Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 9, No. 2. Semestre julio-diciembre de 2013. ISSN: 1870-7505

 

Diagnóstico del desarrollo social en el estado de Guerrero para una población educada – Parte I

Justino Árziga Castañón1
Rodolfo Bórquez Bustos2

 

Resumen: Como parte de un análisis general sobre la situación que guarda el estado de Guerrero en relación con su desarrollo social, el artículo devela algunas de estas características. Las condiciones que son necesarias para asegurar un tránsito óptimo a fin de reducir índices de marginación, no son favorables para lograrlo, por tal motivo se aborda el estudio.

Palabras claves: Desarrollo social, educación, emigración, empleo.

Abstract: As part of a general analysis of the conditions under which the state of Guerrero in relation to their social development, the article reveals some of these features. The conditions that are necessary to ensure optimal traffic to reduce exclusion rates are not favorable to do so, as such deals with the study.

Key words: Social development, education, immigration, employment.

Introducción

El estado de Guerrero, es una de las entidades que presenta bajos índices de desarrollo económico y social en comparación con otras de la república mexicana. Esta situación otorga muy pocas oportunidades para que la población juvenil vislumbre un futuro de mejores condiciones, en el cual puedan participar aportando su iniciativa y creatividad para transformar las condiciones actuales, pero también aportando una visión crítica que contribuya a construir un estado con mejores oportunidades para toda la población.

La población que radica en el estado muy joven, los datos que muestra el Censo de Población y Vivienda 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI, 2010) indica que el 52.75% son menores de 25 años, lo que revela el enorme potencial de recursos humanos (aunado a la riqueza de recursos naturales que posee) para generar mejores condiciones de desarrollo socioeconómico.

Los jóvenes que integran la sociedad guerrerense en estos momentos pueden ser un factor valioso para lograr un desarrollo de la región. En un futuro cercano, deberán incorporarse al mercado laboral, contribuyendo con su trabajo en el crecimiento de las distintas actividades económicas y sociales. Sin embargo, existen otros datos que nos presentan un futuro no muy satisfactorio, principalmente por los factores de migración, de oferta de formación académica y empleo.

Factores de migración

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población (CONAPO) para 2010, muestra que la migración neta internacional fue de 44,667 guerrerenses, de los cuales el 43.16% tenían un rango de edad entre 15 y 25 años, es decir, gran parte de la población joven en condiciones de formarse académicamente para participar en el desarrollo de la entidad, la tiene que abandonar para desplazarse a otros países con el fin de obtener un sustento económico debido a la falta de oportunidades en su tierra. Es una pérdida difícil de recuperar, al no disponer de espacios laborales con ingresos suficientes para subsistir en condiciones aceptables.

 

Total

%

Total de migrantes internacionales de Guerrero en 2010

44,667

100.0

Migrantes internacionales de 15 – 25 años de edad

19,277

43.16

 Fuente: CONAPO

Esta migración de gente joven a otros países significa también una merma en la fuerza laboral de la entidad, porque significan ciudadanos que podrían contribuir en el fortalecimiento de los sectores económicos en un futuro inmediato. Estos jóvenes descartan participar en el mejoramiento del estado, no por despreciar oportunidades, sino porque no existen actualmente y no hay perspectivas para su mejoramiento.

Cobertura educativa

Por otro lado, en el ámbito de la educación, el grupo de jóvenes en el rango de 15 a 25 años de edad, los que están en el bachillerato y los que están cursando una licenciatura, presentan para la entidad la siguiente situación.

Los datos del INEGI nos muestran que la tasa de alfabetización de la población comprendida entre los 15 a los 24 años, es del 96.1%, lo que indica el enorme potencial de personas que tienen habilidades elementales (leer y escribir) para poder capacitarse y formarse académicamente en actividades que requieran de estudios medios o superiores. Es por esta razón que las políticas orientadas a promover la educación en todos los ciudadanos, repercute como un beneficio para la sociedad guerrerense.

