Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 8, No. 1. Semestre enero-junio de 2012. ISSN: 1870-7505

 

EL USO DE LAS TIC EN EL AULA

Luis Rosas Gutiérrez *

 

RESUMEN

En los últimos años se ha introducido a los salones de clase las tecnologías de la información y la comunicación como apoyo a los procesos educativos, surgen nuevos paradigmas pedagógicos, herramientas y ambientes de aprendizaje que promueven mejorar la práctica y procesos educativos. Con esa introducción, se desarrollan modalidades educativas que en un inicio estuvieron muy relacionadas con la educación a distancia y poco a poco estas propuestas innovadoras se vienen utilizando en la educación presencial en casi todos los niveles educativos, y por supuesto la  educación básica no podía quedar a la zaga.

Sin olvidar que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (Tics) y su impacto en todos los campos de la actividad humana  imponen cambios de paradigmas en la educación, nuevas formas de concebir el proceso enseñanza- aprendizaje, así como recursos y elementos mediadores de la práctica educativa en el aula.

Pero a pesar de haber pasado ya más de medio siglo y ante lo vertiginoso de los cambios  tecnológicos actuales  y la masificación de la computadora en todos los ámbitos de la vida social como herramienta para agilizar cualquier trámite, en todas las dimensiones, la revisión que al respecto ofrece Área (2005) muestra lo incipiente que está aún su integración en la escuela y principalmente en las aulas.

SUMMARY

In recent years it has introduced to the classroom information technology and communication support to the educational process, there are new pedagogical paradigms, tools and learning environments that promote improved practice and processes. With that introduction, develop educational methods that were initially highly related to distance education and gradually these innovative approaches have been used in traditional education in almost all educational levels, and of course basic education could not be behind.

Not forgetting that the new technologies of information and communication technologies (ICTs) and their impact in all fields of human activity imposed paradigm shifts in education, new ways of understanding the teaching-learning process, and resources and mediating elements of educational practice in the classroom.

But despite having spent more than half a century and to the rapid technological changes and the mass current of the computer in all spheres of social life as a tool to speed up any process, in all dimensions, the review that Area offers over (2005) shows what is still incipient integration into the school and especially in classrooms

Palabras claves: Aprendizajes, las tics, recurso didáctico en las aulas, tecnologías.

Keywords: Learning, ICT in the classroom teaching resource, technology.
  
DESARROLLO DEL TEMA

Las Tics han sido planteadas en el Plan Nacional de Educación 2006-2116 como uno de los fines de la educación en el siglo XXI en su instancia renovación pedagógica y uso de las TIC en la educación básica. Porque en la actualidad es necesario el aprovechamiento de las nuevas tecnologías como uno de los más importantes recursos educativos.

En este sentido, la tecnología se define como el conjunto de conocimientos y técnicas que, aplicados de forma lógica y ordenada, permiten al ser humano modificar su entorno material o virtual para satisfacer sus necesidades, esto es, un proceso combinado de pensamiento y acción con la finalidad de crear soluciones útiles.

Bajo este enfoque, en la actualidad se habla de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC); sistema tecnológico que surge de la convergencia entre el conocimiento informático, las telecomunicaciones y las tecnologías de sonido e imagen (Majó y Marqués, 2002). De acuerdo con Adell (1997: 74) las TIC pueden definirse como “el conjunto de procesos y productos derivados de las nuevas herramientas (hardware y software), soportes de la información y canales de comunicación relacionados con el almacenamiento, procesamiento y transmisión digitalizados de la información”.

Por otro lado Martínez (2001:198) en sus investigaciones, incluye como nuevas tecnologías  a “todos aquellos medios de comunicación y de tratamiento de la información que van surgiendo de la unión de los avances propiciados por el desarrollo de la tecnología electrónica y las herramientas conceptuales, tanto conocidas, como aquellas otras que vayan siendo desarrolladas como consecuencia de la utilización de estas mismas nuevas tecnologías para el avance del conocimiento humano”.

Por lo que la utilización de las TIC en el aula, hoy en día tiene una gran importancia en la enseñanza. Si nos preguntamos ¿para qué utilizar las TIC en el aula?, la respuesta puede ser muy extensa, pero de una forma resumida puede decirse que “sirven para realizar todo tipo de mediación pedagógica, como motivación, interacción, que a la vez ofrece una enorme cantidad de información, etc. Por ejemplo, puedes enseñar matemáticas en clase o enseñar inglés, utilizando videos o complementar esa enseñanza con páginas web interactivas, etc.

En este sentido Manuel Área (2008) encuentra algunos elementos a considerar en la incorporación de la tecnología en el aula al decir “la escuela, como institución social y educativa, no puede dar la espalda y ser ajena a la cultura y tecnología de su época”.

