Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 6, No. 1. Semestre enero-junio de 2010. ISSN: 1870-7505

 

INCIDENCIA DEL DESARROLLO TECNOLÓGIO DIGITAL  EN LAS ACTIVIDADES SOCIALES Y EN LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

Por Jorge Marcelino Méndez Galeana*


I. INTRODUCCIÓN.

Este ensayo pretende tener un acercamiento al análisis histórico-económico del desarrollo de la tecnología electrónica-digital y su impacto en el entorno social; inclusive, de cómo ha motivado la creación de tecnologías educativas y propiciando el surgimiento de nuevas áreas de conocimiento.

La importancia de referirse al desarrollo tecnológico ocurrido en las últimas décadas, a partir de los años 70s,  radica en que ninguna otra época se había registrado un avance tan vertiginoso y cambiante, rico en aplicaciones, así como en la generación de mayor conocimiento humano, como en este período.

Indudablemente que los medios de comunicación masiva han jugado un papel importante en la divulgación, a nivel mundial, de los avances espectaculares que han ocurrido en el mundo de la ciencia y la técnica. Algunos han sostenido, inclusive, de que estamos viviendo la tercera revolución científico-técnica. 1

También vemos que los prototipos tecnológicos pasan inmediatamente y sin demora, de la fabricación a escala industrial internacional, a los grandes centros de consumo, en el marco de la globalización económica que estamos viviendo. De igual manera, cada vez más la universidades y centros de investigación de casi todo el planeta, están en una constante comunicación e intercambio de información de manera pronta y directa, lo que no sucedía en épocas anteriores.

II. APLICACIONES DEL DESARROLLO TECNOLÓGICO: RETROVISIÓN Y GENERACIÓN DE CONOCIMIENTO. 

            Una de las vertientes de este  desarrollo y auge tecnológico es, sin duda, el establecimiento y perfeccionamiento de la microelectrónica y la computación, tan sólo por mencionar algunas ramas de la ciencia. Encontramos una gran cantidad de aplicaciones en estas ramas, por ejemplo, las telecomunicaciones o simplemente comunicaciones, incluyendo la transportación de personas y mercancías,  viajes espaciales, exploraciones terrestres, la medicina nuclear, la tecnología médica de punta,  investigación científica y biotecnología, la energética y la criogenia; satélites artificiales, la robótica, inteligencia artificial, control de procesos industriales, entre los que se encuentran las cadenas industriales de producción y de comercio; control electrónico de clima en recintos, la modernización de aparatos electrodomésticos, etc. Desgraciadamente sus beneficios no llegan a todas la personas. 2    

            Paralelamente con la microelectrónica y la computación, se ha desarrollado también la teoría del control y la automatización; y se ha creado con ellos un verdadero edificio en el planeta (obviamente no en las regiones atrasadas o marginadas del capitalismo), ya que las demás actividades, desde el punto de vista técnico, gravitan en torno a ellas. Aún ciencias como la física, las matemáticas, astronomía, astrofísica, biología, ingeniería en todas sus especialidades, basan actualmente su operatividad, investigación y desarrollo, en buena medida, en la aplicación de esos campos antes mencionados. 

            En el mundo de las finanzas, mercadotecnia, servicios bancarios, grandes almacenes comerciales, comercio electrónico, televentas, televisión por cable, cinematografía, etc., hasta en el ámbito personal de los negocios y el campo académico y de investigación, la computadora es la principal aplicación de la informática.  

            En el manejo de los ingresos y egresos del Estado, la recaudación y el ejercicio del gasto público, se utilizan técnicas de programación apoyadas en los sistemas de cómputo. Igualmente ocurre para generar la información estadística plasmada en los Censos Generales de Población y Vivienda y en los Censos Económicos; así como indicadores acerca del comportamiento de la inflación, crecimiento del PIB, balanza comercial, balanza de capitales, transferencias de fondos, tipos de cambio, movimientos en bolsas de valores, etc. Y no se diga del control político y económico en general, que con la utilización de estos sistemas se facilita: credencial de elector, CURP, cédula fiscal, cédula profesional, pasaporte, etc.

            La computación también nos permite satisfacer la necesidad de procesar grandes cantidades de información, transitando ésta con una mayor rapidez y puede ser almacenada y depurada de manera confiable y con el menor costo posible para el usuario, quien puede de nuevo recuperarla y reutilizarla cuantas veces sea necesario, inclusive  por una gran cantidad de personas al mismo tiempo, a través de redes, y nuevamente almacenarla. Todo esto en un mínimo de espacio, a la velocidad de la luz, sin interferencias en la transmisión y/o recepción de la información, con un lenguaje sencillo y universal, a un costo infinitamente bajo para el fabricante del equipo, con características físicas compatibles y una gran relación de señal a ruido libre de pérdidas o interferencias.

            Sin embargo, toda la infraestructura de estas dos ramas están repartidas y al mismo tiempo concentradas en unos cuantos países y en unas cuantas personas, respectivamente. Básicamente en las corporaciones multinacionales: Intel, Motorola y Microsoff en EE.UU.Siemmens en Alemania, Mitsubishi, Toshiba y Sony en Japón; Brown-Bovery en Suiza, Phillips en Holanda. Así como sus clientes de éstas: General Motors, IBM, IEM Westinghouse, General Electric, y la franco canadiense Alsthon Clint, por sólo citar algunas, al igual que los grandes complejos militares de los países pertenecientes a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte.), encabezados por los EE.UU.

            La Red Internet ha servido para comunicación instantánea entre los distintos jefes militares o de Estado pertenecientes a la OTAN. La comunicación por internet involucra a todas las redes de cómputo de los países miembros de esa organización. Internet está conectado a la Red GPS (global position system). En la actualidad la telefonía celular e Internet son de uso generalizado  por la población civil, además de la  militar.

            En síntesis, los beneficios del avance tecnológico son primordialmente para los países del capitalismo avanzado, en donde sus empresas multinacionales desarrollan tecnología de punta. Para los países en vías de desarrollo y los atrasados, inclusive para  los países de desarrollo medio como el nuestro, la aplicación de tecnología avanzada está sujeta a  convenios de transferencia temporal, o en todo caso, a la adquisición del uso de la tecnología más generalizada para las comunicaciones, procesos productivos, comerciales, de servicios y de seguridad nacional o pública.

            Si bien es cierto que la automatización basada en la tecnología electrónica-digital, facilita y agiliza procesos,  brinda comodidad y rapidez, también es verdad y ha sido motivo de preocupación que “La tecnología expulsa trabajo humano de la producción de bienes y servicios, sin proporcionar suficientes empleos del mismo tipo para aquellos a los que había desplazado, o garantizar un índice de crecimiento suficiente para absorberlos. 3 De ahí que la “modernidad tecnológica” debe ir acompañada de políticas públicas que contrarresten estos efectos, a fin de prever signos de inestabilidad social.

            En la actualidad, el desempleo se ha generalizado como la crisis económica; ya no solamente se presenta en los países avanzados del capitalismo, sino en el resto de los países del mundo, se ha globalizado, como la pobreza en los países atrasados.

            Por último, cabe mencionar que el desarrollo electrónico-digital ha propiciado, en el ámbito educativo, nuevos estudios profesionales en el área de ingeniería: mecatrónica, telemática, robótica y biónica; en las ciencias sociales: estudios territoriales y ecológicos; en el derecho: comercio electrónico, delitos cibernéticos, así como la regulación de los procesos de información electrónica  que se realizan para el cumplimiento de normas de derecho relativas a las telecomunicaciones, radio y televisión, fiscal, aduanero, bancario, bursátil, etc.


III. CONCLUSIONES.


1. Como consecuencia del desarrollo tecnológico-digital, ahora es común encontrar sistemas, dispositivos y procesos totalmente automatizados o controlados en sus parámetros o variables de funcionamiento.
2. La aplicación actual de estas técnicas es de uso común en la mayor pare de los procesos industriales, comerciales y de servicios, así como en los centros de enseñanza e investigación, en donde se motiva el surgimiento de nuevas disciplinas del conocimiento.
3. La finalidad es controlar, distribuir, programar, ejecutar y optimizar los recursos humanos, materiales, financieros y de tiempo, tanto del Estado como de las empresas y personas.
4. El desarrollo tecnológico, al estar desigualmente compartido o distribuido, no es aprovechado por todas las naciones y sus sectores sociales; contribuye a generar un mayor desempleo y pobreza en los países con atraso.
5. Es necesario promover el análisis e identificación de los impactos favorables del desarrollo tecnológico y sus productos instrumentales electrónico-digitales, con la finalidad de proponer alternativas basadas en proyectos que incorporen asimilación tecnológica, pertinente y congruente, a nivel regional, con el propósito de modernizar nuestros sectores productivos.

 

1. Cfr. Marcos Kaplan, “Ciencia, Estado y derecho en la tercera Revolución”, Ed. UNAM, México, 2000, Págs. 103.         

2. Alonso Aguilar Monteverde sostiene que “Las nuevas tecnologías no son neutras, afectan de manera diferente a los países industriales y a los económicamente más débiles, y de un modo distinto también a los ricos y a los pobres de cada país”, Cfr. Globalización y capitalismo, Ed. Plaza Janés, México, 2002, Pág. 67.

3. Octavio Rodríguez Araujo, “Política y Neoliberalismo”, en “Globalización: crítica a un paradigma”, Coedición UNAM-Plaza Janés y otras, México, 1999, Pág. 358.

 

 

* Docente e investigador del Programa Educativo de Derecho de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Guerrero.