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) en su Panorama Educativo en México 2009 (INEE, 2011), señala que en ese año, existían 103,739 alumnos cursando la educación media superior en 322 escuelas (259 de bachillerato general, 45 de bachillerato tecnológico y 18 de profesional técnico) en el estado de Guerrero. Asimismo, se señala que la cobertura neta para la población de edad típica (15 a 17 años) en 2008, fue del 33.2% (30.3% para los hombres y 36.1% para las mujeres), desafortunadamente un dato desalentador, considerando que el promedio nacional en el mismo año fue de 47.8%. Sólo uno de cada tres individuos de 15 a 17 años estaba cursando estudios de educación media superior (EMS) en 2008, el resto que no tuvo oportunidad de estudiar un bachillerato, probablemente se dedicó a trabajar en sus lugares de origen o engrosó las estadísticas de jóvenes migrantes nacionales e internacionales en busca de oportunidades de trabajo.

En cuanto a la educación superior, el documento de la SEP denominado Principales Cifras Escolares 2010-2011 (SEP, 2011) señala que 51,358 individuos se encontraban cursando estudios de licenciatura universitaria o tecnológica o normal, en 122 escuelas, de las cuales 100 escuelas eran de estudios de licenciatura universitaria o tecnológica y 22 eran de estudios de normal. Comparando los datos del INEGI para el Censo de Población y Vivienda 2010, la población de 19-23 años, edad típica para los estudios universitarios, era de 296,889 personas, por lo que la cobertura de educación superior para 2010 se ubica en 17.29%, lo cual quiere decir que sólo 2 de cada 10 personas en edad de estudiar la universidad lo hacen, y 8 se dedican a trabajar en sus lugares de origen o engrosan las estadísticas de jóvenes migrantes nacionales e internacionales en busca de oportunidades de trabajo, al igual que los individuos que no cursaron bachillerato.

Cobertura de educación media superior en 2008 y educación superior en 2010

 

Educación media superior

Educación superior

Guerrero

33.2%

17.29%

Fuente: Con datos de la SEP, INEE e INEGI.

Factores de empleo

En relación al empleo, de acuerdo a datos del INEGI de 2010, el estado contaba una población económicamente activa (PEA) de 1´245,837 ciudadanos, y el número de personas de la población económicamente activa ocupadas era de 1´216,997 personas. El otro dato importante a destacar, es la participación económica por géneros, pues mientras la tasa bruta de participación de los hombres es del 72.24%, la tasa bruta de participación económica de las mujeres es del 28.20%, en otras palabras, siete de cada diez hombres tienen una ocupación económica y en cuanto a las mujeres sólo 3 de cada 10 lo hacen. Este dato contrasta con el total de la población del estado, porque son más las mujeres que pueblan la entidad y por otra parte, en el ámbito educativo, son más las mujeres que estudian en los niveles medio superior y superior que los hombres.

Sin embargo, el estado de Guerrero se caracteriza por una alta marginación, su desarrollo económico y social es muy bajo en relación con otros estados. De acuerdo con datos de 2010 del CONAPO, de los 81 municipios que lo integran, el 53% se ubican en muy alta marginación, un 22% están en alta marginación, un 20% en marginación media y solo un 5% en baja marginación, sin embargo, no existe un solo municipio en la categoría de muy baja marginación.

Si analizamos del grado de marginación nacional, de acuerdo con los mismos datos de la CONAPO, de los 2454 municipios que integran el país, un 18% tiene muy alta marginación, un 17% tiene alta marginación, un 38% se ubica en marginación media, un 16% tiene baja marginación y un 11% tiene muy baja marginación. Por distribución poblacional, el 56.3% de la población en el país se encuentra en municipios de muy baja marginación y sólo el 4.9% esta en muy alta marginación, este contraste de datos es indicativo de que en la República Mexicana, la mayoría de la población de concentra en centros urbanos, donde los servicios educativos, de salud y vivienda son de mejor calidad y cubren a la mayoría de la población.

El estado de Guerrero ocupa el primer lugar en marginación a nivel nacional, seguidos de Chiapas y Oaxaca que ocupan el segundo y tercer lugar respectivamente, la entidad con menor grado es el Distrito Federal, que ocupa el lugar 32 en la lista.

