Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 2, No. 3. Trimestre julio-septiembre de 2006.  

Periodismo especializado y nuevas tecnologías

Por María de Jesús Rojas Espinosa
Docente de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UV

 

Resumen:

El fenómeno de la especialización dentro del periodismo ha experimentado un espectacular auge en las últimas décadas fruto, en gran medida, de la adecuación entre la creciente oferta especializada existente en el mercado de la comunicación, y la demanda cada vez más selectiva por parte de las audiencias. Nos hallamos ante la "era del Periodismo especializado", estando todo ello favorecido por la eclosión de las nuevas tecnologías

.Abstract:

The phenomenon of specialisation within the field of journalism has undergone a spectacular boom over the last decades mainly due to the way in which the growing specialized offers within the media-world  has been matched by the audience’s ever more selective demands. We have entered the "era of specialized journalism", something which has been favoured by the emergence of new technologies.

Palabras claves: Periodismo especializado y nuevas tecnologías

El desarrollo las nuevas tecnologías y su aplicación a los medios tradicionales demanda una formación específica de los profesionales del periodismo de hoy y del futuro. Pero más en aquellos que desean dedicarse al periodismo especializado, el cual no están nuevo porque este se remonta para unos al siglo XVI para otros a la década de los 70´s del siglo pasado.Durante estos años, el periodismo se plantea nuevas ofertas basadas casi siempre en aspectos formales o tecnológicos, sin profundizar en los modos profesionales y en los contenidos especializados. Pero en palabras de Fernández  y Esteve (1993: 51) citan que especializarse significa renunciar a lo general para dedicarse a lo particular. La especialización, en su aspecto más amplio, es objeto, de posiciones distintas y, en algunos casos. Mientras un sector considera positiva esta parcelación de los conocimientos, otros ven la especialización como una limitación del saber humano. Así, Fernández y Esteve mencionan a Ortega y Gasset, filósofo que señalaba que el espacialismo, que hace posible el progreso de la ciencia experimental durante más de un siglo, se aproxima a una etapa en que no podrá avanzar por sí mismo si no se encarga una generación mejor de construirle un nuevo asador más poderoso (1993).Por su parte Friedmann entiende que la especialización presenta indudables ventajas y corresponde a una evaluación que sería absurdo negar y querer invertir totalmente. Sólo algunos teóricos alejados de la realidad pueden pensar en ello (1993: 52)Asimismo, Luis Borobio delimita su particular concepto de especialización al decir: “La especialización fecunda es la que integra el máximo volumen de conocimientos en una idea ordenadora" (1993: 52).Luego de mostrar estas definiciones es preciso enfatizar que la especialización periodística surge como una exigencia de la propia audiencia cada vez más sectorizada y como una necesidad de los propios medios por alcanzar una mayor calidad informativa y una mayor profundización en los contenidos. Se trata de lograr una prensa en profundidad. Aquí cabe aclarar que existe periodismo especializado y prensa especializada, el primero se definió, la segunda no pero debe entenderse a ese infinito número de publicaciones que vemos cuando nos paramos frente a un kiosco de revistas esa es la prueba más  fehaciente de lo aquí se menciona.En consecuencia, la especialización en el periodismo, como indica Consuelo López Vila, al igual que en cualquier otra actividad, es consecuencia de un incremento del nivel de conocimiento necesario para realizar una determinada tarea (1989: 6).Frente a los cambios generados en el entorno del periodismo y las nuevas tecnologías disponibles, en su aplicación y en los beneficios que éstas aportan a los procesos de información se  hace necesaria una preparación específica de los periodistas. Es preciso aclarar que Internet exige conocer y dominar nuevas tareas, hasta tal punto que se configura un nuevo perfil periodístico. Requiere de un profesional versátil y preparado en un campo multidisciplinar tanto para desarrollar su actividad con autonomía como para integrarse rapidez en el equipo de trabajo, que desarrolle un proyecto digital, por citar algunos.El periodismo y las nuevas tecnologías obligan al periodista a aprender y poner en práctica tareas, herramientas y conocimientos pertenecientes a los distintos ámbitos de la profesión periodística en Internet, es decir, obtener una visión crítica del estado de la cuestión y dominar todas aquellas nuevas habilidades que un periodista necesita para desarrollar su trabajo con rapidez, eficacia y buen oficio.Y como de oficio se trata, el periodismo especializado en nuevas tecnologías exige que los profesionales aprendan a elaborar noticias multimedia, uso extensivo del ordenador, las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías como: Internet, video, CD-ROM y otros periféricos, así mismo de integrar a su quehacer diario el uso de herramientas a fin de que desarrolle habilidades para el correo interno y externo, salas de reuniones, videoconferencias y el Chat.Las distintas especialidades del periodismo responden a la urgencia que tienen los lectores, los radioyentes y los telespectadores de asimilar los cambios culturales, científicos, económicos, sociales y políticos que trae el siglo XXI. Se encuentran en todos los medios, pero el sector estrella de la especialización es Internet. Es un tópico decir que Internet es el futuro. En verdad, creo que ya es el presente. Con Internet, son tantas las posibilidades de acceso a información documentada y a fuentes especializadas -acceso directo y gratuito- que el periodismo especializado y el periodismo de investigación se va a enfocar por ahí. Pero, hasta ahora los países en vías de desarrollo todavía van a tardar algunos años a poder utilizar esta nueva herramienta de manera habitual y cotidiana señala Josep María Blanco.El periodista al usar Internet debe tener la capacidad de recopilar, analizar y procesar la información, con el fin de transmitirla a los lectores bajo la categoría de “Información con valor de uso”, es decir, que no sea un dato más que ya se conoce o que ya recibió por otro medio.Producir para Internet se precisa del conocimiento y uso de tecnologías específicas. Herramientas de diseño, uso de programas de composición y edición multimedia, completan el abanico de capacidades con las que un periodista concebirá la Red como un medio natural para desarrollar su trabajo. Para lograr lo anterior es necesario el empleo de diversas técnicas de investigación y el cruce de información es la mejor fórmula de erosionar  el monopolio de la información. Entre las técnicas empleadas se encuentra el análisis de contenido. El análisis económico, como es saber interpretar los datos fríos de la balanza de pagos, los estados financieros de las empresas entre otros más, para ello los periodistas deben ser especializados, además, a través de Internet pueden llegar  a la información que los funcionarios públicos buscan ocultar. Otras técnicas empleadas para analizar la información son mediante el uso de hojas de cálculo, administradores de bases de datos o fuentes electrónicas.En esta era de la abundancia de la información el periodista debe ser un experto piloto y guía informativo si no quiere ser irrelevante. Es necesario conocer las rutas y los mapas de la información mejor que los lectores para orientarlos y guiarlos hacia el conocimiento. Esa es la base de las teorías de la gestión del conocimiento y uno de los pilares de la supervivencia del periodismo en la era del ciberespacio.Hacer uso de manera óptima de las bases de datos disponibles en la red y cruzar los datos obtenidos, de tal manera que se obtiene información secundaria, donde la mayoría de las veces se transforman en inesperados golpes noticiosos, a medida que la información se traslada del papel al formato electrónico, los computadores se convierten en algo más que máquinas de escribir sofisticadas. Cambian su forma de recoger y analizar información. En ciertos casos son indispensables para obtener una información.Cabe señalar que en Estados Unidos más de doce mil profesionales de la información se han especializado en los últimos años en el periodismo asistido por ordenador, lo que representa otra especialidad. Pero como en todo, siempre hay ventajas y desventajas y para terminar se presentan algunas de las que Internet ofrece al periodista como usuario, para tal fin destacamos como ventajas las siguientes:

1) La inmediatez  como conseguir la información que precisa en tiempo real.
2) El gran caudal de información de todo tipo, que le brinda Internet, y que se encuentra a su alcance, aunque éste provenga del país más remoto de la tierra.
3) La rapidez en obtener la información que necesita, consultando a través de la red y apoyándose en las posibilidades que suministre el hipertexto y el hipermedia: archivos, bibliotecas, enciclopedias, entre otros, ahorrándose el desplazamiento al lugar en el que se conservan los documentos, y sin tener que manejarlos físicamente, con el gran ahorro de tiempo que esto supone.
4) Representa el bajo coste que supone lograr toda esa información, sólo al precio de una llamada local, que le facilita la conexión con cualquier proveedor del mundo; por poner un ejemplo, puede recabar datos de una biblioteca de una universidad en Estados Unidos, al mismo precio que le supondría conseguirlos de la biblioteca más cercana a su lugar de trabajo, que posiblemente no posee esos datos que busca.
5) La posibilidad que se le ofrece de contactar con usuarios de todo el orbe, e incluso entrevistarlos sin tener que desplazarse, ni conocerlos previamente; el poder realizar entrevistas a través del correo electrónico, y mantener conversaciones con personas de su interés, gracias a los newsgroups.
6) Intercambiar información con otros profesionales que realicen investigaciones en el mismo campo temático, de forma interactiva y en tiempo real.
7) Conseguir información de un amplio espectro de fuentes diversas, sobre todo humanas, que posibilitarán presentar la noticia, reportaje, crónica y otros, desde un mayor número de puntos de vista.
8) En cuanto a la veracidad que pueden ofrecer los protagonistas del hecho en sí, a la hora de contar su propia experiencia, que puede ser muy distinta a la que oficialmente le facilita al periodista el poder establecido.
9) La libertad de expresión que brinda la red, que por el momento, no está controlada por ningún poder y todos los usuarios pueden expresarse libremente, lo que proporciona al profesional de la comunicación una información fresca y de primera mano, sin pasar por el tamiz de la censura.
10) La posibilidad que supone tener a su alcance todo este caudal de información, y todas estas ventajas que hemos enumerado sin tener que desplazarse, desde su lugar de trabajo, sin moverse de su mesa, gracias a un ordenador puede tener acceso a un sinfín de documentos inimaginables, a la vez que el mismo ordenador si es portátil le permite una gran movilidad, que le ayuda a conseguir el máximo rendimiento desde cualquier lugar y a cualquier hora. Estas desde luego son las ventajas, pero también, encontramos desventajas, tales como:


1) El gran caudal de información que la red le proporciona al periodista. Por ser éste tan grande, y encontrarse de una forma un tanto caótica introducido en esta gran telaraña, el periodista se ve en la obligación de seleccionar entre tanta información. Una selección, que debe hacer para encontrar aquellos documentos pertinentes, y para que esta resulte provechosa, el periodista debe ser un especialista en la materia que aborda, y en la red en lo referente a esa misma materia.
2) Se produce cuando el periodista realiza una entrevista a través de la red  pierde el contacto personal y profesional con su entrevistado. Las entrevistas o reportajes que se hagan de esta forma, pueden hacerse en serie, como contestación a un cuestionario previamente introducido en la red, o en tiempo real, intercambiando información ambos protagonistas -más similar a una entrevista cara a cara-, pero se pierden los matices de los gestos, la voz del entrevistado, etc. Esta desventaja redunda en la que denominamos ventaja de poder intercambiar información con otros profesionales, con los que también faltará el contacto humano y profesional.
3) Otra desventaja viene dada por la diversidad de fuentes a su alcance, tanto si estas provienen del caudal bibliográfico, cómo todas las logradas a través de otros internautas, el periodista debe contrastar la fiabilidad de esas fuentes de las que obtiene una valiosa y única información, así como comprobar la veracidad de ésta.

Conclusión

La especialización en los medios es producto de una reordenación funcional y estructural de las empresas, producida por las nuevas exigencias de las audiencias y la creciente competitividad informativa: a mayor ampliación de los contenidos informativos, mayor necesidad de los periodistas especializados en las nuevas tecnologías estarán obsoletos. Podemos afirmar, por lo tanto, que nos encontramos ante lo que bastantes teóricos denominan ya la era del periodismo especializado

. Fuentes consultadas

BLANCO, Josep María en QUESADA, Montserrat (1998): Periodismo especializado. Ediciones Internacionales Universitarias, Madrid
BOROBIO, Luis, en ESTEVE y FERNÁNDEZ DEL MORAL (1998): Áreas de especialización periodística. Fragua, Madrid
ESTEVE, Francisco (1997): Estudios sobre información periodística especializada. Fundación Universitaria San Pablo C.E.U., Valencia.
ESTEVE y FERNÁNDEZ DEL MORAL (1998): Áreas de especialización periodística. Fragua, Madrid.
FERNÁNDEZ DEL MORAL, Javier (1989): “La formación periodística Especializada”. En Información de medios, nº 1, Madrid.
LOPEZ VI LA, C.,  (1989), La especialización en el periodismo", en Periodistas, nº 27, noviembre, Madrid
MARTÍNEZ ALBERTOS, José Luis, voz "Periodismo", apartado "Periodismo especializado", en Gran Enciclopedia, tomo XVIII, Madrid, 1972.
ORIVE, Pedro y FAGOAGA, Concha (1974): La especialización en el periodismo. Dossat, Madrid