Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 6, No. 2. Semestre julio-diciembre de 2010. ISSN: 1870-7505

 

APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO

Ramón Bedolla Solano *

 

Resumen

Aprender es una  acción que realiza el ser humano durante toda su vida. El ser humano aprende en todas partes, es decir, en la casa, en la calle, en la escuela, etc. El aprendizaje tiene una finalidad y el ser humano aprende por una necesidad, por  lo tanto el aprendizaje debe tener un significado. Dentro de la literatura pedagógica el interés por conocer como se retiene la información (el aprendizaje) tiene su sustento en teorías como la teoría conductual del aprendizaje que se centra en los estudios de Pavlov, en 1927 con animales. De esta misma manera, en esta teoría se sustentan los estudios aprendizaje como adquisición de respuestas (el aprender significa el registrar mecánicamente los mensajes informativos, dentro de nuestra memoria), aprendizaje como adquisición de conocimiento (aprendizaje cognitivo – mecánico o memorístico). En los inicios de 1970, el foco de la psicología comenzó a cambiar de una orientación conductista a una orientación cognitiva, la teoría cognitiva del aprendizaje se menciona a Jean Piaget. Entre algunos estudios que sustentan a esta teoría tenemos, aprendizaje como construcción de significado (el aprendizaje se adquiere a través del análisis, de experiencias, los conocimientos se construyen, etc.), Aprendizaje significativo de Ausubel (proceso que involucra una interacción entre la información nueva, por adquirir y una estructura específica del conocimiento que posee el aprendiz, a la cual Ausubel ha llamado concepto integrador. El aprendizaje significativo, ocurre cuando la nueva información se enlaza a los conceptos o proposiciones integradoras que existen previamente en la estructura cognoscitiva del que aprende). El aprendizaje significativo, tiene su sustento en la teoría cognitiva del aprendizaje y por lo tanto se enmarca dentro de la pedagogía moderna, su interés el campo educativo es dar a comprender que el aprendizaje se construye a través de una estrategia integradora (conocimientos previos, representaciones de objetos, apreciación de ideas, interacción, análisis, etc.) de tal forma que este aprendizaje responda a un porqué y para qué, que este sirva para algo.

Abstract

Learning is an action that the human being realizes during all his life. The human being learns everywhere, that is to say, in the house, in the street, in the school, etc. The learning has a purpose and the human being learns for a need, therefore the learning must have significance. Inside the pedagogic literature the interest to know like retains the information (the learning) has its support in theories as the behavioral theory of the learning that focus on Pavlov's studies, in 1927 with animals. On this way, in this theory the studies sustain learning as acquisition of answers (to learn means to register mechanically the informative messages, inside our memory), learning like acquisition of knowledge (cognitive learning - mechanical or memory). In the beginnings of 1970, the area of the psychology began to change a behaviorist orientation to a cognitive orientation; the cognitive theory of the learning is mentioned to Jean Piaget. Some studies that sustain to this theory we have, learning as construction of meaning (the learning is acquired across the analysis, of experiences, the knowledge is constructed, etc.), Ausubel's significant Learning (process that involves an interaction between the new information, for acquiring and a specific structure of the knowledge that the apprentice possesses, whom Ausubel has been called integration concept. The significant learning happens when the new information is connected to the concepts or of integration propositions that exist before in the cognitive structure of the one that he learns). The significant learning, it has his sustenance in the cognitive theory of the learning and therefore it places inside the modern pedagogy, his interest the educational field is to give to understand that the learning is constructed across an of integration strategy (previous knowledge, representations of objects, appraisal of ideas, interaction, analysis, etc.) In this way this learning answers to what for? And why do we learn?.

Palabras claves: Aprendizaje significativo, aprendizaje, teorías de aprendizaje, pedagogía, educación.

Keywords: Significant learning, learning, theories of learning, pedagogy, education.

