Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 4, No. 3. Trimestre julio-septiembre de 2008. ISSN: 1870-7505

 

“La Informática Jurídica y el Derecho Informático, su Inclusión en los Planes y Programas de Estudio del Programa Educativo de Derecho de la U.A. de Ciencias Sociales de la U.A.G”.

María del Rocio García Sánchez *

 

Resumen

Las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación se han convertido en un recurso fundamental para el funcionamiento y desarrollo de las actividades públicas y privadas. Por ello la importancia de que tanto la informática jurídica como el derecho informático sean incluidos en los nuevos Planes y Programas de Estudio de la Licenciatura en Derecho de la Unidad Académica de Ciencias Sociales de la U.A.G.

El desarrollo del derecho en México, ha estado vinculado con los procesos histórico-sociales, y con los avances científicos y tecnológicos del país. El impacto que los factores políticos, sociales y económicos han tenido en la sociedad, en el campo del derecho y en la educación en todos sus niveles, pero particularmente en la formación universitaria, han obligado a las Instituciones de Educación Superior, a buscar nuevas formas de educación y capacitación en las diversas modalidades de la profesión.

Aun cuando en el Proyecto de Reforma del Nuevo Plan de Estudios de la Licenciatura en Derecho de la Unidad Académica de Ciencias Sociales de la U.A.G., no se consideró la pertinencia de incluir las disciplinas de informática jurídica y derecho informático, se ha observado la preocupación de la comunidad académica por mantenerlo actualizado, por lo que es muy probable que la presente propuesta sirva para que en un par de años pueda ser considerada en un proceso de actualización para mejorar el currículum.

Un reto nacional que enfrenta la Educación Superior es la complejidad en términos de heterogeneidad, calidad académica y pertinencia de los programas que ofrecen las universidades. La ciencia del derecho, exige hoy en día transmitir conocimientos acerca de los alcances del fenómeno informático y proporcionar a los alumnos los elementos teóricos y prácticos para la adecuada comprensión y utilización de las herramientas informáticas como auxilio para los futuros licenciados en derecho.

Introducción.

Es indiscutible que la informática se ha extendido a todo el mundo y creado una forma de vida, trabajo, relaciones y lenguaje comunes a los más diversos países y culturas. Nos percatamos también de su presencia en la enseñanza, tan indispensable ahora como pudieron serlo en su momento los derechos humanos, el derecho ecológico, derecho aeronáutico y derecho marítimo.

La tecnología de la información ha facilitado la aparición de nuevas conductas que, con independencia del mayor o menor reproche social, han obligado a los países avanzados a adaptar sus legislaciones para dar cabida a modalidades que no existían hace años.

Bajo esta premisa, la difusión y el desarrollo de la informática jurídica y del derecho informático en los últimos diez años han sido impresionantes. Esta velocidad con la que se ha difundido la informática, ha generado una necesidad acorde a las necesidades y tiempos de una sociedad: la inclusión de la informática jurídica y del derecho informático en los planes y programas de estudio de las Facultades de Derecho como medio de enseñanza de las ciencias jurídicas y como elemento básico en la formación de los futuros juristas.

En la mayoría de las facultades de derecho del país, las han incluido en sus planes de estudios e inclusive, algunas facultades las han considerado en las especializaciones, maestría y doctorado.

La inclusión de estas dos disciplinas tiene como finalidad fundamental que los estudiantes de la licenciatura en derecho aprendan a utilizar la Informática como herramienta jurídica y a enfrentar los problemas que ésta plantea al derecho. 

Marco Conceptual.

Inicialmente, es necesario establecer la diferencia entre informática jurídica y derecho informático. El conocer la diferencia a que aludimos nos habrá de permitir un mejor planteamiento de la propuesta que venimos ideando.

Es indiscutible que la informática jurídica trata de establecer tanto los fundamentos de la aplicación informática como los problemas que conlleva la informatización en el derecho. Durante los primeros tiempos, las aplicaciones en el ámbito del derecho en materia informática, estuvieron limitadas a la utilización de bancos de datos para cargar, clasificar y procesar información jurídica de relevancia, sea legislación, jurisprudencia o doctrina.