  • Porque los actuales niños, adolescentes y jóvenes son usuarios habituales de las distintas tecnologías digitales videojuegos, Internet, televisión digital, móviles, cámaras.
  • Porque la escuela debe alfabetizar y desarrollar las distintas competencias y habilidades de uso de las TIC, de forma que preparen a los niños y jóvenes ante los retos de la sociedad del futuro.
  • Porque las TIC pueden ayudar a innovar y mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje que se desarrollan en las aulas y centros educativos.

Como se observa, las tics en el aula, es un excelente recurso didáctico interactivo, donde los alumnos y los profesores pueden recurrir a ella en el momento que se desea ampliar una información, hacer algunos ejercicios y sobretodo, facilita el aprendizaje, la socialización y el aprendizaje colaborativo.
    
Es cierto, que todo este proceso de integración de las TIC en el aula está haciendo que muchos profesores se sientan estancados en el uso de las nuevas tecnologías y en su correcta aplicación en clase. Para evitar esta situación, se requiere de esfuerzos e implicación de los proyectos educativos para que los docentes pierdan el temor a su correcto uso y potenciar la elaboración de materiales curriculares digitales. 

Sin embargo, para que todo este proceso avance y sea real la educación y las que las nuevas tecnologías estén integradas, es necesario que los centros educativos y la comunidad escolar (docentes, alumnos y padres) apuesten por las nuevas tecnologías elaborando proyectos que se ajusten a la realidad de cada centro de trabajo, como lo es en estos días con los programas compensatorios (SEP. 2009: 11) de “tiempo completo” y de “escuelas siempre abiertas”, los dos atienden a niños y adultos y en sus programaciones didácticas incluyen el uso y manejo de las tic.

Todo con el fin de obtener una mejor preparación de los alumnos y desarrollen sus competencias, para que ningún miembro de la comunidad escolar y, en especial que no ningún alumno quede desfavorecido por la institución educativa. Como lo menciona Roznhauz y Steimberg, (2002:11) “las tic constituyen un recurso con grandes posibilidades didácticas en el aula y un enorme atractivo para el alumno”

Como lo es en la actualidad  “enciclomedia” que se instalaron en algunas escuelas de educación primaria únicamente en los grados de 5º y 6º, más no en la secundaria en el caso del Estado de Guerrero, la cual permite por medio de una base de datos, integrar nuevas funciones y recursos del conocimiento universal o de comunidades específicas. Esta tecnología en las aulas de educación básica a través de los libros de texto oficiales retoma experiencias de la tecnología educativa en México.

Además, como se menciona (SEP 2009) contribuir al combate del  rezago educativo y la inequidad tecnológica es una herramienta más para la integración educativa en las aulas de educación básica en México. Sustentado esto, en el programa sectorial (2007-2012:7) expresa que el logro de la calidad educativa, “debe tener como soporte la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación”

No hay duda que la tecnología es una estrategia sumamente útil en el aula, que puede ayudar a innovar las estrategias educativas en los salones, sin embargo, no puede desestimarse la realidad: todavía existen algunas escuelas que no poseen computadores en sus salones y los jóvenes y docentes ni siquiera tienen computadores en sus casas.

Por lo tanto, aunque la tecnología constituye una oportunidad que no puede desestimarse, se debe tener especial cuidado de no descuidar la parte pedagógica de los docentes hacia los alumnos, la manera de impartir las clases, el conocimiento que se quiere transmitir, la educación en valores que se quiere incentivar, con el fin de formar individuos útiles a la sociedad y al país.

En este sentido, está demostrado que la utilización de estrategias educativas atractivas para el alumnado estimula a éste y consigue mayor implicación en las tareas escolares. Un alumnado estimulado en clase consigue mejores resultados, posee una visión mucho más positiva de la escuela, ve a ésta como un lugar para aprender, vivir nuevas experiencias.

En este rol de ideas, la escuela debe ser un lugar en el que los educandos desarrollen todo su potencial tanto físico como mental, debe propiciar el mayor aprendizaje posible y por consiguiente debemos obtener alumnos capaces de enfrentarse a la sociedad con las mejores garantías de éxito.

Con las TIC s podemos acercarnos un poco más a la escuela que todos deseamos, una escuela actual, en constante evolución, dispuesta a proporcionar aprendizajes significativos, una escuela en la que todos tiene cabida sin distinción ninguna. Las TIC s poseen numerosas ventajas para la formación como las siguientes:

  • Elimina barreras espacio-temporales entre el profesor y los alumnos y viceversa.
  • Aumenta las posibilidades de información, es decir, no es lo mismo que la información provenga exclusivamente de un libro de texto a que encendamos el computador y encontremos con un mundo de información.
  • Crea escenarios más atractivos, interesantes y flexibles para el aprendizaje.
  • Potencia el autoaprendizaje.
  • También proporciona un aprendizaje  independiente, colaborativo y en grupo.
  • Facilita una formación permanente tanto por parte del alumnado como del docente.
  • Deja atrás la idea de las instituciones escolares como único escenario formativo.

Aunque también poseen inconvenientes:

  • La existencia de tanta información provoca un exceso de ésta con lo que el alumno está obligado a poseer criterios de selección. Aunque este criterio de selección es necesario para que los alumnos lleguen a tener la capacidad de ser críticos y capaces de decidir por sí mismos lo que quieren saber y conocer.
  • La incorporación de estos avances en educación requiere un gran desembolso económico, pero considero que es necesario si queremos salir del nivel de atraso en la que se encuentra México en el aspecto educativo.
  • No sólo basta con incorporar las TICs a la educación sino que además debe existir un profesorado capaz de manejarlas con eficiencia y eficacia.

Teniendo en cuenta las ventajas e inconvenientes podemos decir que las Tics son beneficiosas y necesarias en la escuela de nuestros días.

Todas estas posibilidades de mejora que nos aporta las Tics no se pueden llevar a cabo sin un profesorado comprometido con el aprendizaje de sus alumnos. Por lo que el profesorado de hoy, debe plantearse retos nuevos y más ambiciosos como proporcionar al alumnado un conocimiento que le sea útil en su vida diaria, con unos contenidos actuales, atractivos, que llamen su atención y los haga interesarse en su educación.

Por lo que, el profesor de nuestros días debe estar en constante formación, dispuesto a mejorar en cada momento sus métodos de enseñanza, implicados en la modernización tecnológica de la escuela con el fin de desarrollar de sus alumnos todas sus competencias.

No se quiere un profesorado conformista, aburrido, despreocupado por las experiencias y vivencias de sus alumnos y sí por sus intereses personales, con una metodología anticuada sino que se necesitan docentes actuales, con ganas de enseñar pero también de aprender cada día, dispuestos a cambiar esa imagen decadente que posee la escuela, y a transformarla en una institución actual, en constante evolución.

Este docente debe proporcionar al alumnado un desarrollo integral de su persona y no sólo un desarrollo cognitivo. Para ello, el docente de hoy debe ser activo, creativo, alegre, comprometido con su tarea de educar.

Con la utilización de las Tics en el aula, el docente provoca un cambio radical en el tipo de metodología, se pasa de una clase cerrada, en la que el profesor habla y los alumnos escuchan, a un profesor activo, haciendo de una clase en la que principalmente los alumnos son participes de su propio aprendizaje, y éste sólo orienta pero no ordena y los alumnos se esfuerzan por desarrollarse a sí mismos pero no obedecen las simples indicaciones del profesor y no obtienen el trabajo hecho sino que se les ayuda para que ellos mismos resuelvan sus propios desafíos.

Desde aquí quiero decir que las Tics no sólo están compuestas por un ordenador e Internet sino que las nuevas tecnologías de la información y comunicación se componen también del video, la televisión educativa, los hipertextos e hipermedias, la videoconferencias, que también hoy día son utilizadas con fines educativos y a la vez proporcionan conocimientos nuevos y de interés para todos.

Sin embargo, investigaciones llevadas a cabo sobre el impacto de los medios y la tecnología en la enseñanza, han concluido que el modelo pedagógico tiene mayor incidencia que la tecnología usada. Diversos estudios recientes, (Balanskat, Blamire y Kefala, 2006; BECTA, 2007; Candie y Munro, 2007, citados por Área, 2008) concluyeron que a pesar del incremento de la disponibilidad de los recursos tecnológicos en las escuelas, la práctica docente en el aula no ha variado mucho del modelo tradicional, usando las TICs para apoyar más bien las pedagogías existentes, sobre todo las prácticas expositivas o de transmisión de información, lo cual no constituye una innovación al modelo de enseñanza (Area, Enero 2008). Siendo la utilización didáctica de las tecnologías en el aula más usuales:

  • Apoyar las exposiciones magistrales del profesor en el aula.
  • Demandar al alumnado la realización de ejercicios o microactividades interactivas de bajo o medio nivel de complejidad.
  • Solicitar a los estudiantes que busquen información en Internet como si fuera una biblioteca.
  • Enseñar al alumnado competencias informáticas en el uso del software (por ejemplo cómo usar power point, diseñar páginas. web, editar imágenes, etc.)

Todo lo cual no representa una renovación pedagógica relevante, sin embargo, no deja de ser interesante de ser considerada en las estrategias pedagógicas utilizadas por los docentes para motivar el aprendizaje en los alumnos.

Considerando todo lo anteriormente escrito, una de la funciones de la educación futura debe ser promover la capacidad de los alumnos de gestionar sus propios aprendizajes desde los ámbitos más diversos y con las voces más variadas, se exige ya una nueva forma de entender la escuela, que se traduce en la necesidad de diseñar nuevos currículos que sirvan no sólo para aprender sino también para seguir aprendiendo.

En este sentido se presenta un cuadro de doble entrada donde se describen las fortalezas y debilidades que se presentan al hacer uso de las tics en el aulas, pero sólo si el docente posee las competencias necesarias que recomienda Philippe Perrenoud (2004).

FORTALEZAS

DEBILIDADES

  • Ahorro de tiempo y costos al impartir educación.
  • Interacción social entre alumnos y   profesores, independientemente que no estén en el aula.
  • Al constituirse en una herramienta novedosa, normalmente el alumno se muestra interesado en participar.
  • Favorece la libertad de expresión de los educandos.
  • Permite movilizar grandes cantidades de información.
  • Adquiere, procesa y transmite información rápidamente.
  • Interactuar con otras personas fuera del aula, a través de internet.
  • Accesar a fuentes de conocimiento.
  • Ordenar información.
  • Trabajar con simuladores.
  • Contribuye al desarrollo de un aprendizaje participativo y colaborativo.
  • Formación de comunidades de aprendizaje.
  • Frustración de los alumnos si no manejan la tecnología o no poseen computadores personales.
  • En algunas ocasiones, ocurre el aislamiento entre docentes y estudiantes.
  • Requiere un proceso de alfabetización digital previa.
  • La falta de capacitación y orientación de algunos docentes.
  • La brecha digital entre algunos docentes y la falta del uso de la tecnología en zonas rurales delimita el uso del proceso educativo.

 

Marqués, P. (2000). Impacto de las TIC en Educación: Funciones y Limitaciones.

Diez nuevas competencias para enseñar. Competencias de referencia

Competencias más específicas para trabajar en formación continua (ejemplos)

Organizar y animar situaciones de aprendizaje

Conocer, a través de una disciplina determinada, los contenidos que hay que enseñar y su traducción en objetivos de aprendizaje
Trabajar a partir de las representaciones de los alumnos
Trabajar a partir de los errores y los obstáculos en el aprendizaje
Construir y planificar dispositivos y secuencias didácticas
Implicar a los alumnos en actividades de investigación, en proyectos de conocimiento

Gestionar la progresión de los aprendizajes

Concebir y hacer frente a situaciones-problema ajustadas al nivel y a las posibilidades de los alumnos
Adquirir una visión longitudinal de los objetivos de la enseñanza
Establecer vínculos con las teorías que sostienen las actividades de aprendizaje
Observar y evaluar a los alumnos en situaciones de aprendizaje, según un enfoque formativo
Establecer controles periódicos de competencias y tomar decisiones de progresión

Elaborar y hacer evolucionar los dispositivos de diferenciación

Hacer frente a la heterogeneidad en el mismo grupo-clase
Compartimentar, extender la gestión de la clase a un espacio más amplio
Practicar un apoyo integrado, trabajar con los alumnos con grandes dificultades
Desarrollar la cooperación entre alumnos y ciertas formas simples de enseñanza mutua

Implicar a los alumnos en sus aprendizajes y en su trabajo

Fomentar el deseo de aprender, explicitar su relación con el conocimiento, el sentido del trabajo escolar, y desarrollar la capacidad de autoevaluación del alumnado
Instituir y hacer funcionar un consejo de alumnos (consejo de clase o de centro) y negociar con ellos varios tipos de reglas y de acuerdos
Ofrecer actividades de formación opcionales, “a la carta”
Favorecer la definición de un proyecto personal del alumno

Trabajar en equipo

Elaborar un proyecto de equipo, de representaciones comunes
Impulsar un grupo de trabajo, dirigir reuniones
Formar y renovar el equipo pedagógico
Afrontar y analizar conjuntamente situaciones complejas, prácticas y problemas profesionales
Hacer frente a crisis o conflictos entre personas

Participar en la gestión de la escuela

Elaborar, negociar un proyecto institucional
Administrar los recursos del centro
Coordinar, fomentar una escuela con todos los componentes (extraescolares, del barrio, asociaciones de padres, profesores de lengua y cultura de origen)
Organizar y hacer evolucionar, en el mismo centro, la participación de los alumnos

Philippe Perrenoud. Col. Biblioteca de aula, 196. Ed. Graó. Barcelona, 2007 (5ª edición)
 
Haciendo un análisis de todo lo escrito se debe entender que lo relevante debe ser siempre lo educativo, no lo tecnológico. Por ello, un docente cuando planifique el uso de las TIC siempre debe tener en mente qué es lo que van a aprender los alumnos y en qué medida la tecnología sirve para mejorar la calidad del proceso de enseñanza que se desarrolla en el aula.

Un profesor o profesora debe ser consciente de que las TIC no tienen efectos mágicos sobre el aprendizaje ni generan automáticamente innovación educativa. El mero hecho de usar ordenadores en la enseñanza no implica ser mejor ni peor profesor ni que sus alumnos incrementen su motivación, su rendimiento o su interés por el aprendizaje.

Es el método o estrategia didáctica junto con las actividades planificadas las que promueven un tipo u otro de aprendizaje. Con un método de enseñanza expositivo, las TIC refuerzan el aprendizaje por recepción. Con un método de enseñanza constructivista, las TIC facilitan un proceso de aprendizaje por descubrimiento.

Por consiguiente, se deben utilizar las TIC de forma que el alumnado aprenda “haciendo cosas” con la tecnología. Es decir, debemos organizar en el aula experiencias de trabajo para que el alumnado desarrolle tareas con las TIC de naturaleza diversa como pueden ser el buscar datos, manipular objetos digitales, crear información en distintos formatos, comunicarse con otras personas, oir música, ver videos, resolver problemas, realizar debates virtuales, leer documentos, contestar cuestionarios, trabajar en equipo, etc.

Éstas se deben utilizar tanto como recursos de apoyo para el aprendizaje académico de las distintas materias curriculares (matemáticas, español, historia, geografía, educación cívica, etc.) como para la adquisición y desarrollo de competencias específicas en la tecnología digital e información.

En este contexto las TIC pueden ser utilizadas tanto como herramientas para la búsqueda, consulta y elaboración de información como para relacionarse y comunicarse con otras personas. Es decir, debemos propiciar que el alumnado desarrolle con las TIC tareas tanto de naturaleza intelectual como social.

Deben ser utilizadas tanto para el trabajo individual de cada alumno como para el desarrollo de procesos de aprendizaje colaborativo entre grupos de alumnos tanto presencial como virtualmente.

Para hacer esto realidad, se requieren instituciones educativa que tenga su centro en la actividad del alumno, que cuente con buenos profesores con pleno dominio de su área de conocimiento, que se apropien de los instrumentos propios de la cultura y los pongan al servicio del desarrollo de todo el potencial de sus alumnos, favoreciendo el aprendizaje significativo y logrando a través de ello que aprendan a pensar, que aprendan a aprender.

BIBLIOGRAFÍA

ADELL, Jordi. Tendencias en educación en la sociedad de las tecnologías de la información en EDUTEC, Revista Electrónica de Tecnología Educativa, Núm. 7, Universidad de las Islas Baleares, España. 1997.

ÁREA, M. (2008) ¿Las TICs están generando innovación pedagógica en las aulas? Disponibleen:http://ordenadoresenelaula.blogspot.com/2008/01/las-ticestn- generando-innovacin.html

MAJÓ, J. (2003). Nuevas tecnologías y educación. En Línea.

MARQUÉS, P. (2000). Impacto de las TIC en Educación: Funciones y Limitaciones. Disponible en: http://dewey.uab.es/PMARQUES/siyedu.htm.

PHILIPPE, Perrenoud. Col. Biblioteca de aula, 196. Ed. Graó. Barcelona, 2007 (5ª edición)

POZO, J. y Monereo, C. (1999). "Aprender a Aprender: Una Demanda de la Educación del siglo XXI". Disponible  en:  http://www.quadernsdigitals.net/index.php?accionMenu=hemeroteca.VisualizaA rticuloIU.visualiza&articulo_id=8479.

ROZENHAUS, Julieta, Steinberg Silvia. Llegaron para quedarse. Propuesta de inserción a las nuevas tecnologías en las aulas. Niño y Dávila. Buenos aires. 2005

SEP. Programa de escuelas de tiempo completo. México.  2009. 96 pp.

SEP. Programa sectorial de educación 2007-2012. México. 2007

http://tecnologiaeducativa-marinelo.blogspot.mx/2009/01/declogo-para-el-uso-de-la-tecnologa-en.html. 04-05-12

 

* Coordinador  Académico del Subcentro UPN. San Jerónimo de Juárez, Gro.