Para abordar la temática de aprendizaje significativo, es importante señalar lo que se comprende por aprendizaje, de manera general. En la literatura psicopedagógica existen diferentes acepciones a cerca del aprendizaje. El ser humano puede realizar muchas cosas, desde que esta en el vientre de la madre, se comunica con ella de muchas formas. Ella nos plática, instruye, sensibiliza los órganos de los sentidos, juntamente con el cerebro y al mismo tiempo se da respuesta a esas caricias y sensibilidad. Todo lo que el hombre realiza y lleva a cabo durante toda su vida, es producto de un aprendizaje. De acuerdo a lo expuesto, la interrogante ¿Qué es aprendizaje?, ¿Qué es aprender? Existen varias concepciones a cerca de la definición de aprendizaje.

El diccionario de la lengua española-vigésima segunda edición, año 2001, lo define como la acción y efecto de aprender algún arte, oficio u otra cosa, el tiempo que en ello se emplea; En este mismo y desde el punto de vista de la psicología, el aprendizaje es la adquisición por la práctica de una conducta duradera. También el diccionario LAROUSSE diccionario básico escolar, segunda edición define aprendizaje, como la acción de aprender algún arte u oficio, tiempo que en ello se emplea.

Aprendizaje es un cambio más o menos permanente de conducta que se produce como resultado de la práctica (Kimble, 1971; Beltrán, 1984). Aprendizaje, es adquirir el conocimiento de una cosa por medio del estudio, ejercicio o experiencia.

El aprendizaje es un cambio relativamente permanente en el comportamiento, que refleja una adquisición de conocimientos o habilidades a través de la experiencia y que puede incluir el estudio, la instrucción, la observación o la práctica. Los cambios en el comportamiento son razonablemente objetivos, y por tanto, pueden ser medidos (Papalia, 1990)

Aprender (se), Significa adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o la experiencia, es transitivo si lo que se aprende se expresa mediante un sustantivo, e intransitivo, con un complemento, si lo que se aprende se expresa mediante un infinitivo: «David aprende la técnica del retrato» (Marsé Rabos [Esp. 2000]); «Allí aprendimos a pescar» (Montero Tú [Cuba 1995]). Cuando significa ‘memorizar [algo]’, es transitivo y lleva normalmente un pronombre concordado con el sujeto: «Rogelio se aprendió de memoria esa parte del texto» (Olivera Enfermera [Méx. 1991]). Aunque comparte etimología con aprehender, ambos verbos tienen hoy usos diferenciados y no deben confundirse. (Diccionario panhispánico de dudas ©2005
Real Academia Española ©).

Se tienen ahora las definiciones de los términos aprendizaje y aprender. Al analizar  cada uno de ellos, se ha llegado a la conclusión de que en el momento de realizar una acción determinada logramos obtener como resultado un aprendizaje. Tambien se deduce que el aprender es la forma y manera que emplearemos para obtener el aprendizaje. Con esto se afirma que el aprendizaje se da en el momento en que el ser humano realiza alguna actividad, ya sea en casa, en el trabajo, en la escuela, etc.