La informática se aplica a diversas áreas, como por ejemplo: gestión de negocio, almacenamiento de información, monitorización y control de procesos, robots industriales, comunicaciones, control de transportes, investigación, desarrollo de juegos, diseño computarizado, aplicaciones/herramientas multimedia, etc.

La informática es la disciplina que estudia el tratamiento automático de la información utilizando dispositivos electrónicos y sistemas computacionales. También es definida como el procesamiento de información en forma automática.

En este sentido, Julio Téllez (1996:26) define la Informática Jurídica como: La técnica interdisciplinaria que tiene por objeto el estudio e investigación de los conocimientos de la informática general aplicables a la recuperación de información jurídica, así como la elaboración y aprovechamiento de los instrumentos de análisis y tratamiento de información jurídica, necesarios para lograr dicha recuperación. 

El mismo autor define también al derecho informático como: El conjunto de leyes, normas y principios aplicables a los hechos y actos derivados de la informática.
Por su parte, Pérez Luño (2001a:47) define la Informática Jurídica como: Una disciplina bifronte en la que se entrecruzan una metodología tecnológica con sus posibilidades y modalidades de tal aplicación. Lainformática jurídica estudia el tratamiento automatizado de: las fuentes del conocimiento jurídico a través de los sistemas de documentación legislativa, jurisprudencial y doctrinal.

Mientras que el derecho informático es definido también por el mismo autor de la siguiente manera: Es el sector normativo de los sistemas, dirigido a la regulación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, es decir, la informática y la telemática. Asimismo integran el Derecho Informático las proposiciones normativas, es decir, los razonamientos de los teóricos del Derecho que tienen por objeto analizar, interpretar, exponer, sistematizar o criticar el sector normativo que disciplina la informática y la telemática.

En opinión de Pérez Luño (1996:18), un parámetro incuestionable para evaluar la autenticidad transformadora de un plan de estudios jurídicos lo es la inclusión o no en dicho plan, de cursos sobre informática y derecho; el autor en cita propone un modelo curricular que propicie una docencia de las disciplinas iusfilosóficas y sociológico-jurídicas dirigida a la formación de juristas capacitados científicamente, y responsablemente comprometidos con la construcción de una sociedad cada vez más libre y más justa resultando en este contexto, que a los egresados de las Facultades de Derecho se les provea la información y preparación necesaria para el manejo adecuado de la problemática legal que la informática puede generar.

En este sentido, es conveniente considerar que hechos nuevos, demandan también, paradigmas nuevos; ésta es una realidad universitaria que no debemos dejar de escuchar, caso contrario incurriríamos en el grave pecado universitario de obsolescencia académica.

Es evidente entonces, que sólo en la Universidad los futuros abogados adquirirán los elementos básicos sobre informática y derecho que después, les permitirá enfrentarse con posibilidades de éxito a cualquier problemática, o cuando menos, han de facilitárseles los instrumentos mínimos de investigación que les posibiliten seguir por su cuenta el incremento de su saber informático que les acceda la solución de problemas en el ejercicio de su profesión.

Al profundizar en la temática relativa a los procesos de enseñanza-aprendizaje en los ámbitos de informática y derecho, León García (1988:679) sostiene que si el estudiante aprende a manejar los instrumentos analíticos que estas cuestiones le ofertan, se volverá más creativo y capaz; sin embargo, esto solamente se logrará cuando, dada la inconmensurable lista de temas, en los centros de enseñanza jurídica se incluyan, con mayor amplitud posible ambas materias; sólo entonces, colocaremos a nuestros estudiantes en el umbral de la ciencia jurídica del siglo XXI, siendo esto así porque la Universidad debe formar los profesionales que la sociedad necesita.

Las Facultades de Derecho de las Universidades en México, se encuentran actualmente pasando por una etapa inicial o básica en cuanto a la incorporación de la informática jurídica y el derecho informático debido a dos situaciones:

1. Se empieza a incluir a la informática jurídica y al derecho informático en los planes y programas de estudio.

2. Se analiza sobre la conveniencia de separar en el plan de estudios ambas materias como ramas independientes.

Entre algunas de las facultades de derecho en México que incluyen en su plan de estudios las materias de informática jurídica y derecho informático, tenemos las siguientes:

1. Facultad de Derecho de la Universidad La Salle de la Ciudad de México.

2. Facultad de Derecho de Mazatlán de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

3. Facultad de Derecho de Culiacán de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

4. Universidad Panamericana, Campus Guadalajara, México.

5. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UANL.

