Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 8, No. 2. Semestre julio-diciembre de 2012. ISSN: 1870-7505

 

HISTORIA Y CONCEPTO DE LA TECNOLOGÍA EDUCATIVA

Luís Rosas Gutiérrez*

 

Introducción

Integrar las tecnologías digitales en las aulas y centros educativos así como replantear y  redefinir los contenidos culturales del curriculum parecen medidas urgentes. Llevarlo a cabo, entre otras medidas, implicará necesariamente realizar importantes inversiones económicas en dotación de recursos tecnológicos suficientes para los centros educativos y en la creación de redes educativas; desarrollar estrategias de formación del profesorado y de asesoramiento a los centros escolares en relación a la utilización de las tecnologías con fines educativos; concebir los centros educativos como instancias culturales integradas en la zona o comunidad a la que pertenecen poniendo a disposición de dicha comunidad los recursos tecnológicos disponibles.

Lo relevante será el desarrollo de procesos formativos dirigidos a que cualquier sujeto aprenda a aprender es decir, adquiera las habilidades para el autoaprendizaje de modo permanente a lo largo de su vida; sepa enfrentarse a la información buscar, seleccionar, elaborar y difundir aquella información necesaria y útil; se cualifique laboralmente para el uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación; y tome conciencia de las implicaciones económicas, ideológicas, políticas y culturales de la tecnología en nuestra sociedad. Por esta razón, una meta educativa importante para las escuelas debiera ser la formación de los niños y niñas como usuarios conscientes y críticos de las nuevas tecnologías y de la cultura que en torno a ellas se produce y difunde.

Palabras claves. Tecnología educativa, curriculum, enseñanza, aprendizaje, paradigmas, teoría, escuela.

Introduction.

Integrating digital technologies in classrooms and schools and rethink and redefine the cultural content of the curriculum seem urgent. Take him out, among other measures, will necessarily involve significant investments in economic technological sufficient resourcing for schools and educational networking, developing teacher training strategies and advice to schools regarding the use technologies for teaching, designing schools as cultural entities integrated in the area or community to which they belong by providing that community technology resources available.

What is relevant is the development of training processes aimed at any individual learns to learn is, acquire the skills to teach yourself permanently throughout his life; know face information search, select, develop and disseminate the information needed and useful are occupationally qualify for use of the new technologies of information and communication, and awareness of the economic, ideological, political and cultural aspects of technology in our society. For this reason, an important educational goal for schools should be training children as users aware and critical of new technologies and the culture around them is produced and disseminated.

Keywords. Educational technology, curriculum, teaching, learning, paradigms, theory, school.

Para entender en que consiste la Tecnología Educativa, primero nos adentrarnos en su historia y en sus aportaciones, desde una perspectiva más amplia de lo que es el concepto y los principios sobre los que se apoya, para comprender sus concreciones actuales.

La palabra Tecnología Educativa ha venido modificándose en cuanto a su conceptualización a lo largo del tiempo, como consecuencia de la evolución de la sociedad que esta viviendo una etapa de rápido desarrollo tecnológico en todas las dimensiones de la ciencia y la tecnología  y de los cambios que se han producido en las disciplinas que la fundamentan.

El concepto de Tecnología Educativa (T.E.), se remontan a dos vertientes fundamentales según en la línea del tiempo:

  1. En primera instancia, las concepciones de las décadas del 50 y 60, en las cuales, se pensaba en la T.E. como el estudio de los medios que favorecían el aprendizaje.
  2. En segunda instancia, la década del 70 que define la T.E. a partir del estudio de la enseñanza como proceso tecnológico, se pensaba que la T.E. era una manera de diseñar combinando recursos para un aprendizaje más efectivo. (De Pablo Pons, 1994, 285)

     
La Tecnología Educativa según Escamilla (2005: 14) son los medios de comunicación y métodos de instrucción que pueden ser usados para educar. Como pueden ser: Computadoras, WWW, multimedia, videocasetes, fotografías, películas, pizarrón, libros, periódicos, discos compactos, videodiscos, canciones, caricaturas, televisión, juegos, Internet, filminas, diapositivas, audiocasettes, documentales, radio, teatro, DVD, CD-ROM, cátedra, laboratorios, entre otros.

Así, en sus inicios existió una voluntad científico-positivista al pretender que compartiera los conocimientos de la Física, bajo un enfoque artefactual, (al centrarla en los medios, entendidos únicamente como dispositivos tecnológicos utilizados con
fines instructivos) y una clara dependencia de la Psicología del Aprendizaje, que la situaron en una perspectiva técnicoempírica.