Aprendizaje escolar

El aprendizaje escolar es función del sistema pedagógico empleado además de las capacidades innatas del alumno. El aprendizaje escolar es aquel que se consigue en alguna institución educativa. Dentro de la literatura pedagógica encontramos dos tipos de educación, la formal y la informal. La institución por excelencia de la educación formal es la escuela y la informal es la que se adquiere fuera. Como por ejemplo: En la casa, en el parque, en el trabajo, etc. Aunado a ello se entiende que de acuerdo a la educación obtenida, es el tipo de aprendizaje, por lo cual tenemos que el aprendizaje formales el aprendizaje ofrecido normalmente por un centro de educación o formación, con carácter estructurado, según objetivos didácticos, duración o soporte y que concluye con una certificación. El aprendizaje formal es intencional desde la perspectiva del alumno. También se considera el aprendizaje informal, aprendizaje que se obtiene en las actividades de la vida cotidiana relacionadas con el trabajo, la familia o el ocio. No está estructurado, en objetivos didácticos, duración ni soporte y normalmente no conduce a una certificación. El aprendizaje informal puede ser intencional pero, en la mayoría de los casos, no lo es. El concepto de aprendizaje se encuentra íntimamente ligado al concepto de conducta. Aunque no toda conducta es aprendizaje, pero sí todo aprendizaje es una conducta. Siguiendo a Bleger, podemos decir que conducta total, la conducta molar, esta caracterizada por cinco elementos: La finalidad, la motivación, el objeto, el significado y la estructura. Estas diferentes causas de conducta pueden ser conscientes o inconscientes. Toda conducta muestra una finalidad, se refiere a un objeto, este puede ser real, externo o interno, parcial o total. La relación o vinculo que el sujeto establece con objeto de su conducta, supone siempre una relación interpersonal de carácter virtual. Ya que la educación supone no sólo la introyección del objeto de aprendizaje o conocimiento, sino también la introyección de una determinada forma de relación con el objeto, la posibilidad de nuevos aprendizajes se ve condicionada por el titulo de vínculos de nuevos aprendizajes. Toda conducta tiene significado, el sujeto mediante su conducta expresa algo, un sentido, un mensaje; Finalmente la conducta tiene una estructura, es decir, que el sujeto que emite la conducta tiene una forma especifica concreta de relacionarse con los objetos. El tipo de estructuras de la conducta más privilegiada por cada sujeto es lo que va a determinar el tipo de personalidad de dicho sujeto. De acuerdo a estas aseveraciones entendemos por aprendizaje al proceso de interacciones entre el sujeto y los objetos que pueden ser concretos o virtuales, personas o cosas que modifican o transforman las pautas de conducta del sujeto y, alguna forma, a los objetos mismos. (Arredondo, 1979). Los aprendizajes modifican nuestras formas de pensar y de actuar. Los aprendizajes se dan una vez que nos relacionamos con el objeto de estudio, lo cuestionamos, lo tocamos, es decir se da una interrelación en ambos.

La psicología de la educación

La educación decididamente es un fenómeno sociocultural muy completo y para su estudio y análisis más acabado es necesaria la implicación de múltiples disciplinas, sin las diversas perspectivas disciplinares, el análisis de lo educativo resultaría parcial o incompleto. Las ciencias involucradas reconocen cada vez más que las versiones de lo educativo propuestas desde su enfoque constituyen solo una parte de la explicación global de la educación, porque lo contrario supone sin duda un acato de reduccionismo disciplinar. Las ciencias de la educación que se abocan preferencialmente a investigar y desarrollar acciones prescriptivas sobre el proceso educativo concreto tenemos a la psicología de la educación, la pedagogía y la comunicación educativa. (Hernández, 1991).

En este contexto la psicología de la educación contribuye al análisis y forma en como se retienen los aprendizajes, y como estos pueden ser de forma significativa.

La psicología de la educación estudia las leyes del psiquismo humano que rigen el aprendizaje escolar. Se considera como objeto de estudio de la misma los procesos de cambio comportamental provocados o inducidos en las personas como resultado de su participación en actividades educativas (Coll, 1995).

Dentro del campo pedagógico, la psicología de la educación  viene a ser la  aplicación del método científico al estudio del comportamiento de los individuos y grupos sociales en los ambientes de aprendizaje.

El aprendizaje del hombre está condicionado por leyes biológicas y naturales. El organismo es como una potente planta que se mueve a base de energía electroquímica, produciendo efectos tan maravillosos como el pensamiento, el amor y la capacidad transformadora del mundo. El aprendizaje, depende de fenómenos físicos como la nutrición, la salud y la capacidad de los órganos corpóreos. (Suárez, 2005).

Para llevar a cabo alguna actividad es importante la alimentación, el estar libre de algún problema de salud, etc. esto impediría la retención del aprendizaje.

Teorías del aprendizaje

Durante la primera mitad del siglo XX se empezaron a realizar investigaciones sobre el aprendizaje. Esto motivo a la teoría conductista y las teorías del aprendizaje influenciaron en las investigaciones, y en la puesta en marcha de los diferentes campos de la psicología y la educación.

