Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 7, No. 2. Semestre julio-diciembre de 2011. ISSN: 1870-7505

 

El impacto social del Cambio climático en la salud humana

 

Ramón Bedolla Solano *

 

Resumen


Uno de los problemas que enfrenta nuestro planeta es el cambio climático y con ello, las consecuencias que se derivan por dicho fenómeno. Los resultados por este hecho, se reflejan en las sociedades contemporáneas y las futuras. En materia de salud, existen enfermedades que se asocian a este fenómeno. Se considera al hombre como el principal responsable de contribuir a la evolución de este hecho, debido a que al diario y de manera inconsciente contamina nuestra casa la tierra y sin tener presente las consecuencias. En México, al igual que en todo el mundo, muchas personas no toman en cuenta las medidas para contribuir en el cuidado del medio ambiente y así contribuyen de manera inconsciente en dicho fenómeno global. En Acapulco Guerrero, se recolectan al día entre 1000 y 1200 toneladas de basura al día, en gran cantidad se expiden lubricantes de los talleres al subsuelo, no existe en Acapulco un programa de control de residuos industriales peligrosos, etc. Respecto a enfermedades que se asocial al clima, se dan en mayor grado la gastroenteritis, diarreas, enfermedades respiratorias, dengue, etc.


Abstract


One of the problems facing our planet is climate change and with it the consequences that arise from this phenomenon. The results from this fact are reflected in the contemporary and future societies. In health, there are diseases that are associated with this phenomenon. It regards man as the main responsible for contributing to the evolution of this fact, because the daily and unconsciously pollute our land and house without considering the consequences. In Mexico, as in the entire in world, many people do not take into account measures to assist in caring for the environment and thus unwittingly contribute to this global phenomenon. In Acapulco, Guerrero, are collected daily between 1000 and 1200 tons of garbage a day, many lubricants are issued to the basement workshop, there is a program in Acapulco hazardous industrial waste control, etc.. For diseases that climate is associated, are given a greater degree of gastroenteritis, diarrhea, respiratory diseases, dengue.

La alteración de los factores ambientales hoy en día es lo que hace posible que el fenómeno del cambio climático evolucione, y por esta razón es necesario comprender y analizar estos elementos haciendo consciencia de su cuidado y preservación.

De acuerdo Instituto Nacional de Ecología, de la Secretaria de Medio ambiente y Recursos naturales (SEMARNAT), define algunos elementos ambientales de la siguiente manera:

¿Qué es el clima?

Es el promedio de muchas condiciones de tiempo, como temperatura, lluvia, presión, vientos, nubosidad y humedad. El promedio se puede calcular para periodos de meses o años. Se recomienda utilizar alrededor de treinta años para caracterizar tanto las condiciones medias, como las variaciones de un año a otro.

¿Qué es el tiempo?

Es el estado que guarda la atmosfera en un plazo de uno o dos días. Se caracteriza con información de temperatura, lluvia, presión atmosférica, vientos, nubosidad, o humedad en un lugar y momento determinados.

La variabilidad climática

Es una medida del rango en que los elementos climáticos, como temperatura o lluvia, varían de un año a otro. Incluso puede incluir las variaciones en la actividad de condiciones extremas, como las variaciones del número de aguaceros de un verano a otro.

El cambio climático

Es la alteración del clima de la tierra. El cambio climático se puede deber a factores naturales  o ser el resultado de la actividad humana. El cambio climático de los últimos ciento cincuenta años parece obedecer a la quema de combustibles fósiles, que ha provocado una mayor concentración de los llamados Gases de Efecto Invernadero.

El calentamiento de la tierra

Existen evidencias físicas de que la emisión del dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero producidos por el hombre están calentando la tierra. La más clara es la que se obtiene de los datos del promedio de temperatura del planeta para los últimos ciento cincuenta años, los cuales muestran una clara tendencia  hacia el aumento. Los noventas resultaron la década más calurosa en mucho tiempo. El año 1998, se consideró el más caliente del siglo, pero el 2001 fue aun más caliente. Poco después, el 2005 superó a todos. ¿Hasta dónde vamos a llegar?

El efecto invernadero

Es la capacidad que tiene la atmosfera de retener la energía (el calor) que la superficie del planeta emite hacia el espacio después de calentarse con radiación solar. Debido a los gases de efecto invernadero que existen en la atmosfera, se produce una retención de calor emitido por la tierra. Gracias a esto, nuestro planeta mantiene una temperatura promedio de 15° centígrados, muy favorable para el desarrollo de la vida. Si no existiera la atmosfera no habría efecto invernadero y la temperatura del planeta sería mucho más baja (-13° C) en promedio.  El nombre de efecto invernadero proviene de su similitud con las instalaciones construidas para cultivar plantas en un ambiente más cálido que el exterior. En realidad en los invernaderos para plantas el aire caliente no puede escapar del espacio cerrado, mientras que la atmosfera atrapa la radiación que la superficie de la tierra emite. El resultado es que se atrapa calor, y por ello se compara a la atmosfera con un invernadero.

Los gases de efecto invernadero

Los gases de efecto invernadero  (GEI) son el vapor de agua, el dióxido de carbono, el metano, el oxido nitroso, el ozono y los clorofluorocarbonos.

La disminución de los glaciares

Uno de los efectos más negativos del cambio climático y el calentamiento de la tierra es que los glaciares se han derretido, y la cubierta de hielo y nieve ha disminuido.

El aumento del nivel de los océanos

El calentamiento de la tierra implica aumento de temperatura y expansión de los mares, así como la disminución de los hielos, lo que resulta en el aumento del nivel de los océanos. En los últimos 100 años el nivel global del mar aumento entre 10 y 20 centímetros, y las proyecciones indican que el nivel del mar aumentará entre 9  y 88 centímetros hacia el año 2100.

Los incendios forestales

Los incendios forestales, que arrojan a la atmosfera grandes cantidades de dióxido de carbono, son producidos en su gran mayoría por las actividades humanas. Solo un porcentaje muy reducido a causas naturales. En México, los incendios forestales destruyen cada año un promedio de 200 a 300 mil hectáreas de bosques, selvas y pastizales.

Fuentes emisoras de dióxido de carbono en México

En el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero de México, se encuentra que las principales fuentes emisoras de dióxido de carbono por combustión son el transporte, la industria, la generación de electricidad, las residencias y los comercios.

La sequia

Del análisis de los escenarios del cambio climático, se concluye que el clima en nuestro país será más seco y más caliente,  con sequias severas más frecuentes, pero también con cada vez más episodios de lluvia fuerte,  es decir, con un ciclo hidrológico más frecuente.

El cambio climático y la biodiversidad

Muchos animales y vegetales sólo pueden vivir en rangos de temperatura. Por eso el calentamiento de la tierra los puede afectar, obligándolos a buscar territorios más templados, y en ocasiones los pone en peligro de extinción. Actualmente, se sabe que dos terceras partes de las ranas que habitan en el mundo se encuentran amenazadas directa o indirectamente por el cambio climático, ya que por ejemplo el aumento en temperatura puede disminuir la humedad relativa. 

El cambio climático y el agua

Los cambios en las lluvias tienen altos costos para México. La falta o exceso de lluvias conducen a sequias muy severas o a inundaciones que se traducen en desastres.

 
El cambio climático y la salud

El cambio climático provocará impactos directos e indirectos sobre la salud. Los impactos directos están relacionados con las sequias, tormentas e inundaciones, olas de calor y de frio, más fuertes y prolongadas. Más calor pone en riesgo a los más vulnerables, como son los ancianos y los niños. Los impactos indirectos están relacionados con la expansión de los vectores o mosquitos de zonas tropicales, incluso a ciertas partes de montaña generalmente más frescas que pueden resultar en más brotes de dengue y el paludismo, o de enfermedades relacionadas con la falta de agua potable, como el cólera, la diarrea y la tifoidea.

Los desafíos en situación de salud. El impacto del cambio climático sobre la salud

Indudablemente, el cambio climático afecta a la salud humana en todos los órdenes. Aquí se explicitan algunos aspectos sobre los cuales ha girado la literatura científica en los últimos años. Martens, Slooffe y Jackson afirman que “el cambio climático debido a actividades humanas  pone en peligro los ecosistemas y la salud humana a escala mundial (dado su posible efecto) en el abastecimiento de alimentos, los desastres naturales, las enfermedades infecciosas, los ecosistemas y la elevación del nivel del mar” y explican la importancia que tiene el cambio climático para la salud humana, para el desarrollo sostenible y para las políticas internacionales pertinentes. De ahí que recomienden continuar el debate sobre los efectos sanitarios de los cambios climáticos y sobre el desarrollo sostenible, que se deben dar a escala mundial y nacional dentro de un marco integrado de salud. Finalmente, anotan que “todos los sistemas ecológicos y socioeconómicos indispensables para el desarrollo y bienestar del ser humano” entre ellos los sistemas de salud, son sensibles a la velocidad y magnitud del cambio climático.

La medición del efecto del cambio climático (su evaluación) debe realizarse e a escala global y por países: cada país lo debe hacer en función de factores de desarrollo económico. Clima y vulnerabilidad a los efectos sanitarios: asimismo se debe considerar la formulación de políticas en materia de población, agricultura e industria y su posible impacto en las metas ecológicas y sanitarias.

No hay duda que el tema más controversial de todos sigue siendo el del efecto invernadero por causa de la industrialización, y la pretensión de reducir las emisiones de gases con efecto invernadero, para enfrentar el cambio climático y mejorar las perspectivas de desarrollo económico sostenible. Sin embargo los países no han dado una respuesta acorde con el problema: basta solo con revisar el incumplimiento que ha tenido el Protocolo de Kyoto. Por parte de los países desarrollados, y el poco alcance de la declaración de la conferencia de Copenhague en diciembre de 2009.

Las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes

Aunque este también es un tema polémico (dado que muchos no aceptan esta clasificación por consideraciones de orden ideológico, basadas en unas relaciones de dependencia y exclusión entre países), sin duda hace alusión a un problema grande en la salud humana y rompe los esquemas de la linealidad en el proceso de salud basado en el desarrollismo y en la misma transición epidemiológica, tan de moda en algún sector de la literatura. Lo cierto es que las mejoras en salud que se dieron al final del siglo pasado llevaron a un “relajamiento que ha permitido que enfermedades como el paludismo y la tuberculosis hayan aparecido (reemergido, según la teoría) nuevamente.”

Las enfermedades infecciosas emergentes son causadas por agentes infecciosos de identificación reciente y que no se conocían previamente: por ejemplo, una enfermedad respiratoria mortal producida por un hantavirus que apareció en el sudoeste de los Estados Unidos de América en 1993; una variante de la enfermedad de Creutzfeld-Jakob, asociada con la encefalopatía espongiforme bobina, o “enfermedad de las vacas locas”, la infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH), o la fiebre hemorrágica de Ebola. Por su parte, las enfermedades reemergentes son aquellas que están haciendo comunes nuevamente, después de haber alcanzado cifras tan bajas que habían dejado de considerarse problemas de salud pública: la tuberculosis está aumentando en el mundo entero, el cólera se reintrodujo en 1991 en muchos países de las Américas, por las deficiencias de los sistemas de abastecimiento de agua y de saneamiento, y las epidemias recurrentes de dengue avanzaron en zonas urbanas donde el control de los mosquitos se ha deteriorado.

Como causas del crecimiento de las enfermedades infecciosas se mencionan: el aumento de la población humana, los viajes internacionales rápidos, los malos sistemas de saneamiento, los cambios en la manipulación de grandes cantidades de alimento, y la mayor exposición de los seres humanos a los vectores de enfermedades infecciosas y sus reservorios naturales. Asimismo, el incremento de las enfermedades emergentes y reemergentes, así como el de las enfermedades olvidadas, “se atribuye a la competencia de los mercados globales, al cambio climático y a la omisión de la antigua salud internacional, según se señaló en el capitulo anterior (Franco, 2010).

Aunque es un concepto relativamente nuevo, se trata de uno de los problemas más graves que enfrenta nuestro planeta, y por lo tanto, que enfrentamos todos los seres humanos que en él vivimos. El cambio climático no se refiere únicamente a las variaciones del clima. No son cambios de temperatura en los que aumenta o disminuye el calor o el frio en un tiempo determinado; se trata más bien de un proceso de calentamiento de la tierra, que es producido  básicamente por las actividades que realizamos nosotros, los seres humanos (Ibíd. P.3).

Con el aumento de la población y el aumento de las ciudades, aumenta también el consumo de combustibles como la gasolina, el gas LP y el diesel. La contaminación producida por los automóviles y las fábricas incluye los llamados gases de efecto invernadero, que se quedan en la atmosfera y retienen el calor que emite la tierra después de calentarse por la radiación solar. Un aumento en la concentración de estos gases produce incrementos  en la temperatura del planeta y con ello cambios en el clima.

El cambio climático puede llegar a perjudicar de muchas maneras la salud humana, aunque también beneficiarla en algunos lugares, según las circunstancias. Hasta ahora, la mayoría de los estudios se ha centrado en los efectos de las olas de calor (las aproximadamente 30.000 muertes que se produjeron en Europa en el verano de 2003; para España, el Centro Nacional de Epidemiología cifra en 6.500, por ejemplo), pero existen muchos más aspectos que hay que tener en cuenta, entre los que están la diseminación de enfermedades infecciosas (La Organización Mundial de la Salud estima que los factores climáticos son responsables del 2,4% de los casos de diarrea que se producen en el mundo, y del 2% de los casos de malaria), el aumento del cáncer de piel (15 al 20% en la incidencia de cáncer de la piel en poblaciones de piel fina; cataratas y otras lesiones oculares pueden aumentar del 0,6 al 0,8% por cada 1% de disminución del ozono y un aumento de la vulnerabilidad en algunas enfermedades infecciosas como resultado de la supresión de la inmunidad causada por la radiación UVB).); problemas respiratorios; malnutrición (incremento del 5-10% en las personas desnutridas, sobre todo en los trópicos) (Buendía, 2007).

Se sugiere para contribuir al cuidado del medio ambiente y minimizar los efectos adversos del cambio climático:

  1. Un alto nivel de conocimientos sobre el nivel educativo y cultura ambiental de las personas que a través de actos deshonestos contaminan el planeta, contribuyendo con ello al cambio climático y aunado a ello, las consecuencias originadas en materia de salud.
  2. Incremento de conocimientos sobre enfermedades asociadas al fenómeno del cambio climático (Diarrea, Dengue, Malaria, Cáncer de Piel, etc.)
  3. Afirmación del nivel de participación de las personas en el cambio climático, llegando a provocarse por el mismo fenómeno problemas de salud pública.
  4. Conveniencia de contar con propuestas y estrategias educativas con enfoques ambientales que faciliten la consolidación de formas que promuevan cambio de actitudes, consciencia, etc. dirigidas a la población mexicana, especialmente a la comunidad acapulqueña.
  5. Mayor nivel de convencimiento sobre la importancia del trabajo y la participación de la ciudadanía a favor del medio ambiente, en miras de prevenir y contrarrestar el cambio climático.
  6. Mayor nivel de capacitación y por ende nivel de conocimientos de la ciudadanía (estudiantes, grupos ecologistas, asociaciones civiles, grupos vulnerabilizados, etc.) sobre el cuidado y prevención del medio ambiente, con enfoques didácticos - pedagógicos, salud y educación ambiental, contribuyendo con ello a una sociedad critica y analítica en pro de la naturaleza..
  7. Motivación para la adquisición de nuevos conocimientos en materia de temáticas como contaminación ambiental (basura, contaminación de ríos, gases de efecto invernadero, etc.), así como también temáticas de problemas de salud asociados al cambio climático (cáncer de piel, diarrea, dengue, etc),que contribuyen al cambio climático y que son provocados por el hombre.

El problema del cambio climático se da en todo el planeta, en todo el mundo hay personas que no cuentan con la debida información, conocimientos o niveles culturales sobre el cuidado que se debe dar a nuestra casa “la tierra”. Actualmente el cambio climático evoluciona rápidamente y el hombre tiene mucho que ver, debido a que al diario se contribuye a que dicho fenómeno se agudice, no estamos conscientes de que esto trae consecuencias negativas en la salud humana. En algunas partes del mundo las altas temperaturas, en otras las bajas, hacen que problemas de salud que se asocian a estas y perjudiquen la salud de una población.

 

Bibliografía

 

  1. Buendía P. Mercedes (2007) El impacto social del Cambio Climático. Universidad Carlos III de Madrid, Departamento de Ciencia Política y Sociología. Basado en artículo publicado en Panorama Social (2007) nº 5: 22-35 Consultado el 05 de Agosto de 2011 en http://www.uc3m.es/portal/page/portal/grupos_investigacion/sociologia_cambio_climatico/El%20impacto%20social%20del%20Cambio%20Clim%E1tico_0.pdf
  2. Buendía P. Mercedes (2007). LA EVALUACIÓN DEL IMPACTO SOCIAL EN LAS EVALUACIONES DE IMPACTO AMBIENTAL (EIA). Departamento de Sociología, Universidad Pública de Navarra / Universidad Carlos III de Madrid. Consultado el 10 de Agosto de 2011 en http://www.uc3m.es/portal/page/portal/grupos_investigacion/sociologia_cambio_climatico/Pardo%20-%20La%20Evaluacion%20del%20Impacto%20Social%20en%20las%20Evaluaci.pdf 
  3. SEMARNAT. Instituto Nacional de Ecología (2006) El cambio climático. El día que me cambió el clima
  4. Franco G. Álvaro (2010) Salud Global. Política pública, derechos sociales y globalidad. Edit. Universidad de Antioquia. Salud Pública. Colombia.
  5. http://www.equilibrio.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=1323:recolectan-6-mil-toneladas-de-basura-en-acapulco&catid=50:problematica-urbana&Itemid=72
  6. http://www.jornada.unam.mx/2006/02/05/index.php?section=estados&article=034n1est
  7. http://www.eluniversal.com.mx/notas/764366.html

 

* Dr. Ramón Bedolla Solano. Doctor en Ciencias de la Educación. Profesor-Investigador, adscrito a la Unidad Académica de Sociología dependiente de la Universidad Autónoma de Guerrero, campus Acapulco. E-mail: bedsolrammm@hotmail.com