Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 7, No. 2. Semestre julio-diciembre de 2011. ISSN: 1870-7505

 

LAS TICS EN LOS PROCESOS DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE  DE EDUCACIÓN BÁSICA EN MÉXICO

Por Luís Rosas Gutiérrez*

 

RESUMEN

En todo sistema educativo, lograr estudiantes altamente motivados hacia su rol de aprendices es una meta sumamente importante para mantenerlos en la escuela.  De esta forma, se considera a la tecnología TIC como un elemento que puede ofrecer estímulos al estudiante para que desee, disfrute y busque ampliar sus aprendizajes significativos.

Sin embargo, en sus aspectos educativos, de manera general  la tecnología aún no ha logrado un lugar universalmente reconocido en los sistemas educativos, en los que coexisten concepciones diferenciadas acerca de sus objetivos y de sus contenidos.

En este sentido, la educación se ha transformado con las tecnologías; sin embargo, más allá de lo supuesto, aún falta mucho por aprovecharlas; ya que ésta, en sí misma no implica un cambio en la forma de aprender y enseñar; sino que requiere de otros factores como son infraestructura, equipamiento, competencias docentes y apertura por parte de las instituciones educativas.

PALABRAS CLAVES: Tecnologia, aprendizajes,  enseñanza, competencias.

ABSTRACT

In any educational system, highly motivated students to achieve their role as learners is a highly important to keep them in school. Thus, technology TIC is considered as an element that can provide incentives for students to want, enjoy and look to extend their learning meaningful.

However, in their educational, technology in general has not been a universally recognized in the educational systems, where different views coexist on its objectives and its contents.

In this regard, education has evolved with technology, but beyond that, of course, much remains to take advantage, as this in itself does not imply a change in the way of learning and teaching, but requires other factors such as infrastructure, equipment, teaching skills and openness on the part of educational institutions.

KEYWORDS: Technology, learning, education, skills.

 

Una de las preocupaciones fundamentales de la secretaría de educación pública  es la de abrir espacios orientados a incrementar y potenciar el uso de los recursos tecnológicos en las tareas educativas de México. Con este propósito se crearon instancias como la Dirección general de televisión educativa (DGTVE), organismo dedicado a la producción de materiales audiovisuales de carácter educativo y cultural.

El ámbito de acción de la (DGTVE) es el espacio en el que los saberes y prácticas educativas interactúan con las tecnologías de la información y comunicación (TIC), realizando propuestas de intervención, propiciando nuevas prácticas y formas de conducir procesos de enseñanza y aprendizaje, impartiendo capacitación y actualización, así como mediante la generación de nuevos conocimientos en relación a la vinculación de la educación básica, media y superior con las TIC.

Para familiarizarnos con estos conceptos que ya son bien difundidos y conocidos por todos, pero no se tiene el conocimiento para que pueden ser útiles las TIC en la educación básica.

Así tenemos que el término tecnología según Buch (1999: 63) es una etiqueta con muchos significados posibles. Es muy común que coloquialmente se haga una equivalencia entre tecnología e internet o entre tecnología e informática. Es Importante tener en cuenta las diferencias que existen entre ambas, pero más importante aún es entender que el concepto con el que debemos  de trabajar es el de la convergencia.

Porque con la convergencia, porque la informática, la información y las telecomunicaciones, son en esta convergencia de tecnologías a la que se le denomina Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Sin embargo este potencial recurso ha sido sólo una  ilusión de que  podrían ser la llave para resolver gran parte de los problemas educativos y para dar un impulso a la calidad de la enseñanza, pero poco a poco, se ha ido desvaneciendo ante los grandes retos y las dificultades la principal la de modificar la organización de las escuelas y la forma de enseñar de los profesores.

Porque La utilización de la tecnología en el aula de clases es un proceso que implica grandes retos y cambios en la educación.  Los primeros retos son que los  educadores y las educadoras, deben capacitarse en:

a) El uso, manejo y aplicación de las tecnologías que inciden sobre el proceso educativo;
b) Conocer los cambios de paradigmas educativos relacionados a las estrategias y metodologías con las TICS que se usan en el salón de clase en este siglo.
c) Conocer el plan de estudio que está trabajando para poder orientar adecuadamente los procesos educativos que le demanda la sociedad.

Con respeto a estos retos, el sistema educativo mexicano, las ha venido mejorando, con la implementación cursos, talleres, diplomados, donde sea el profesor quien se inmiscuya en ese aprendizaje tecnológico para que pueda ser más eficiente en su labor educativa.

En este sentido, el uso de la tecnología en el salón de clases, se justifica desde dos puntos de vista;  el sentido común generado por las creencias populares y la investigación educativa.  La creencia general del rol fundamental de la tecnología en los sistemas educativos implica que la transmisión de una educación de alta calidad debe usar métodos basados en tecnología.  Es decir, que las herramientas tecnológicas juegan un papel importante en diversas áreas de la sociedad, por tanto, la educación debe integrar y reflejar sus tendencias de crecimiento.

En cuanto a las investigaciones educativas sobre el uso de la tecnología en la educación no presentan un resultado contundente sobre su impacto en la enseñanza y el aprendizaje.  Sin embargo, han permitido establecer algunas razones para continuar o expandir el uso de la tecnología en el aula de clases.

En este sentido, la UNESCO (2000) sostiene: Recibir una educación de calidad a lo largo de toda la vida es un derecho congénito de cada niño, mujer u hombre. Porque  la educación,  contribuye a la consecución de todos los objetivos del desarrollo humano.

Después de este pequeño preámbulo, nos introduciremos al mundo de la tecnología, de la información y del conocimiento y de cómo ésta se ha venido incrustando en el ámbito educativo mexicano, desde la educación básica, media superior y superior, hasta aterrizar en la sociedad.

En este sentido y, considerando los múltiples cambios o transformaciones del mundo actual, el educativo también ha requerido transformarse con la finalidad de enfrentar los retos de esta sociedad del conocimiento, pues resultaría obsoleto pretender brindar el mismo tipo de educación que se venía dando en el siglo XX.

Con respecto a lo anterior, en cuanto al tipo de educación que requieren los niños y jóvenes, se pueden encontrar algunas ideas claves en la reforma educativa de preescolar (2004), la de secundaria (2006) y la de primaria recién realizada (2009). Como son las competencias que deben de desarrollar en la distintas disciplinas educativas, sociales, culturales, científicas y artísticas, las cuales de acuerdo con la reforma del 2011, estas se tienen que abordar desde los campos formativos.

En ese sentido, podemos decir que la idea de calidad educativa, requiere ser resignificada a cada momento, repensada a la luz de la comunidad que nos rodea.

Así tenemos como inicio de tecnología, la televisión que fue considerada como un medio difusor de la cultura y la educación; la misión de su mensajes era informar, entretener y educar pero de forma más consistente; tomando estas premisas fue así como en el año 1959, se llevó a efecto la creación del canal 11 del Instituto Politécnico Nacional en México, lo cual dio inicio a un largo proyecto con el objetivo de difundir la cultura y la educación.

En este sentido, 1965 se inició una campaña de alfabetización por televisión, cuyo propósito prioritariamente fue disminuir el analfabetismo. Así con este mismo fin, en 1968 se iniciaron las transmisiones regulares de telesecundaria con la visión de vencer las limitantes geográficas, para que, los niños de las zonas rurales, pudieran acceder a la educación secundaria.

Posteriormente se crea la red satelital de televisión educativa, (EDUSAT) la cual fue inaugurada oficialmente en diciembre de 1995, se le concibió como un elemento de apoyo para la enseñanza en la educación formal y no formal, con una perspectiva tecnológica al servicio de la educación y la igualdad (ILCE, 2002).

Como parte del proyecto educativo de telesecundaria de 1965, en septiembre de 1996, se equiparon algunos planteles educativos con televisiones, videocaseteras y videos de diferentes asignaturas. De esta manera y con miras a poner a la disposición del ámbito educativo la tecnología, en 1997 surge bajo la responsabilidad del (ILCE) y del gobierno, la denominada red escolar que consiste en crear una comunidad educativa virtual integrada por alumnos, profesores, padres de familia, directivos, especialistas y asesores que apoyan las funciones de docencia, investigación y difusión educativa, tanto para el nivel de educación básica como para la educación normal, así como para fortalecer las acciones en materia de capacitación, actualización y superación académica de los docentes e investigadores educativos.

Con esta misma visión, en el 2001, surgió el proyecto e-México, una propuesta de la organización para la cooperación y desarrollo económico (OCDE), para el uso estratégico de la tecnología mediante centros comunitarios digitales (CCD), que otorgaran acceso a la población a los distintos servicios que el gobierno ofrecía por esta vía, en áreas como salud, economía, turismo, trámites electrónicos, educación y gobierno (ILCE, 2002).

De manera más específicas, en el 2003, surgió el servicio denominado Enciclomedia, de acuerdo con el (CONACYT), proyecto de informática educativa que permite ligar los temas de los libros de texto gratuitos a una base de información integrada por archivos diseñados ex profeso; con ello se pretendía que estudiantes y profesores de educación primaria enriquezcan los contenidos de los libros de texto gratuitos que la SEP edita para los alumnos y de esta manera el docente modifique la vieja escuela con la que viene enseñando y transforme su metodología y los ambientes de aprendizaje donde se observe la creatividad y aprendizajes significativos, pero la limitante de este proyecto, es que sólo se ofreció a 5º y 6º, dejando a un lado a los otros grados, así como al nivel preescolar y secundaria que a la fecha carecen de dicha herramienta.

Como se puede observar se han hecho grandes avances en cuanto a la implementación de la tecnología en la educación pero a pesar de ser muy útil en el proceso enseñanza-aprendizaje, debido al número de sentidos que pueden estimular y la potencialidad de esos recursos en la retención de la información, como los videos interactivos y los software multimedia, donde el alumno, además de recibir información a través de diferentes códigos, tiene que realizar actividades para reforzar su aprendizaje, no se ha podido llegar  a la tan deseada calidad educativa que desde mucho tiempo se ha tratado de alcanzar.

En efecto es conveniente mencionar los tres usos básicos de las TIC en educación de acuerdo con Marqués (2000: 148):

1) Uso de las TIC con la finalidad de aprender de ellas mismas: Se refiere a la alfabetización digital; es decir, es el aprender a utilizar los ordenadores y programas en general; así como la adquisición de buenos hábitos al trabajar con el computador;  por lo general esta enseñanza se brinda dentro el aula y fuera del aula.
2) Aprender “de” las TIC en el aula: se refiere básicamente a utilizarlas como un recurso informativo y de transmisión. Así, los docentes por lo general consideran, que mandar a los alumnos a los centros de cómputo a buscar información o realizar determinados trabajos (individuales o en grupo) con los procesadores de textos, editores de presentaciones multimedia; internet, etc. se están utilizando de manera integral, pero en realidad se está haciendo uso de ellas para lograr que los alumnos adquieran procesos cognitivos que les permitan el logro de aprendizajes significativos.

En este sentido, prender “de” y “con” las TIC como soporte en el aula de clase se mejoran las exposiciones mediante el uso de imágenes, sonidos, esquemas; el alumnado participa más, debido a que comparte información encontrada en la red, etc. Pero no hay un cambio trascendental en el aprendizaje. Los métodos docentes mejoran, tienen resultados más eficaces, pero no se transforman.

Aprender “con” las TIC como instrumento cognitivo y para el aprendizaje es conveniente que se focalice los esfuerzos docentes, ya que se refiere a la utilización de las TIC como complemento de las clases presenciales o como espacio virtual.

En este mismo rol de ideas, Majó (2003: 64), quien refiere que tanto el sistema educativo como la escuela, no se deben conformar únicamente con enseñar las nuevas tecnologías, sino que debe producir cambios que repercutan en la preparación de gente.

Asimismo, Díaz-Barriga y Hernández (2002: 152), refieren que el alumno debe ser el responsable último de su proceso de aprendizaje, pues es el mismo quien construye o reconstruye los saberes, y se convierte en un ser activo al manipular, descubrir, inventar, entre otras actividades.

En conclusión, podemos decir que las tecnologías de la información, a lo largo de la historia, han contribuido a construir nuestras estructuras mentales. El paso de la cultura oral a la escrita significó transformaciones radicales en la forma de percibir y procesar la información y en la manera como somos conscientes de nuestra propia historia.

Asimismo, en el marco de la globalización de la información, las corrientes pedagógicas actuales de tipo socio-constructivista y las posibilidades para el proceso de la información que abren las TIC, no sólo propician un cambio en los tradicionales papeles docentes sino que también los estudiantes deben enfrentarse al uso de nuevas técnicas y pautas de actuación (UNAM, 2003).

 

BIBLIOGRAFÍA:

BUCH, Tomás,  (1999): Sistemas tecnológicos, Buenos Aires,  editorial Aique
BURBULES, N. (2008). Riesgos y promesas de las TIC en la educación. ¿Qué hemos aprendido en estos últimos 10 años?, en Las TIC: del aula a la agenda política. IIPE, UNESCO, UNICEF. Buenos Aires, Argentina.
BURCH, Sally et al, 2004. “Se cayó el sistema”: Enredos de la Sociedad de la Información, ALAI, Quito
DÍAZ, Barriga, F; Hernández, G. (2002). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo: una interpretación constructivista. (2ª Ed.) México. McGrawHill.
MAJÓ, Joan. Nuevas tecnologías y educación. En: Presentación del 1º informe de las TIC en los centros de enseñanza no universitaria, 2000. Internet
MARQUÉS, Graells, Pere (1999). "TIC aplicadas a la educación. Algunas líneas de investigación". Revista EDUCAR. Primaria. Distrito Federal, México: SEP
REVISTA DE INVESTIGACIÓN EDUCATIVA ConeCT@2 Octubre 2010 - Enero 2011 Año. 1, Núm. 2
ROSARIO, J. (2005). La Tecnología de la información y la Comunicación (TIC). Su uso como Herramienta para el fortalecimiento y el desarrollo de la educación.
SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA (2004). Plan de Estudios 2004. Educación básica. Preescolar. Distrito Federal, México: SEP.
SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA (2006). Plan de Estudios 2006. Educación básica. Secundaria. Distrito Federal, México: SEP.
SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA (2008), Plan de estudios 2009. Educación básica.
http://www.unesco.org/new/es/education/resources/online-materials/publications/

* Profesor Investigador del Subcentro de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) en San Jerónimo de Juárez, Guerrero, México y asesor de la Maestría en Competencias Docentes. Correo electrónico: luis_rosas_99@hotmail.com