Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 4, No. 2. Trimestre abril-junio de 2008. ISSN: 1870-7505

 

El Docente y las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Por: AUGUSTO BRUN LOPEZ*

I

 El presente documento pretende ser un ejercicio inicial de ordenación de ideas respecto a la incorporación de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación al proceso de enseñanza-aprendizaje y la percepción que de ellas tienen los actores que intervienen en él.
El actual proceso de reforma curricular por el que atraviesa la unidad Académica de Ciencias Sociales ha propiciado estas reflexiones. El nuevo modelo académico y educativo de la Universidad Autónoma de Guerrero establece el uso de las NTIC en la enseñanza, generando una serie de cuestionamientos por parte de los sujetos que interactuamos en la institución respecto a lo que esto significa en nuestra práctica cotidiana y en nuestras percepciones.
Aunado a lo anterior la elección de las metodologías y técnicas cualitativas se basa en su utilidad para estudiar los procesos y escenarios ínter subjetivos. No obstante, se insiste en el carácter preliminar de estas reflexiones

                       II                                        

                                                                                                                                          
En la actualidad es difícil hablar de la realidad, sin hacer referencia obligada a la globalización, ya se trate de asuntos económicos mundiales o nacionales,             (donde la estrategia neoliberal es determinante, más allá incluso de su propio ámbito), o bien si, se abordan problemas referentes a la cultura, el Estado o el impacto del desarrollo científico y las innovaciones tecnológicas en las sociedades modernas, particularmente en las que, como la mexicana, no desempeñan un papel determinante y/o hegemónico.

La reestructuración sociocultural y geopolítica, esta marcada por el dominio de la lógica paradigmática neoliberal y por  el desarrollo, casi omnipresente, de los medios de información y comunicación en los espacios de reproducción e interacción social, como en el educativo.

La mayoría de los países del mundo están impulsando procesos de reforma y modernización de sus sistemas educativos, en los que se hace necesario identificar el papel que cumplen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) en éstos y la forma en que se relacionan con otros procesos.

Un riesgo a prevenir, se manifiesta en la importancia que se da a la llamada calidad educativa y a la incorporación de nuevas tecnologías en el aula, sin que dicha acción se acompañe de modelos pedagógicos de operación, de formación y capacitación para utilizarlos, ni espacios de reflexión sobre el papel que los actores habrán de asumir en la forma de enseñanza y en los contenidos de esta misma.

Para que la incorporación y utilización de las NTIC impacte en la calidad de la educación depende de procesos participativos en sus propuestas didáctico-pedagógicas.

Es verdad que los programas educativos basados en el uso de las nuevas tecnologías supone recursos económicos, no siempre disponibles con suficiencia, pero empleados racionalmente, esto es, concibiendo dicho gasto, como inversión destinada a la atención de necesidades prioritarias, al aprovechamiento de los dispositivos tecnológicos y sus potencialidades, de acuerdo a los contextos, y a la calificación de los sujetos de aprendizaje, pudieran contribuir a  solucionar problemáticas educativas presentes en nuestras sociedades.

La importancia de  sistematizar información y experiencias colectivas, además de contar con espacios de reflexión e intercambio de saberes y haceres que orienten los procesos educativos en transformación, nunca fue más evidente y factible su realización, dada la disponibilidad de las mismas NTIC.

Sin lugar a dudas, estas denominadas nuevas tecnologías (NT) crean nuevos entornos, tanto humanos como artificiales, de comunicación no conocidos hasta la actualidad, y establecen nuevas formas de interacción de los usuarios con las máquinas donde uno y otra desempeñan roles diferentes, a los clásicos de receptor y transmisor de información, y el conocimiento contextualizado se construye en la interacción que sujeto y máquina establezcan.

La presencia de estas ultimas en nuestros contextos socioculturales, y de manera especial en el educativo, es mayor y progresiva, aunque no por ello, necesariamente, están predeterminados el rumbo y el ritmo de su  apropiación y desarrollo.

A  este objetivo se deben encaminar los proyectos y acciones de sistematización e investigación de los actores educativos, si se pretende dar un sentido histórico y  un contenido idiosincrático al proceso de convergencia educación-NTIC.

                                                            III

El actual proceso de reforma educativa en nuestra institución se da en el marco de un nuevo modelo educativo y académico centrado en el aprendizaje y en el uso de las llamadas nuevas tecnologías. Esto, implica cambios en el proceso de enseñanza-aprendizaje que resignifican el rol de los actores y del proceso mismo. Pasar de un modelo unidireccional de formación a un modelo o modelos mas abiertos y flexibles trastoca la relación áulica tradicional.

Esa resignificación de roles es, para fines de este documento lo que centra nuestra atención. De manera particular consideramos que la percepción que los actores construyen de dicha transformación debe o puede convertirse un objeto de investigación prioritario para el éxito de la actual reforma curricular.

La disposición de los docentes de la UACS  a incorporar en su práctica el uso de las NTCI  resulta un campo inexplorado que si se le estudia adecuadamente puede factibilizar el resultado positivo de la propuesta curricular en construcción.


Dada la naturaleza del tema se considera que los métodos y dispositivos etnográficos y cualitativos ofrecen la posibilidad para comprender el impacto que la adopción de los dispositivos genera a nivel de las subjetividades en los individuos pedagógicos.

Con esa finalidad, nos permitimos sugerir, a manera de propuesta, algunos ejes temáticos y de acción:

a) generar un registro de experiencias educativas basadas en el uso de las NTIC, donde se detallen los aspectos metodológicos y contextuales de aplicación;

b) implementar procesos de investigación y evaluación del uso y aplicación de dispositivos tecnológicos específicos en ambientes de aprendizaje considerando los enfoques técnicos y comunicacionales;

c) integrar un acervo de contenidos temáticos, niveles y ámbitos educativos, ponderando sus resultados para poder ser adaptados;

d) impulsar servicios educativos para los diferentes actores y disciplinas basados en el uso pertinente de tecnologías y en modelos participativos y flexibles;

e) promover el uso discriminado de las NTIC en la educación, considerando su incorporación de acuerdo a las ventajas y factibilidad que ofrezcan al contexto determinado.

Las NTIC, por si mismas, no resuelven las problemáticas educativas de nuestros países, el aporte de su utilización esta en relación directa con una prudente selección de los recursos tecnológicos, así como de los modelos y las metodologías con que las empleemos en las reformas y modernización de nuestro quehacer educativo.
                                                                               

                                                                                                         

*Miembro de Cuerpo Académico Educar para la Democracia de la DES de Ciencias Sociales y Políticas.