El índice de marginación se conforma por los servicios con que cuentan las viviendas (drenaje, excusado, agua entubada, energía eléctrica y piso), los niveles de analfabetismo y el nivel de ingreso promedio de la población. La evaluación cuantitativa de estas características no revela las condiciones que guardan los habitantes del estado de Guerrero, considerado un estado pobre por no cubrir los servicios necesarios demandados por la población.

Como se observa en los datos anteriores, la situación que guarda el país no es proporcional a los índices que guarda el estado de Guerrero, porque la mayoría de la población en México se encuentra en zonas con muy bajo índice de marginación, es decir en zonas que tienen más y mejores servicios, y en gran medida porque éstas se concentran en zonas urbanas.

El estado de Guerrero forma parte de la zona geográfica pacífico sur de la República Mexicana, la cual conforman los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca. Existen importantes contrastes en los indicadores socioeconómicos de estas entidades en relación con las entidades restantes del país, principalmente en los ámbitos de la educación, la salud y la vivienda. Estas tres entidades son las más atrasadas del país, a pesar de contar con recursos naturales y humanos con un potencial para ubicarlos en mejores lugares de desarrollo.

El desarrollo socioeconómico de las poblaciones que integran el estado de Guerrero ha sido frenado por diversas causas, entre las probables causas podemos mencionar la accidentada geografía y la dispersión poblacional, lo que impide la adecuada comunicación terrestre para atender oportunamente necesidades de la población que vive en pueblos y comunidades remotas aun cuando estas tienen el potencial y los recursos necesarios para ofrecer mejores condiciones de vida a su población.

La entidad contó para el año 2010 con 3´388,768 habitantes acorde con datos del INEGI, de este universo de población, el 41.81% vive en comunidades menores de 2500 habitantes, lo cual indica que prácticamente la mitad de la población del estado vive en áreas rurales y serranas, en donde la mayoría de las vías de comunicación están en condiciones no aptas para traslados rápidos y oportunos de vehículos motores, esta situación también afecta los esfuerzos por ofrecer servicios educativos a localidades apartadas, de tal manera que las escuelas se concentran en poblaciones de cabeceras municipales o ejidales, donde pueden acudir los estudiantes que viven en zonas dispersas.

La esperanza de vida del poblador guerrerense es en promedio de 73.84 años de acuerdo con datos de la CONAPO para 2010. La mortalidad infantil ha ido disminuyendo paulatinamente desde el año 1990 cuando se registraban 43.2 decesos por cada 1000 nacidos vivos, en el año 2000 la cifra bajo a 29.7 decesos, y para el año 2010 los decesos en promedio fueron de 19.98 niños por cada 1,000 nacidos vivos. Esta cifra puede deberse a la mayor cobertura de centros de salud en comunidades alejadas de centros urbanos. El 23.6% de la población total cuenta con derechohabiencia en algunas de las instituciones sociales de salud como el IMSS, el ISSSTE, la SEMAR y otros. Gran parte del resto de la población cuenta con el seguro popular, un total de 356,840 familias son beneficiadas por este programa público.

El total de viviendas registradas en la entidad en el año 2005 es de 701,656 con un promedio de 4.4 habitantes por vivienda. Del total el 66.2% cuentan con drenaje, el 62.8% cuentan con agua distribuida por red, el 65.8% cuentan con piso diferentes de tierra y el 91.4% cuentan con el servicio de energía eléctrica en el hogar.

Analizando las proyecciones del CONAPO, en lo relativo a las principales variables demográficas de los estados, es de resaltar lo que señalan en la tendencia poblacional para el estado de Guerrero, para 2020 se prevén existan 3´037,254 habitantes, comparados con los 3´388,768 de 2010, habrá una disminución de 10.37% de la población, motivada principalmente por el índice de crecimiento poblacional y el número de defunciones.

A esta situación se agrega otro factor muy importante, la baja tasa de nacimientos y el porcentaje de defunciones provocará que un número mayor de la población estén en edades de adultos mayores para 2020, es decir, será una sociedad de viejos.

Para 2020, la cantidad estimada de personas en edad para estudiar nivel superior (18 a 23 años) cambiará muy pocos en comparación con los niveles actuales, lo cual quiere decir que la oferta educativa sólo estará enfocada a ampliar la cobertura (mayor porcentaje de la población en edad de estudiar en el nivel superior), no aumentar por encima de las cifras actuales la oferta, porque el número de estudiantes no variará mucho del actual.

