Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 1, No. 2, trimestre abril - junio de 2005.

 

EDUCAR CON Y PARA LOS MEDIOS: DIAGNÓSTICO DE LOS MAESTROS DE PRIMARIA DE CHILPANCINGO, GUERRERO

M.C. Aleida Leticia Tello Divicino*

RESUMEN

Este artículo presenta los resultados más importantes de una investigación realizada en primarias de Chilpancingo Guerrero en enero del 2004, como parte de los trabajos de investigación entre la Unidad Académica de Ciencias de la Comunicación y la dirección de Fomento a la investigación de la Secretaría de Educación Guerrero.El objetivo de este trabajo fue: realizar un diagnóstico de los maestros de primaria de la ciudad, acerca de dos vertientes importantes de la comunicación educativa: Conocer cuál es el papel mediador que los maestros de primaria asumen ante la recepción mediática de sus alumnos, y si están utilizando los medios de comunicación con fines pedagógicos

.INTRODUCCIÓN:

La educación para los medios, recibe diferentes nombres como educación audiovisual, pedagogía de los medios, alfabetización audiovisual, educación en medios de comunicación, educación para la recepción crítica, pedagogía de la imagen, educación en materia de comunicación, todos, con algunas variables, están encaminados en el mismo sentido: dotar al receptor de los medios de comunicación, de los conocimientos necesarios para asumir una postura activa, selectiva, crítica, ante los mensajes de los mismos.Para Joan Ferrés, educar para la reflexión crítica “supone ayudar a tomar distancias respecto a los propios sentimientos, saber identificar los motivos de la magia, comprender el sentido explícito e implícito de las informaciones y de las historias... y, sobre todo, ser capaces de establecer relaciones coherentes y críticas ante lo que aparece en la pantalla y la realidad del mundo fuera de ella” (1994:106).Masterman propone como principio básico de la educación audiovisual, tener en cuenta que “los medios son sistemas simbólicos (o de signos) que necesitan ser leídos de manera activa, y que no son reflejo incuestionable de la realidad externa ni se explican por si mismos” (1999: 36).Por lo tanto la educación audiovisual asume necesariamente que estas experiencias presentadas por los medios de comunicación “están reconstruidas, representadas (re-presentadas), empaquetadas y moldeadas con formas identificables y características por las instituciones de los medios, las técnicas audiovisuales y la práctica de los profesionales de la comunicación” (Masterman, 1999:36).Para Guillermo Orozco (1996), como para la perspectiva latinoamericana en educación para la recepción, este esfuerzo educativo debe ir más allá de analizar los aspectos técnicos y semióticos de los medios de comunicación: “la educación para la recepción participativa implica la toma de conciencia de los sujetos, como sujetos sociales, que para construir su imagen histórica requieren de los medios de comunicación y de un constante flujo de información que les refleje y les retroalimente”.Los medios de comunicación deben ser utilizados para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Está demostrado el potencial que, bien aplicados, estos tienen para estimular las variables del aprendizaje cognoscitivas y neo cognoscitivas (Castañeda, 2000). Pero es importante que esta vertiente de la comunicación educativa: educar con el medio, sea combinada con la educación para los medios.En diciembre del año 2003 se realizó una investigación con la participación de los alumnos de séptimo semestre de la Unidad académica de Ciencias de la comunicación, que cursaban la materia de Investigación en comunicación educativa, acerca de este tema con los maestros de primaria de Chilpancingo, Guerrero.

METODOLOGÍA:

Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, cuenta con 63 escuelas de educación primaria, que reciben financiamiento de diferentes fuentes: 42 de tipo federal, 14 estatal y 6 particular. Estas primarias cuentan con 567 maestros y 19 mil 865 alumnos según datos proporcionados por la Secretaría de Educación Guerrero.Para conocer si los maestros de primaria se involucran en la recepción mediática de sus alumnos, y si utilizan o no los medios con fines pedagógicos, se diseñó un cuestionario de 30 preguntas y una entrevista en profundidad con 19 tópicos a tratar con los maestros.De los casi 500 cuestionarios aplicados a los maestros de primaria de esta ciudad, se procesó una muestra 224 que consideramos es representativa de las 62 primarias federales, estatales y privadas. De las 39 entrevistas cualitativas realizadas a los maestros se seleccionaron 10 para analizar.De estos 224 cuestionarios procesados en el programa de estadística para ciencias sociales (SPSS), 124 fueron aplicados a maestros de escuelas federales, (57 %), 56 se levantaron en escuelas estatales (25 %) y 40 en escuelas privadas (18 %).De esta muestra el 70.5 fueron mujeres y el resto hombres. La edad moda de la misma fue entre 41 y 50 maestros en un 38.8 por ciento, el 28 por ciento dijo tener entre los 31 y los 40 años de edad, el 17 por ciento de los maestros encuestados respondió tener más de 50 y sólo el 8.5 por ciento osciló entre los 20 y 30 años de edad. Se procuró seleccionar cuestionarios equitativamente de maestros que impartieran clases en los diferentes grados escolares. Las 10 entrevistas cualitativas que se retomaron al azar entre las 39 que se tienen registradas en la investigación, el único dato que se proporcionó fue el sexo y el nombre de pila que, cabe mencionar, en algunos de los casos son seudónimos, ya que se les prometió el anonimato a los entrevistados.ALGUNOS RESULTADOS:Los maestros comentaron que sus alumnos sí suelen platicar en clase acerca de lo que leen, escuchan, ven y hacen en los medios de comunicación.
El 83% retoma el tema e involucra en la plática al resto de los niños. El 13% le pide al niño que siga platicando del tema al terminar la clase y el 4% deja que termine de hablar sin hacerle ningún comentario.El 56 por ciento de los maestros dijo que sus alumnos ven la televisión durante 1 a 4 horas al día, el 8 por ciento más de 5 horas y el 36 por ciento afirmó desconocer este dato
. El 76% dijo conocer cuáles son los programas favoritos de sus alumnos. Mencionaron algunos como Dragon Boll, El Chavo del 8 y Big Brother. El 56 % dijo conocer cuáles son los programas de radio, comics, revistas y páginas web que consumen sus alumnos, pero no marcaron nombres concretos.27% afirmó que sus alumnos sí utilizan la Internet, 41% que no y el 27% desconoce el dato y el 4.5% N.C. El 8.5% dijo conocer los sitios webs que sus alumnos consultan. El 26% dijo que alguna vez les ha pedido que la usen para buscar información escolar.El 62% de los maestros considera que la dirección de la escuela para la que trabajan sI los motivan para usar los medios en el aula, debido no tanto a la capacitación o pláticas que les brindan sino a que ellos consideran importante usarlos para que los niños aprendan mejor. El 63 % afirmó que nunca se les ha invitado a un curso de comunicación educativa.

CONCLUSIONES:

De la primera vertiente de investigación, podemos concluir brevemente que los maestros están concientes de la atracción que los medios ejercen en sus alumnos, sin embargo, pocas veces los orientan acerca de su consumo, cuando hablan de ellos en el aula es con fines pedagógicos. El medio que consumen más los profesores la televisión, por lo que su oferta comunicativa no es del todo diversa. Pocos utilizan la Internet. Intentan orientar y dosificar el consumo de los medios aún cuando no tienen un conocimiento profundo acerca de lo que sus alumnos consumen de los medios de comunicación.Acerca de la educación con los medios concluimos que los maestros están utilizando los medios en el aula para apoyar ciertos temas, de manera intuitiva debido a que pocos han recibido capacitación para esto.Las direcciones de las primarias no han promovido entre sus maestros la importancia de capacitarse en torno al tema; sin embargo, sí hacen el esfuerzo por adquirir medios que se puedan usar en el aula.Tanto la utilización de los medios de manera empírica o intuitiva como la iniciativa personal, son dos de los rasgos que caracterizan el uso pedagógico que están haciendo actualmente de los mismos.

BIBLIOGRAFÍA


Castañeda, M. (2000) Los medios de comunicación y la tecnología (2ª ed.). México: Trillas.
Ferres, J. (2000) Televisión y educación. España: Piados
Masterman, L. (1993) La enseñanza de los medios de comunicación. Madrid: Ediciones de la Torre
Orozco, G. (1996). Televisión y audiencias, un enfoque cualitativo. México: Latinoamericana y Ediciones de la Torre