6. Estudios de Posgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

7. Maestría en Derecho con Especialidad en Amparo, Universidad Iberoamericana León (Guanajuato).

Justificación de la Propuesta.

En nuestra sociedad, la aparición, el avance y la difusión de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, en especial de Internet y del correo electrónico, han supuesto notables transformaciones en todos los ámbitos de la actividad humana. Por un lado, porque posibilitan tanto la transmisión de mucha información en poco tiempo como el acceso a numerosos servicios, y, por otro, por el hecho de que facilitan la comunicación de forma instantánea entre sujetos con independencia del lugar en el que se encuentren.

Uno de los ámbitos que no ha escapado a la influencia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) es el de la enseñanza. En efecto, la aplicación de estas tecnologías en todos los niveles de la enseñanza supone nuevos retos y oportunidades en los métodos y procesos de aprendizaje.

A pesar del alto impacto con que la informática jurídica ha entrado, formando parte ya de nuestro quehacer jurídico mexicano, es en ciertos aspectos limitada, aun todos los logros alcanzados actualmente por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que han trabajado al respecto del tema, la informática jurídica mexicana, sufre de varias y distintas limitantes en cuanto al grado de su aplicación y desarrollo en el ámbito del derecho mexicano.

1. En primer lugar es una ciencia jurídica poco conocida y difundida.

2. No despierta gran interés dado que no existe como materia de estudio en muchas Facultades y Escuelas de Derecho.

Si queremos que el derecho en todas sus ramas y tipos se desarrolle con la dinámica y la energía de los tiempos actuales, deberemos de tomar ciertas posiciones en cuanto a la informática jurídica y el derecho informático, tales como:

1. Su integración total al campo de estudio del derecho así como su difusión y enseñanza.

2. Su aplicación teórica y práctica en los textos y documentos legales. Para que a través de su uso adecuado se creen nuevas formas y procedimientos más fáciles, precisos así como más confiables para su consulta.

3. Buscar, por todos los medios que los logros y avances, lleguen a las personas que lo requieren y necesiten para su adecuada formación jurídica.

En este orden de ideas, es importante que las Instituciones de Educación Superior deban darse a la tarea de revisar y actualizar sus planes y programas de estudios garantizando que sean pertinentes a las necesidades de nuestra realidad social.

En este contexto, la UNESCO ha planteado que: en los albores del nuevo siglo, se observan una demanda de educación superior sin precedentes, acompañada de una gran diversificación de la misma, y una mayor toma de conciencia de la importancia fundamental que este tipo de educación reviste para el desarrollo sociocultural y económico y para la construcción del futuro, de cara al cual las nuevas generaciones deberán estar preparadas con nuevas competencias y nuevos conocimientos e ideales.

Es por ello, que se hace necesario analizar y reflexionar sobre la importancia de que se incluyan las disciplinas de informática jurídica y derecho informático en los Planes y Programas de Estudio de la Licenciatura en Derecho de la Unidad Académica de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Guerrero, con la finalidad de responder a los constantes avances de la tecnología que se están presentando en el mundo actual.

Hoy la tecnología es la principal herramienta de trabajo del hombre, pero como toda herramienta, para sacarle racionalmente el máximo provecho y que no lo condicione, hay que conocerla y utilizarla correctamente, siempre en función del impacto sociocultural de su accionar.

El profesor universitario no puede quedar al margen de la progresiva aplicación de la tecnología a todos los ámbitos de la sociedad y, en concreto, al de la enseñanza, pero, al mismo tiempo, ello implica que ha de ser capaz de amoldarse a la continua evolución que experimenta el sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

La realidad virtual, software, internet, módem, computadora, dinero electrónico, CD-rom, virus, firma digital, fax, entre otras muchas, forman ya parte de nuestro léxico cotidiano y son de uso corriente;

Es innegable que hoy día encontramos computadoras, equipo y material informático prácticamente en cualquier parte, en los bufetes jurídicos, empresas públicas y privadas, notarías y corredurías públicas, corporaciones policíacas, registros públicos y juzgados. Los sistemas inteligentes, así como muchos otros géneros de herramientas tecnológicas, en este caso, de carácter informático, son hoy día de uso común; los abogados, no podemos ni debemos permanecer al margen de ello, pues ignorar la vertiente jurídica del fenómeno informático es como cerrar los ojos a la realidad, con el consecuente olvido.