La teoría conductual del aprendizaje se centra en los estudios de Pavlov, en 1927 con animales. Durante los años 30, él y otros psicólogos estudiaron y experimentaron la forma en que distintos estímulos se podían usar para obtener respuestas de los animales. Con estos ensayos permitieron descubrir muchos principios del aprendizaje, principios entre la relación de estimulo-respuesta, que después fue útil para cambiar el comportamiento humano. Más tarde Watson y Skinner en E.E.U.U considero estos trabajos para sus ensayos de modificación conductual. Esto da origen a la corriente que en psicología se le da el nombre de conductismo.

En los inicios de 1970, el foco de la psicología comenzó a cambiar de una orientación conductista a una orientación cognitiva. La preocupación por la mente y la forma en que funciona volvió a ser de interés para la psicología científica. Esta orientación cognitiva centró su estudio en una variedad de actividades mentales y procesos cognitivos básico, tales como la percepción, el pensamiento, la representación del conocimiento y la memoria. El énfasis se desplazo desde la conducta misma a las estructuras de conocimiento y los procesos mentales que pueden ser inferidos de los índices conductuales, y que son responsables de varios tipos de conducta humana. En otras palabras, las teorías cognitivas intentan explicar los procesos de pensamiento y las actividades mentales que mediatizan la relación entre el estimulo y la respuesta. (Arancibia, 1999).

En la teoría cognitiva del aprendizaje se menciona a Jean Piaget. Este personaje es gestor de la llamada teoría de la genética, la cual a partir de los principios constructivistas nos plantea que el conocimiento no se adquiere solamente por inteorización del entorno social, sino por parte del sujeto.

El aprendizaje juega un papel muy importante en el campo de la psicología, especialmente aquello que tiene más relación con el aprendizaje escolar. Hay muchas teorías que se refieren al aprendizaje humano. Estas aseveraciones pertenecen a corrientes, escuelas o teorías psicológicas diferentes.

Se señalan tres metáforas: El aprendizaje como adquisición de respuestas, el aprendizaje como adquisición de conocimiento y el aprendizaje como construcción de significado. (Mayer, 1992).

Aprendizaje como adquisición de respuestas

El aprendizaje como adquisición de respuestas se apega más bien a la teoría conductista, que influyó hasta los años cincuenta. El enfoque conductista entabla una línea científica de corte asociacionista o empirista. En ese paradigma el aprender significa el registrar mecánicamente los mensajes informativos, dentro de nuestra memoria. El proceso de aprendizaje es llevado a cabo por los actos instruccionales, que intervienen directamente en el quehacer del estudiante. Aquí el estudiante se le considera un recipiente en el que solamente se almacenan los conocimientos previamente programados por una cuidadosa planificación instruccional. En este sentido, lo más importante, es presentar a todos los alumnos los mismos materiales y en condiciones adecuadas de recepción, ignorando de esta manera el carácter interactivo del proceso de enseñanza-aprendizaje y la naturaleza del estudiante como procesador de información.

Aprendizaje como adquisición de conocimiento

El aprendizaje por adquisición de conocimiento ha dominado desde los años cincuenta hasta los años sesenta. El cambio se produjo a medida que la investigación sobre el aprendizaje comenzó a moverse desde el laboratorio animal al laboratorio humano, y a medida  que el conductismo dio paso a la revolución cognitiva. En esta interpretación el estudiante es más cognitivo, adquiere conocimientos, información, y el profesor llega a ser un transmisor de conocimientos. El foco de la información es la información. Lo que se pregunta el profesor es la manera que puede hacer para que la información especificada en el currículo esté en la memoria del alumno.

Aprendizaje como construcción de significado

En los años setenta y ochenta, se produce otro cambio. Los investigadores que se mueven desde el laboratorio a situaciones más realistas de aprendizaje escolar encuentran un estudiante mucho más activo e inventivo, un estudiante que busca construir significado de los contenidos informativos. El papel del estudiante corresponde al de un ser autónomo, auto-regulado, que conoce sus propios procesos cognitivos y tiene en sus manos el control del aprendizaje. Aquí el aprendizaje resulta eminentemente activo e implica una asimilación orgánica desde adentro. El estudiante no se limita a adquirir conocimiento, sino que lo construye usando la experiencia previa para comprender y moldear el nuevo aprendizaje. Consiguiente al profesor, en lugar de suministrar conocimientos, participa en el proceso de construir conocimiento junto con el estudiante, se trata de un conocimiento construido y compartido. La instrucción está centrada en el estudiante.