Tradicionalmente se identifican tres etapas de desarrollo de la Tecnología Educativa hasta los años ochenta:

  1. Una primera donde la TE era concebida como “ayudas al aprendizaje” en la que se pretendía la introducción en la enseñanza de nuevos instrumentos y máquinas.
  2. Una segunda en la que se plantea como “ayudas al aprendizaje” en la buscaba la optimización de los aprendizajes que ocurren en el aula a través de metodologías bien diseñadas.
  3. Y una tercera referida a la TE como “un enfoque sistemático de la educación”. En los años setenta la comunidad académica vinculada con la TE había alcanzado un cierto consenso conceptual y de contenido en torno a dicha disciplina.

Por ello, entre otros cambios,  destacan: la evolución de su conceptualización "desde un enfoque instrumentalista, pasando por un enfoque sistémico de la enseñanza centrado en la solución de problemas, hasta un enfoque más centrado en el análisis y diseño de medios y recursos de enseñanza que no sólo habla de aplicación, sino también de reflexión y construcción del conocimiento" (PRENDES, 1998).

Esto se debe también a los cambios de paradigma y de algunas de disciplinas que la habían venido sustentando como la Psicología del Aprendizaje, Teoría de la Comunicación y la Sociología, que le permitieron evolucionar y encontrar nuevos enfoques bajo una perspectiva cognitiva mediacional y crítica.

Por ello CABERO (1999) señala que la Tecnología Educativa es un término integrador en tanto que ha integrado diversas ciencias, tecnologías y técnicas: física, ingeniería, pedagogía, psicología,  por todas las transformaciones que ha sufrido originadas tanto por los cambios del contexto educativo como por los de las ciencias básicas que la sustentan,a lo largo de su historia ha ido acogiendo diversos significados y también contradictorioprovocando tanto defensas radicales como oposiciones frontales.

Sin embargo, a partir de las propuestas de CABERO, y de la consideración de los paradigmas de investigación didáctica de las últimas décadas, se consideran las diversas etapas de la evolución de la Tecnología Educativa, incluyendo en cada caso alguna de las definiciones que se consideran más significativas aunque, como dice este autor, “estas etapas no deben contemplarse como compartimentos estancos, superados progresivamente, sino más bien como momentos que se engarzan a lo largo de su recorrido" (1989:23) también se puede considerar como:

"Un campo de conocimiento donde encontramos un espacio específico de reflexión y teorización sobre la acción educativa planificada en función de contextos, caracterizada por su mediación; y un espacio de intervención en el que los medios y los procesos de comunicación educativa se constituyen en objeto de investigación y aplicación preferentes" De Pablos (1996, 102).

La Tecnología Educativa debe contribuir a ampliar los márgenes de acción, decisión de intercomunicación entre profesores y alumnos y permitir el acceso a los nuevos medios para explorar, representar y tratar el conocimiento. Para SANCHO (1994: 7) la Tecnología Educativa debe ser: "un saber que posibilite la organización de unos entornos de aprendizaje físicos y simbólicos que sitúen al alumnado y al profesorado en las mejores condiciones posibles para perseguir las metas educativas consideradas personal y socialmente valiosas."

En el siguiente escenario, de la década de los 80 el interés que puso la Teoría Crítica, que enfatizó el hecho de que las comunicaciones educativas no eran neutrales porque tienen un importante lugar en un contexto sociopolítico, propicio un movimiento denominado Tecnología Educativa Críticaque, relacionada con diversas corrientes de reflexión de análisis filosóficos como el posestructuralismo, literario vinculado a la semiótica, sociopolíticos como la teoría feminista, etc. se cuestiona los valores sociales dominantes y se pregunta por el papel que deben desarrollar los procesos tecnológicos y de forma especial los medios y materiales de enseñanza.

Por lo que desde el enfoque crítico-reflexivo los medios se consideran sobre todo, instrumentos de pensamiento y cultura y adquieren su significado en el análisis, la reflexión crítica y la transformación de las prácticas de la enseñanza. Ésta, debe atender a las diferencias culturales, sociales y psicológicas de los estudiantes y ser respetuosa con los problemas transculturales. Los medios sirven para la liberación, la democratización y la emancipación (CEBRIÁN DE LA SERNA, 1991)

Desde aquí se asume, que la educación no cambia con la mera introducción de medios, sino que es necesario acoplar éstos dentro del sistema de instrucción, y además movilizarlos cuando el alcance de los objetivos concretos lo requiera.

Por lo que la escuela debe preparar a sus educandos  no importando el nivel, para que puedan ingresar a la sociedad del saber. Es necesario entonces, un sistema educativo que garantice la calidad;  por lo tanto debe repensar sus principios y objetivos, reinventar sus metodologías docentes y sus sistemas organizacionales. Tiene que replantear también, el concepto de la relación aprendiz – docente.