Algunos elementos que se deben considerar al momento de actualizar los Planes y Programas de Estudio de la Licenciatura en Derecho son las características de los mercados laborales en los que se insertan los egresados, pues son cada vez más complejos y más exigentes en conocimientos, manejo de información y con nuevos requerimientos en habilidades, competencias y capacidades.

Una deducción obligada de lo que llevamos expuesto es que si realmente queremos que en la Unidad Académica de Ciencias Sociales de la U.A.G esté a la par de los requerimientos de las sociedades contemporáneas, los alumnos egresados han de contar con un mínimo de habilidad para manejar los elementos básicos que la informática jurídica y el derecho informático pone a su disposición, pues no proceder de esa manera significa estimular el atraso en muchos de los aspectos de la formación de los futuros licenciados en derecho, lo cual, como es indiscutible, resulta absurdo en una facultad de derecho.

El perfil actual de los alumnos egresados de la licenciatura en derecho está orientado a proporcionar los conocimientos y habilidades necesarias que les permita enfrentar los nuevos retos que el avance la tecnología le plantee.

Conclusiones.

Hoy en día, la ciencia y la tecnología nos han brindado grandes herramientas para el uso de los medios informáticos que están al alcance de todas las personas, pero lo que realmente debemos resaltar es la importancia que tienen estos en la vida jurídica, vemos que tiene una gran cantidad de variedades como: los contratos de compraventa, de compra de bienes informáticos, prestación de servicios informáticos y el surgimiento de nuevas conductas delictivas como: estafas a través del comercio electrónico, vulneración de derechos de propiedad intelectual e industrial, accesos a datos reservados de carácter personal, acceso a secretos de empresa, daños en sistemas informáticos ocasionados por virus, venta de productos prohibidos a través de Internet etc.

La nueva tecnología de información y comunicación esta generando nuevos desafíos y nuevas conductas con nuevos nombres y modalidades, que ha permeado todos los ámbitos sociales. Comprender, prevenir, combatir, regular y sancionar estas nuevas conductas, solo es posible si se logra la especialización profesional en la informática jurídica y derecho informático.

Obviamente que para alcanzar este objetivo, se hace necesaria la inclusión de informática jurídica y derecho informático en los Planes y Programas de Estudio de la Licenciatura en Derecho, pues es, en la Universidad, donde los futuros abogados adquirirán los elementos básicos sobre estas disciplinas que después, les permitirá enfrentarse con posibilidades de éxito a cualquier problemática.

En el Proyecto de Reforma del Nuevo Plan de Estudios de la Licenciatura en Derecho de la Unidad Académica de Ciencias Sociales de la U.A.G., no se consideró la pertinencia de incluir las disciplinas de informática jurídica y derecho informático. Pero esto no deber ser motivo para no reflexionar en u par de años y durante una nueva evaluación, se pueda reconsiderar sobre la necesidad de incluir dichas disciplinas en los Planes de Estudios de la Licenciatura en Derecho, innovándolos de manera mas coherente con el desarrollo científico y tecnológico y con las demandas de la sociedad a la queçirá el profesional que se forme con ese plan de estudios.

Referencias.

Libros

CLARA, Bibiana Luz, Manual de Derecho Informático, Editorial Jurídica Nova, Argentina, 2001.

NAVA Garcees, Alberto E. Análisis de los Delitos Informáticos, Editorial Porrúa, México, 2005.

PÉREZ Lúño, Antonio Enrique, Ensayo de Informática Jurídica, Editorial Distribuciones Fontamara, México, 2001.

TÉLLEZ Valdez, Julio, Derecho Informático, Editorial McGrawll-Hill, México, 1996.

Revistas Académicas.

"Un modelo jurismático para el aprendizaje del derecho", en «Cuadernos del Instituto de Investigaciones Jurídicas», año 3, nº 9, México: UNAM, septiembre-diciembre 1988.

Sitios en la WWW

Declaración Mundial Sobre la Educación Superior en El Siglo XXI. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)
http://www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_spa.htm

*Docente de la Licenciatura en Derecho de la Unidad Académica: Facultad de Ciencias Sociales UAG.