Estas tres metáforas que se refieren a la forma en como se obtienen los aprendizajes, las podemos ubicar en cada una de las educaciones que han influido en la educación formal que se ha impartido en nuestra sociedad. En la educación tecnocrática los aprendizajes fueron como adquisición de respuestas. En la educación tradicional estos fueron por adquisición de conocimiento y en la educación moderna y que impera en nuestros días el aprendizaje se da como construcción de significado.

Aprendizaje significativo (Retoma las teorías cognoscitivas)

En 1968 Ausubel señala, por encima de todo, que el aprendizaje debe ser significativo, y recuerda las diferencias entre aprendizaje mecánico y aprendizaje significativo. Mientras el aprendizaje mecánico las tareas de aprendizaje constan de asociaciones puramente arbitrarias, en el aprendizaje significativo las tareas están relacionadas de forma congruente. Ahora bien el aprendizaje significativo, según Ausubel, requiere dos condiciones esenciales: a) Disposición del sujeto a aprender significativamente y b) material de aprendizaje potencialmente significativo, es decir, que el material tenga sentido lógico y que la estructura del sujeto tenga ideas de afianzamiento relevante con las que pueda relacionar el material nuevo. En 1978 propone una explicación teórica del proceso de aprendizaje según el punto de vista cognoscitivo, pero tomando en cuenta a demás factores afectivos tales como la motivación. Para él, el aprendizaje significa la organización e integración de información en la estructura cognoscitiva del individuo. El aprendizaje significativo ocurre cuando la nueva información se enlaza con las ideas pertinentes de afianzamiento, para la información nueva que ya existe en la estructura cognoscitiva del que aprende.

Para Ausubel, el aprendizaje significativo es un proceso a través del cual una nueva información se relaciona con un aspecto relevante de la estructura del conocimiento del individuo.

Relación significado-aprendizaje significativo

El significado en si es un producto del proceso de aprendizaje significativo. En el momento en que se establecen los significados iníciales de los signos o símbolos de los conceptos en el proceso de formación de conceptos, el aprendizaje significativo nuevo proporcionara significados adicionales a los mismos, y se adquirirán nuevas relaciones entre los conceptos previamente aprendidos. Ejemplo, en las denominaciones de conceptos específicos, como “gato” o “azul”, se diferencian  y se desarrollan nuevas relaciones con conceptos como animal o color, esto tiene un progreso, entonces se empieza a obtener el aprendizaje significativo. En la escuela, los alumnos adquieren significados de los signos o símbolos en sus propias maneras, estos significados tienen lo suficientemente en común en cualquier sociedad, ello sirve para intercambiar información.

Concepto de aprendizaje significativo

Proceso que involucra una interacción entre la información nueva, por adquirir y una estructura específica del conocimiento que posee el aprendiz, a la cual Ausubel ha llamado concepto integrador. El aprendizaje significativo, ocurre cuando la nueva información se enlaza a los conceptos o proposiciones integradoras que existen previamente en la estructura cognoscitiva del que aprende. En este sentido Ausubel ve el almacenamiento de la información en el cerebro humano como un proceso altamente organizado, en el cual se forma una jerarquía conceptual donde los elementos más específicos del conocimiento se anclan a conocimientos más generales e incluso a una asimilación. La estructura cognoscitiva es, entonces, una estructura jerárquica de conceptos, producto de la experiencia del individuo.

Tipos de aprendizaje significativo

Ausubel distingue tres tipos de aprendizajes significativos, el representacional, de conceptos y proposicional.

El aprendizaje representacional es el tipo básico de aprendizaje significativo, del cual dependen los demás. En él se le asignan significados a determinados símbolos, es decir, se identifican los símbolos con sus referentes, objetos, eventos, conceptos y los símbolos pasan a significar para el individuo lo que significan sus referentes.