Muchos factores influirán para que los índices de nacimientos se mantengan constantes e incluso se contraigan, entre otros factores podemos mencionar la falta de empleo derivado de las crisis económicas que afectan al mundo, al país y la región de la cual el estado forma parte. Otra razón es los bajos ingresos per cápita provocados por empleos mal remunerados en comparación con otras regiones geográficas del país, principalmente por la disparidad con las zonas económicas ricas del norte de la república, en donde los salarios son mas elevados que los otorgados en la zona pacífico sur.

Así también tenemos las medidas de planificación familiar promovidas por los organismos públicos y privados para procrear un menor número de hijos atendiendo a la capacidad económica de los padres de familia; muchos matrimonios toman muy en cuenta la capacidad económica al momento de procrear, con la idea de ofrecer a los hijos la mejor atención y ofrecerles también mejores condiciones de salud y educación, la educación familiar se hace evidente para estas situaciones y tomando en cuenta que para 2020 un mayor número de familias habrán recibido preparación académica de nivel superior.

Otro factor que influye en la baja tasa poblacional, es la postergación de los enlaces matrimoniales y por supuesto la concepción de hijos, la mujer moderna busca tener mejores condiciones económicas y sociales para recibir a los descendientes, para criarlos en ambientes propicios para ofrecerles mejores condiciones de vida.

Derivado de lo anterior, la población económicamente activa (PEA) para proyecciones del año 2020, es que se mantendrá en niveles bajos que los actuales, es decir, que habrá mayor población mayor de 65 años (años límites para considerársele parte de la PEA), lo que se traducirá en baja productividad e ingresos para mantener la población vieja de ese año.

Conclusiones

Las políticas de desarrollo social para la entidad, deben considerar los factores descritos a fin de prever que acciones tomar y en que medida, a fin de disminuir los bajos índices en términos de calidad de vida de la población. Los recursos con que se cuentan son limitados y si aunamos factores como la seguridad que repercute también de manera considerable, la tarea se torna mucho más difícil. Todo debe orientarse a ofrecer condiciones para que lo guerrerenses puedan educarse, obtener un empleo y generar mayor satisfacción para todos.

Este análisis tendrá una segunda parte para abordar otros factores que convergen en la necesidad de prestar la debida atención al desarrollo social de Guerrero.

BIBLIOGRAFÍA:


ANUIES (2010) Anuario estadístico 2008 – 2009. Consultado en la página web http://www.anuies.mx/servicios/e_educacion/index2.php el día 16 de junio de 2012.
INEE (2011) La educación media superior en México. Informe 2010-2011. Consultado en la página web http://issuu.com/norduna/docs/informe_2010-2011?mode=window&backgroundColor=%23222222 el día 16 de junio de 2012.
INEGI (2010) Censo de Población y Vivienda 2010. Consultado en la página web http://sc.inegi.org.mx/sistemas/cobdem/primeraentrada.do?w=1&Backidhecho=198&Backconstem=197&constembd=199 el día 14 de junio de 2012.
CIEES (2012) Publicaciones. Consultado de la página web http://www.ciees.edu.mx/ciees/publicaciones.php el día 16 de junio de 2012.
CONAPO (2011) Índice de marginación por localidad 2010. Consultado en la página web http://www.conapo.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=487&Itemid=194 el día 16 de junio de 2012.

 

1 Maestro en Educación. Profesor – Investigador de la Licenciatura en Sociología de la Comunicación y Educación de la Unidad Académica de Sociología de la Universidad Autónoma de Guerrero. Perfil PROMEP. Integrante del Cuerpo Académico "Educación, Cultura y Sociedad", Clave PROMEP: UAGRO-CA-114. Correo electrónico: jarziga@yahoo.com.mx

2 Sociólogo y Doctor de Educación. Docente e investigador de tiempo completo del programa educativo de Sociología de la Comunicación y Educación de la Unidad Académica de Sociología de la Universidad Autónoma de Guerrero. Perfil PROMEP. Miembro del Cuerpo Académico, Educación Cultura y Sociedad. Correo electrónico: rborquezbustos@yahoo.com.mx