aclarar el tema de la tectónica de placas, poco después el tsunami que azotó las costas de Asia generó un gran interés entre los estudiantes, ya que el fenómeno fue explicado detalladamente en los medios de comunicación.

Tiempo después estudiamos el ciclo hidrológico y propuse como tarea ver los noticiarios para saber en qué países estaba lloviendo con intensidad. De hecho las lluvias habían causado incomodidades en la ciudad y también fue un excelente ejemplo para la clase sobre la clasificación de los climas donde identificamos que vivimos en una región templada con lluvias en verano. En este caso, también he recurrido al uso de noticias sobre huracanes, especialmente ahora que Katrina y Stan provocaron grandes desastres en diferentes países de nuestro continente.


El tema de las regiones naturales ha sido un tanto difícil de abordar en el salón de clases, sobre todo porque los niños con los que trabajo pertenecen a una zona rural que difícilmente realiza viajes o sale de vacaciones que les permitan conocer otras regiones geográficas, así que nos tenemos que remitir a fotografías o dibujos que ellos mismos hacen a partir de las descripciones que hace el libro de texto.

Consumo de medios


Sobre los hábitos de consumo de los estudiantes, pude detectar en el año escolar anterior que la gran mayoría de mis alumnos ven las telenovelas obviamente por la influencia de las amas de casa, porque en la zona rural son escasas las mujeres que salen de sus hogares a trabajar así que dedican las tardes a ver televisión.

Uno de los programas más populares entre los estudiantes es La hora pico, en donde los conductores realizan un programa de concursos de imitaciones, es común que los alumnos utilicen frases que escuchan en la televisión y crean en toda la información que se les transmite, al respecto el conocer el proceso de producción de radio y televisión me ha dado los elementos necesarios para explicarles que los medios de comunicación utiliza arquetipos, como el profesor flojo, la maestra regañona, la niña tonta, el niño inteligente, el gordo, el líder y otros, pero que en la vida real las personas no somos así y que el imitarlos es participar en el juego de los medios de comunicación, en lugar de que cada individuo se forme su propia personalidad.

Muy pocos alumnos ven los noticiarios, sólo cuando sucede algún desastre o aparecen noticias curiosas, la información merece un comentario entre clases sobre todo cuando coincide con los contenidos de la clase.

Entre los niños se observa que los juegos televisados de futbol ocupan un lugar predominante en el consumo de medios, en relación a esto puedo compartir una experiencia, donde utilicé la afición de los estudiantes para que se aprendieran la ubicación de los entidades federativas y sus capitales estableciendo una relación con los equipos de fútbol.

Con respecto al consumo de radio y música entre los niños lo más popular es la música grupera y la llamada pop, especialmente la interpretada por grupos de adolescentes y jóvenes., en consecuencia escuchan las estaciones de radio que programan este tipo de música, o compran casetes piratas ya que no tienen poder adquisitivo para comprar discos o casetes originales.

Los video juegos ocupan otra parte importante del consumo, ya que especialmente los niños dedican varias horas al día y dinero en jugar en los negocios que están afuera de la escuela y cerca de sus casas.

El consumo de medios que realizo personalmente se inclina hacia la televisión con un promedio de dos a tres horas diarias, una hora de video juegos en mi computadora personal, dos películas en el cine por semana, la lectura de una revista a la semana y una lectura de veinte minutos los periódicos locales casi a diario, el consumo de libros puede variar dependiendo de la obra que se trate y del interés que provoque en mí, pero en promedio utilizo una hora y escucho música y radio mientras manejo actividad en la que utilizo en promedio dos horas diarias o más.

En pocas ocasiones veo los noticiarios en la televisión porque los considero superfluos, cuando llego a ver un programa completo coincide con la hora de la cena y si me interesa algún tema nacional prefiero consultarlo en la página en Internet de el periódico Reforma y si se trata de alguna noticia local en el periódico El Sur, que también consulto por Internet.

En realidad utilizo casi todo el día en consumir mensajes de los medios masivos tanto por gusto, como para elaborar mi trabajo como guionista para un programa de Cultura Electoral que se transmite en el Sistema Estatal de Radio y Televisión de Guerrero y para impartir las clases de Guionismo de Radio y Televisión en la Universidad Autónoma de Guerrero.

Propuesta


En muchas escuelas se están instalando las aulas de medios pero la cobertura no es total y sólo consiste en dotar de computadoras a la escuela. Estas aulas de medios pueden ser suplidas por clases especiales en donde se aborden temas para entender el funcionamiento de los medios de comunicación, esto sería posible al capacitar a los maestros por medio de los jefes de enseñanza.

Por ejemplo hace falta que los estudiantes reconozcan a la televisión y a la radio como empresas que estructuran su programación para vender productos a cada tipo de público. Explicarles que cualquier programa que ven no podría existir sin los anunciantes y que todo lo que se transmite está diseñado para que el espectador desee comprarlo.

También es necesario que puedan identificar en la televisión, la radio y en el periódico qué es una noticia y diferenciarla de una opinión, porque muchas veces influye más un comentario personal que los datos recopilados de manera periodística.

Considero que ese sería un buen principio para educar para los medios, posteriormente se podría enseñar a producir noticieros radiofónicos con la ayuda de una grabadora reportera o ensayar programas de televisión en el salón si no es posible realizarlos por falta de equipo de grabación.

Finalmente es necesario introducir a los alumnos en el mundo de Internet, se les puede incentivar mostrándoles información investigada en la red. Actualmente los servicios de renta de Internet tienen precios muy accesibles, hay lugares donde la hora cuesta cuatro pesos, sólo se necesitaría una breve instrucción teórica en el salón de clases o la supervisión del profesor en el cibercafé.

CITAS

1. MASTERMAN, Len. La educación para los medios de Comunicación, Ed. Universidad Pedagógica Nacional. México, 1997. P. 25.
2. LUVIANO, H, Guadalupe, Alonso Aurora. Comunicación y educación, Ed. Universidad Pedagógica Nacional, México 1997. P. 37.