Ante toda esta dinámica, la escuela en relación con el curriculum  tiene un reto muy valioso en el proceso mismo del aprendizaje y los contenidos curriculares, en revisar críticamente el modelo, si es el adecuado a la idiosincrasia del país, si cubre realmente las expectativas de formación a largo plazo porque si quiere cumplir con su misión en el siglo XXI, debe brindar satisfacciones a las necesidades de la sociedad en general.

En este sentido, la tecnología educativa propone nuevos campos de reflexión pedagógica. El aprendizaje en las escuelas en nuestros días tiene un cambio notable, en la medida que se han incorporado a los recintos educativos las nuevas tecnologías de información y comunicación, esta situación conllevan a estudiantes y docentes a prepararse con mayor conciencia y eficacia.

Cabe precisar que la inadecuada incorporación de las nuevas tecnologías de información y comunicación al terreno educativo, provoca más desventajas que beneficios, por ejemplo: una mala inducción produce que tanto docentes como estudiantes, sean menos analíticos, que el interés por los libros vaya disminuyendo, ya que toda la información que necesitan la consiguen en cuestión de minutos con tan sólo estar frente a una pantalla y un teclado; sin consultar con otros autores para verificar dicha información.

En este sentido, las nuevas tecnologías en el trabajo adquiere una nueva conformación: se pueden mencionar los cambios que se producen sobre el empleo, las calificaciones profesionales, las relaciones laborales, las condiciones y el medio ambiente de trabajo.

Bajo este rol de ideas, a partir de la reforma del sistema educativo se incorpora como contenido básico común el aprendizaje de las nuevas tecnologías de la información, en particular los procedimientos básicos de uso de la computadora. Se promueve, además, su empleo como medio de enseñanza y de aprendizaje en cada una de las áreas o asignaturas escolares.

Para finalizar esta breve revisión histórica bien pueden ser útiles, los comentarios que realiza Area (2004, 57) respecto a ejes conceptuales que para él marcan en la actualidad la TE:

  1. La Tecnología Educativa es un espacio de conocimiento pedagógico sobre los medios, la cultura y la educación en el que se cruzan las aportaciones de distintas disciplinas de las ciencias sociales.
  2. La Tecnología Educativa es una disciplina que estudia los procesos de enseñanza y de transmisión de la cultura mediados tecnológicamente en distintos contextos educativos.
  3. La naturaleza del conocimiento de la Tecnología Educativa no es neutra ni aséptica respecto a los intereses y valores que subyacen a los proyectos sociales y políticos en los que se inserta la elaboración, uso y evaluación de la tecnología.
  4. La Tecnología Educativa posmoderna asume que los medios y tecnologías de la información y comunicación son objetos o herramientas culturales que los individuos y grupos sociales reinterpretan y utilizan en función de sus propios esquemas o parámetros culturales.
  5. La Tecnología Educativa debe partir del análisis del contexto social, cultural e ideológico bajo el cual se produce la interacción entre los sujetos y la tecnología.
  6. Los métodos de estudio e investigación de la Tecnología Educativa son eclécticos, en los que se combinan aproximaciones cuantitativas con cualitativas en función de los objetivos y naturaleza de la realidad estudiada.”

Por todo lo anteriormente escrito,  en la actualidad la Tecnología Educativa desempeña un papel preponderante, día a día, marca un contexto en el ámbito cultural, social, deportivo, de entretenimiento y por supuesto informativo. Sin embargo en el plano de la educación han revolucionado conceptos como el de alumno o profesor que han cambiado a estudiante y asesor y han consolidado y llevado a la práctica conceptos como el de Trabajo Colaborativo.

Sin embargo, la incorporación de la temática "Tecnología" y, en particular, las nuevas tecnologías de la información como contenidos básicos comunes es un elemento que puede contribuir a una mayor vinculación entre los contextos de enseñanza y las culturas que se desarrollan más allá del ámbito escolar.

 

Bibliografía.

AREA, M. (2004): Los medios y las tecnologías en la educación, Madrid, Pirámide.
CABERO, Julio (Coord.) (2007). Tecnología Educativa. Madrid: McGraw Hill.
CEBRIAN DE LA SERNA, M. (1991). "El papel de los medios tecnológicos en la Didáctica Revista de Educación.
ESCAMILLA, J. (2005) Selección y Uso de Tecnología Educativa (3ª. ed.). México: Trillas: ITESM, universidad Virtual.
DE PABLOS, Pons Juan. (2010) Políticas Educativas y Buenas Prácticas con Tic. Editorial Graó, Barcelona. 
PRENDES, Mª Paz (1998). Proyecto de Tecnología Educativa. Murcia: Universidad de Murcia.
SANCHO, Juana María, PARA UNA TECNOLOGÍA EDUCATIVA, Horsori, Barcelona, 1994.

 

*Doctor en Ciencias de la Educación, Coordinador Académico del Subcentro de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), de San Jerónimo de Juárez, Guerrero, México. Correo electrónico: luis_rosas_99@hotmail.com