El aprendizaje de conceptos constituye, en cierta forma, un aprendizaje representacional ya que los conceptos son representados también por símbolos particulares o categorías y representan abstracciones de atributos esenciales de los referentes.

El aprendizaje proposicional, al contrario del aprendizaje representacional, la tarea no es aprender significativamente lo que representan las palabras aisladas o combinadas, sino aprender lo que significan las ideas expresadas en una proposición las cuales a su vez, constituyen un concepto. Es decir, en este tipo de aprendizaje, la tarea no es aprender el significado aislado de los diferentes conceptos que constituyen una proposición, sino el significado de ella como un todo.

Ausubel, da a comprender que para que la información pueda ser comprendida y aprendida debe percibirse selectivamente, estructurada de manera significativa, codificada dentro de una estructura aprendida previamente, diferenciada dentro de tal estructura para su posterior evocación y consolidada después para permitir su transferencia. Esta teoría promueve el paso de un aprendizaje memorístico y mecánico a uno significativo, es decir, que con esta práctica el aprendizaje es, aprendido con comprensión, coherente con un conjunto de conocimientos ya aprendidos, anclado en vivencia y proyectado a la vida y relacionado con metas y aspiraciones. Para que este aprendizaje se de significativamente  se requiere que los contenidos que se proporcionen en la institución sean claros, con una enseñanza  clara y precisa. Se requiere el empleo de los conocimientos previos. El aprendizaje deberá responder a un porque y para que, que este sirva para algo, también para ello se necesita de la intervención de un educador que apoye al alumno, que el alumno no se convierta en un ser pasivo o receptor de la información, que el alumno se convierta en un ente racional, critico y analítico de la enseñanza y que le de un sentido lógico., etc.

Conclusión

En México, el sistema educativo ha incorporado en la educación que se imparte en el país, un modelo educativo con un enfoque teórico, metodológico que sienta sus bases en una metodología constructivista en todo su contexto. Referente a los aprendizajes, esta metodología indica que el estudiante piense de manera autónoma y entienda significativamente su mundo, es decir, que la educación que se brinde a la sociedad ha de sustentarse en las teorías cognitivas del aprendizaje. En lo que respecta a las prácticas escolares y en especifico al proceso de enseñanza-aprendizaje está deberá promover la reflexión, el análisis, el pensamiento crítico en los estudiantes, con ello se dice que los aprendizajes que desarrolle el educando promuevan en él las destrezas cognoscitivas a través de las diferentes formas de descubrimiento y solución de problemas.

De acuerdo a la UNESCO, la educación debe proporcionar habilidades para aprender a conocer, aprender a convivir, aprender a hacer y aprender a ser, por tal razón, la educación es el principal agente de la transición hacia el desarrollo sostenible, incrementando la capacidad de las personas de hacer realidad sus concepciones de la sociedad.

Este modelo educativo sugiere que en los procesos de enseñanza-aprendizaje los aprendizajes sean significativos. Estos aprendizajes han de tener significancia en el quehacer cotidiano del estudiante y son retenidos en la memoria por siempre.

Años atrás han influido en las prácticas educativas en nuestro país modelos educativos con otros enfoques metodológicos, como el conductista, el tradicional. Cada uno con una metodología diferente de trabajo. En el primero los aprendizajes se adquieren de forma que el sujeto registre mecánicamente los mensajes informativos dentro del almacén sensorial una vez que los contenidos de aprendizaje estén previamente programados por una cuidadosa  y uniformada planificación instruccional, característico de esta metodología es el estimulo sobre la respuesta del sujeto. En el segundo los aprendizajes son cognitivos, solo que los alumnos aprenden por repetición y de forma memorística, hay poca capacidad de reflexión.

Hoy en día con el modelo educativo existente se pretende cambiar esa forma de aprender, de no solamente a prender por aprender, de aprender por repetición. Lo que se requiere es dar paso a una nueva manera de aprender, que promueva el análisis, la reflexión, los valores, con el fin de darle un significado al aprendizaje.

 

Bibliografía

Ausubel, J. (1995) Significado y aprendizaje significativo. