Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 2, No. 4. Trimestre octubre-diciembre de 2006.  

LOS PROBLEMAS AMBIENTALES,  LA CONSERVACIÓN DE LOS ECOSISTEMAS Y LA EDUCACIÓN AMBIENTAL EN EL ESTADO DE GUERRERO

MC. José Sales Nava*

 

INTRODUCCIÓN

En el presente artículo, se presenta un análisis sobre los problemas de contaminación ambiental que se han puesto de manifiesto en épocas recientes en el Estado de Guerrero y los intentos por establecer políticas de conservación del medio ambiente natural. Asimismo, se analiza también el origen de la educación ambiental en éste estado. Educación que se concibe como un nuevo paradigma que introduce un proceso de formación educativa integral, que garantiza una conciencia y una cultura ambiental que forja una manera diferente de entender la relación que establecen los guerrerenses con el medio ambiente natural del cual forman parte.

1.- Los problemas ambientales y el interés por la conservación de la  naturaleza y los ecosistemas en el Estado de Guerrero.

México al igual que otros países es de los que enfrentan un mayor deterioro ambiental. En primer lugar, por el modelo tecnológico y de acumulación prevaleciente que se ha dado a costa de la naturaleza; en segundo lugar, debido a la pobreza; al deterioro de los bosques que de alguna manera esta ligado a la subsistencia de la gente; al narcotráfico que en los últimos tiempos ha tenido un crecimiento incontrolable y, que en sus acciones ilegales son responsables de grandes incendios; la PGR que en sus intentos por controlar el cultivo de enervantes, fumiga grandes extensiones de recursos forestales que son difíciles de recuperar a corto y mediano plazo y; en tercer lugar, por la falta de una educación y cultura ambiental.El Estado de Guerrero, tampoco ha podido sustraerse a los procesos de degradación ambiental que enfrenta nuestro país y que es observado en la pérdida de sus recursos forestales, bosques, y selvas ( 1);  la contaminación de sus cuencas hidrográficas, por la erosión de suelos, contaminación y desaparición de acuíferos, usos de agroquímicos tóxicos en zonas agrícolas, y por la presencia de metales tóxicos de origen minero, que son contaminantes de los mantos freáticos  y de pozos que llegan en algún momento a la población vía el agua de consumo doméstico.Aunque nuestro estado es depositario de las mayores y más importantes diversidades biológicas de México, compuesta por una amplia variedad de ecosistemas y paisajes que cohabitan con su diversidad social, cultural, económica y productiva; en Guerrero la preocupación por la problemática ambiental es aún incipiente y poco extendida entre la población, lo cual, ha permitido que en nombre del desarrollo se cometan serias atrocidades contra la naturaleza, muchas de ellas con afectación directa a los habitantes de los lugares en donde han ocurrido. Bustamante Álvarez (2000: 23 y ss) sostiene que Guerrero pierde rápidamente su potencial debido al deterioro, destrucción y contaminación ambiental. Por ejemplo, en los últimos 20 años la superficie forestal del Estado se redujo en 36%; se ha perdido el 35% de los cuerpos de agua que había en 1976; el 45% de los suelos tienen problemas de degradación; diversas especies de flora y fauna silvestre están en peligro. Las causas, son distintas: el incumplimiento de las leyes y las normas de protección ecológica que siguen permitiendo el uso y abuso de materiales con efectos destructivos para la vida silvestre, la depredación; la pobreza económica y los bajos niveles de educación en que viven amplios sectores de la población rural, son también un factor de depredación; y la irresponsabilidad de quienes hacen negocio, por ejemplo, con los bosques. En general, los recursos naturales de Guerrero, como los suelos, agua y bosques, se estima que sufren un deterioro superior al 60%, lo cual reduce las potencialidades productivas, al mismo tiempo que crecen las exigencias de demanda social.Ante este panorama poco halagador en cuestiones ambientales, habría que retomar la interrogante que se hace Esteban Mireles (2000:136), al preguntar ¿qué nos ha llevado al momento actual de franco deterioro de los recursos naturales y medio ambiente? A manera de respuesta, nos dice que hace poco más de 60 años, en Guerrero se aceleró el proceso de aprovechamiento de los recursos naturales, especialmente de los bosques y posteriormente ocurrió el crecimiento explosivo de unos cuantos centros urbanos. En esta época no había políticas ambientales, no se tenía una cultura ambiental y no existía una escasez evidente de los recursos naturales y erróneamente se creía que estos recursos eran infinitos.Con el anterior planteamiento, observamos que aunque diversos estudios muestran preocupación por el medio ambiente; en Guerrero, no se dispone de un diagnostico preciso de los problemas ambientales donde se establezca cual es la situación prevaleciente de la flora y la fauna, no se conocen las condiciones de contaminación de las aguas, erosión y contaminación de los suelos. Muestreos toxicológicos y epidemiológicos recientes arrojan información de la grave contaminación de todos los ríos de Guerrero, principalmente del Balsas, que además de lo insalubre, arrastra diversos productos peligrosos para la vida como el arsénico, entre otros; las lagunas en su mayoría presentan serios grados de contaminación.En los  últimos años del sexenio que encabezó René Juárez Cisneros como gobernador del estado, las bahías de Acapulco y Zihuatanejo(2), estuvieron en el centro de la discusión entre los expertos en la materia y los representantes gubernamentales en sus distintos órdenes de gobierno. Al respecto, lo que llama la atención es que a los denunciantes del caso de contaminación de las bahías mencionadas, se les condenó y se oculto lo que para los guerrenses es un secreto a voces: que si hay contaminación. Así lo reafirmaron las acciones que se anunciaron una vez  iniciada la controversia; los tres órdenes de gobierno se plantearon la certificación de las aguas de las bahías mediante acciones de saneamiento. Después de la firma del convenio de Asistencia Técnica y presentación del Plan Sectorial de Desarrollos Turísticos de la zona metropolitana de Acapulco, firmado por el gobierno del estado y los alcaldes de los municipios de Taxco de Alarcón, Acapulco, Zihuatanejo y Cocula, se anunció una inversión de 150 millones de pesos para sanear las bahías de Acapulco y Zihuatanejo, incluyendo la Cuenca del Río la Sabana y la Laguna de Coyuca de Benítez. En una entrevista realizada por un periódico local(3), el alcalde de Acapulco Alberto López Rosas señaló:
Que dichos recursos serán aplicados en programas a mediano y largo plazo, donde se encuentran coordinadas todas las instancias y dependencias de gobierno. Los ayuntamientos y el gobierno del estado vamos a invertir junto con la Comisión Nacional del Agua (CNA) alrededor de 150 millones de pesos solamente durante el presente año (2003). Es una  primera etapa del plan que contempla la construcción de plantas tratadoras de aguas residuales, drenaje, el encauzamiento de las barrancas y solucionar algunos problemas de abastecimiento de agua.En esta misma dirección el Secretario de Desarrollo Urbano y  Obras Públicas del Estado (SEDUOPE), Juan Farill Herrera señalo que:
…los trabajos se extenderán  hasta la Cuenca del Río de la Sabana y a la Laguna de Coyuca de Benítez, municipio de la región de la Costa grande de la entidad.  Asimismo el presidente del municipio de  Teniente José Azueta, Amador Campos Aburto explicó:
…que estas obras en coordinación con los tres niveles de gobierno contribuirán a que ambos destinos turísticos recobren su nivel de primer sitio en la preferencia  nacional y en el extranjero.Estas declaraciones, reafirman lo que en mucho tiempo se ha venido denunciando y se ha pretendido cubrir con descalificaciones y condenas a quienes en un acto de conciencia ambiental y ecológica, han advertido de la alarmante contaminación  y la protección que han tenido los responsables de estos hechos por los representantes gubernamentales. Esta situación problemática en Guerrero, conlleva a la imperiosa necesidad de instrumentar un proceso de revisión y modificación del ordenamiento ecológico existente para evaluar y programar el manejo de los recursos naturales para preservar y restaurar el equilibrio ecológico. Así, aunque el interés por atender los problemas ambientales en nuestro estado es muy incipiente, institucionalmente, el referente más importante lo encontramos en la postura que asume la  LVI Legislatura del H. Congreso del Estado de Guerrero(4) que en palabras del Presidente de la Comisión de Gobierno del H. Congreso del Estado Libre y Soberano de Guerrero, Héctor Apreza Patrón, manifiesta que por el bienestar de los guerrerenses queremos contribuir a una sociedad sustentable y, para ello debemos trabajar a favor de un ambiente democrático en las relaciones sociales, pero sobre todo de equilibrio y respeto con la naturaleza. Una sociedad democrática debe ser, también responsable con el medio ambiente y con el futuro de nuestros hijos. Conscientes de que en Guerrero no hay futuro sino se toman medidas concretas de preservación de las condiciones naturales de vida, instancias gubernamentales, no gubernamentales e instituciones educativas en sus distintos niveles, han tomado una serie de acciones  tratando de revitalizar diversos ecosistemas fuertemente intervenidos y alterados, poniendo en práctica programas de transición para la recuperación ecológica, protegiendo las condiciones naturales de reproducción de la flora y fauna, poniendo en práctica programas estatales de áreas protegidas, con usos y aprovechamiento distintos, como son la creación de parques ecológicos, jardines botánicos, reservas naturales, pulmones urbanos, etc. Entre los programas implementados por el aparato gubernamental para atacar la problemática ambiental y, que se traducen en políticas de gobierno, destacan el Plan Estatal de Desarrollo 1999-2000, en el que se establece el programa Sectorial de Ecología y Medio Ambiente. En este, se determinan las bases con las cuales se puede llevar a cabo una verdadera reforma económico-ambiental. Esto se plantea porque:

  • El estado cuenta con una amplia diversidad y riqueza natural en sus ecosistemas, y cultural en sus  comunidades y centros urbanos.
  • Se presentan problemas marcados tanto de deterioro del medio natural como social.
  • Existen polarizaciones fuertes entre núcleos poblacionales.
  • La migración a las ciudades del estado, así como a las externas por los habitantes rurales es grande.
  • Se presenta una gran demanda por servicios ambientales de las áreas urbanas a las rurales, tanto por los pobladores del Estado como por el sector turístico.
  • El gobierno estatal se erige como el conductor al desarrollo sustentable. En el estado de Guerrero se ha dado un paso importante en materia ambiental al considerar la necesidad de proteger el equilibrio ecológico y al ambiente a través de la planificación ecológica del desarrollo estatal, en el que se propone como uno de los instrumentos clave el Ordenamiento Ecológico del Territorio (OET) que servirá como marco de referencia en la gestión ambiental.

Otro programa importante a destacar es el relacionado con las Áreas Naturales Protegidas (ANP’s). Según Méndez Bahena. (2000: 146), el tema de las ANPs ha incrementado paulatinamente su relevancia en diferentes círculos de la entidad. En 1994 Chilpancingo fue sede de un Foro Regional en un Proyecto sobre Áreas Naturales Protegidas de México, a cargo de reconocidos investigadores nacionales e impulsado por la SEDESOL y SARH. En dicho proyecto se manejaron 23 áreas en el Estado, entre aquellas ya decretadas y las que se han propuesto para su decreto.Durante 1998-1999, el Instituto de Ecología Aplicada de Guerrero (IEAGRO) realizó un trabajo de alcance estatal en el que, después de compilar y sistematizar la información publicada existente, recoger sugerencias de algunos conocidos estudiosos y de recorrer las diferentes regiones del Estado, se plantea un conjunto de 40 áreas de importancia para la conformación del Sistema Estatal de ANP’s. Para cuatro de ellas (Isla La Roqueta, Grutas de Juxtlahuaca, Laguna de Tres Palos y Laguna de Coyuca), el ejecutivo Estatal anunció su decreto a mediados del año de 1999, sin que hasta el momento la situación haya cambiado de fondo.Entre otros temas, el plan Estatal de Desarrollo 1999-2005, incorpora como estrategia general la búsqueda y promoción del equilibrio entre objetivos económicos, sociales y ambientales de forma tal que se logren contener los procesos que no sólo afectan a la calidad ambiental, sino integralmente, los índices de salud, ingreso, distribución de servicios y nivel de vida de la población en su conjunto, lo que permite concluir que el Gobierno del Estado de Guerrero aunque de manera muy titubeante, empieza a priorizar el tema ambiental en sus estrategias de desarrollo.Es claro que el problema ambiental y ecológico que padecemos compete a todos los sectores sociales, ya que todos de alguna manera han contribuido a su deterioro, por ello de manera institucional y organizada junto con la comunidad guerrerense en general, se deben conjuntar esfuerzos y acciones de trabajo que permitan impulsar proyectos orientados al saneamiento de nuestro entorno natural y ecológico, ya que es la herencia más valiosa que daremos a las futuras generaciones. Por lo tanto, la cuestión ambiental es una tarea muy grande que no se puede dejar a los diversos niveles de gobierno; es tarea también de la sociedad. La sociedad, en su conjunto debe involucrarse desde su acción cotidiana y familiar en mantener limpio su entorno ambiental, todos debemos de contaminar cada vez menos; los gobiernos deben poner en práctica políticas ambientales que modifiquen las formas de vida; en esta tarea debemos apostar a la educación y a la información, al cambio de cultura ambiental de la población, de lo contrario y de seguir las tendencias actuales, a mediano plazo, no habrá manera de frenar la depredación irracional a la que hemos sometido  nuestro entorno.Méndez Bahena (2000: 153 y ss), sostiene que la conservación del patrimonio natural en Guerrero representa un enorme reto, tanto por la magnitud de la empresa como por su implementación. Por ello, se debe ir trabajando, mediante equipos multidisciplinarios e interinstitucionales para resolver la problemática que se enfrenta. Es aquí donde la Educación Ambiental, formal o no formal, puede jugar un papel crucial para la promoción y revalorización de la dimensión ambiental.

2.-  Los orígenes de la educación Ambiental en el Estado de Guerrero.

De acuerdo con Parra Terán (2000: 372), en las últimas décadas del siglo XX empezó a generarse con rapidez un nuevo paradigma educativo, cuyas raíces se remontan al inicio de ese Siglo, con el sorprendente desarrollo de la física cuántica. Este nuevo paradigma educativo es consecuencia de la “visión holista” que está tomando fuerza como una alternativa de cambio que supere los paradigmas “dogmático y cientificista” dominantes en los últimos cuatro siglos, que si bien han tenido un desarrollo deslumbrante también han golpeado al deshumanizar al hombre que hoy está viviendo en un medio ambiente protegido. El hombre esta a punto de romper los umbrales de los ecosistemas que regulan la existencia de la naturaleza como sistema perfecto, al no tomar en cuenta los efectos que la misma genera cuando no esta bien planeado su uso. Esta visión holista rompe con el paradigma científico mecanicista vigente, por lo mismo responsable de la problemática mundial, al basarse en nuevos principios para comprender la realidad. Ahora bien, para que esta visión pueda regular los principios que fundamentan el paradigma integral y ecológico, tiene que realizarse y difundirse a través de una educación holista, donde el hombre esté en proceso de indagación y dispuesto a renovar la relación ciencia-espiritualidad; relación que no mezcla ni confunde, sino integra y estructura la experiencia humana en el flujo universal de la existencia.Abordar el tema de la educación ambiental en Guerrero nos pone en una situación muy complicada, ya que ésta, normalmente esta inserta en la situación que prevalece en el entorno nacional, donde observamos que este tipo de educación es muy reciente en su discusión e incorporación en los diferentes sistemas educativos y escolares del país. Por lo tanto, para abordar este tema, recurrimos a las observaciones que en distintos escenarios han planteado algunos especialistas en la materia, especialmente de nuestro estado.Por principio de cuentas, debemos tener muy claro que los síntomas de crisis ambiental que enfrenta nuestro país, también los padece el estado de Guerrero. Por lo tanto para preservar el ambiente, el ser humano debe asumir su función como un elemento más del ecosistema: su actividad productiva de subsistencia debe orientarse a regenerar y no a destruir los recursos naturales. Para lograr este propósito humanitario hace falta educación para convivir con el medio ambiente.
Aunque no es la panacea, la educación ambiental es el proceso que consiste en fomentar las aptitudes necesarias para comprender y apreciar las interrelaciones entre el hombre, su cultura y su medio biofísico. Este tipo de educación, tiene que estar reforzada por la comunicación, entendiendo ésta como el proceso de transmitir los mensajes y experiencias que nos permitirán influir en la formación de la conciencia y práctica ambiental y ecológica de la población.Entre los intentos más importantes por tratar la problemática ambiental desde el ámbito educativo en el estado de Guerrero, destacan las propuestas de Memije Alarcón (2000: 367 y ss), quien plantea que dentro del medio escolar, uno de los fines de la educación ambiental es desarrollar un trabajo tendiente a modificar el concepto de la naturaleza y de la vida así como las de comportamiento hacia el ambiente. Para ello propone los siguientes objetivos generales:

  • Reflexionar acerca de la problemática ambiental a nivel local, nacional y mundial.
  • Determinar las causas de los problemas ecológicos a través del análisis de los factores naturales, económicos, políticos y sociales y sus interrelaciones.
  • Proponer acciones participativas para la solución de problemas de acuerdo a la edad de los educandos, el quehacer cotidiano y la posibilidad de incidir en su solución.
Asimismo, plantea que los docentes dentro del ámbito escolar deberán:
  • Fomentar el amor por la naturaleza como un elemento esencial para la vida y elemento de recreación y esparcimiento.
  • Incrementar el conocimiento de los fenómenos naturales y de sus interrelaciones.
  • Analizar la problemática ambiental del medio escolar.
  • Estimular la participación de los alumnos en la solución de la problemática que se le presenta.
Si partimos de la concepción de enseñanza-aprendizaje, podemos inferir que desde el aula el profesor y los alumnos se encuentran ante un cúmulo de situaciones problemáticas que están afectando el ambiente en que nos desenvolvemos. Bastará que se eche una mirada por el salón de clases, por los rincones de la escuela, su entorno y se haga un recorrido por la comunidad para darse cuenta de que existe un sin número de posibilidades donde se puede actuar juntos.Para que realmente se logren aprendizajes significativos, será importante que maestros y alumnos, autoridades y representantes de la comunidad escolar y social, elaboren proyectos de acción permanente en donde juntos establezcan objetivos, programen, evalúen los procesos y los resultados para que de esta manera extiendan su labor más allá de los muros de la escuela.Metodológicamente hablando, la propuesta más apropiada para abordar la problemática de la educación ambiental es la investigación participativa, que involucra acciones como las siguientes:
  • Motivación de los participantes del estudio.
  • Observación de los problemas o situaciones concretas del medio ambiente.
  • Recopilación de datos, fuentes de información, selección de las variables que influyen.
  • Planteamiento de hipótesis resolutivas de la situación o problema ambiental.
  • Discusión de las diferentes hipótesis o puntos de vista.
  • Adopción de posibles propuestas.
Las propuestas individuales como la expuesta, forman parte del interés colectivo mostrado por la problemática ambiental y el deseo sano de abordarlo desde la perspectiva de la educación ambiental. A nivel oficial, el Gobierno del Estado de Guerrero, a través del Plan Estatal de Desarrollo, ha intentado institucionalizar la idea de incorporar en el estudio de los problemas ambientales a la educación ambiental, para la cual se propone los siguientes objetivos y acciones:1. Fortalecer el sistema estatal de comunicación y educación ambiental en el ámbito formal e informal, y proporcionar mayor apoyo a la capacitación para el desarrollo sustentable.
Acciones:
  • Realizar campañas de comunicación ambiental apoyadas por los diferentes sectores de la sociedad para desarrollar una cultura ecológica.
  • Implementar foros ecológicos municipales para la difusión de la educación ambiental.
  • Impulsar la creación de grupos ambientales locales, sobre todo en instituciones educativas, sindicatos, comerciantes, poblaciones indígenas para lograr una cultura ecológica.
  • Impulsar campañas ecológicas para evitar la contaminación, controlar la basura, reforestar y tener viveros municipales.
2. Fortalecer la coordinación interinstitucional para que se desarrolle y promueva en los programas formales de estudio los aspectos relacionados con la educación ambiental.
Acciones:
  • Concientizar a la población rural sobre la conservación, manejo y producción sostenible de los recursos naturales.
  • Impartir talleres de educación ambiental para capacitar y sensibilizar a los maestros de la entidad, para que  a su vez transmitan la información recibida a sus educandos.
  • Incluir contenidos ecológicos en planes, programas y acciones educativas.
  • Elaborar cartillas ecológicas para los diversos niveles educativos.
  • Instrumentar  diplomados promoviendo la educación ambiental.
  • Crear la especialidad en desarrollo sustentable.

De manera crítica, es importante señalar que muchos de los planteamientos aquí expuestos, han quedado sólo como buenas intenciones; dado que, la educación ambiental en Guerrero sigue viéndose desde la perspectiva escolar como un área de educación especial y no como una propuesta integral y totalizadora donde, bajo el criterio de unidad, los hechos no pueden ser separados, el observar no está separado de lo observado; los seres humanos no están separados del universo que habitan; el verdadero conocimiento es un acto unitario en el que los sentimientos, cogniciones, intuición y discernimiento se presentan unificados.En los últimos años se ha hecho clara la necesidad de modificar la relación entre la sociedad y el ambiente, entre otras cosas, esto implica desarrollar procesos educativos que generen una manera diferente de entender la relación que establecen las personas con el ambiente del cual forman parte, Por lo tanto, en Guerrero, la educación ambiental es indispensable para cambiar conductas como alternativa a los problemas ambientales que se viven. El futuro será el resultado de nuestras acciones presentes

.BIBLIOGRAFÍA

BUSTAMANTE ÁLVAREZ, Tomas. “Los retos ambientales en Guerrero: problemas y perspectivas”. En ALTAMIRANO. Revista del H. Congreso del Estado de Guerrero. Instituto de Estudios Parlamentarios “Eduardo Neri”. Año 3, Segunda época, junio-julio  2000, No. 16. Los Retos del Medio Ambiente en Guerrero: problemas y perspectivas. Chilpancingo, Guerrero. México 2000.

MIRELES MARTÍNEZ, Esteban. “Las reformas necesarias a la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente”. En ALTAMIRANO. Revisa del Congreso del Estado de Guerrero. Instituto de Estudios Parlamentarios Eduardo Neri. Año 3, Segunda época, junio-julio  2000, No. 16. “Los Retos del Medio Ambiente en Guerrero: problemas y perspectivas”. Chilpancingo, Guerrero. México 2000. 

“Inversión de 150 mdp. Sanearán bahías: Están incluidas las playas de Acapulco y Zihuatanejo, así como la cuenca de la Sabana y la laguna de Coyuca de Benítez. Periódico Novedades de Acapulco,  1 de abril del 2003.

MEMIJE ALARCON, Ángela. “Educación Ambiental, Nuestra Acción Prioritaria y Actual”.  En ALTAMIRANO. Revista del Congreso del H. Estado de Guerrero. Instituto de Estudios Parlamentarios “Eduardo Neri”. Año 3, Segunda época, junio-julio  2000, No. 16. Los Retos del Medio Ambiente en Guerrero: problemas y perspectivas. Chilpancingo, Guerrero. México 2000.

MÉNDEZ BAHENA, Alfredo. “Consideraciones para la Creación de un Sistema Estatal de Áreas Protegidas”. En ALTAMIRANO. Revista del H. Congreso del Estado de Guerrero. Instituto de Estudios Parlamentarios “Eduardo Neri”. Año 3, Segunda época, junio-julio  2000, No. 16. Los Retos del Medio Ambiente en Guerrero: problemas y perspectivas. Chilpancingo, Guerrero. México 2000.

PARRA TERÁN, Román. “Concientización para consolidar una cultura humana en pro del medio ambiente”. En ALTAMIRANO. Revista del Congreso del Estado de Guerrero. Instituto de Estudios Parlamentarios “Eduardo Neri”. Año 3, Segunda época, junio-julio  2000, No. 16. Los Retos del Medio Ambiente en Guerrero: problemas y perspectivas. Chilpancingo, Guerrero. México 2000. 

1  De acuerdo con Ayerde Lozada (2000: 159), Guerrero tiene una superficie de 5, 281,116 hectáreas de recursos forestales, 1, 945,171 hectáreas de bosques y; 1, 606,482 hectáreas de selvas; de las cuáles según Bustamante (2000:23) en los últimos  20 años,  ha perdido lo equivalente al 36% del total de su superficie forestal.
2  A partir del mes de enero del 2003, los principales periódicos locales como Novedades de Acapulco, El Sol de Acapulco y la Jornada El Sur entre otros,  difundieron con mucho interés las grandes controversias que  se suscitaron entre representantes de los tres órganos de Gobierno y empresarios hoteleros con respecto a la contaminación de las dos bahías más importes de nuestro estado. La controversia se suscito fundamentalmente cuando se hacen señalamientos directos y se ubica a los hoteleros como los principales responsables de este hecho.
3 Novedades de Acapulco, Martes 1 de abril del 2003. Pág. 2, Sección A.

4 La XVI Legislatura del H. Congreso del Estado Libre y Soberano de Guerrero, representada por el Presidente de la Comisión de  Gobierno, el Dip. Héctor Apreza Patrón, junto con otras instancias como el Instituto de Estudios Parlamentarios “Eduardo Neri”, la Procuraduría de Protección Ecológica  del Estado de Guerrero, la SEMARNAP-Guerrero y la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Guerrero, convocaron a la realización del Seminario “los Retos del Medio Ambiente en Guerrero: Problemas y perspectivas”; con el propósito de reunir a estudiosos, conocedores y responsables de las acciones públicas relacionadas con la problemática ambiental en el Estado, a analizar y proponer opciones de solución a los diversos problemas del medio ambiente.

 

*Catedrático de la Licenciatura en Sociología de la Comunicación y Educación de la Unidad Académica: Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Guerrero.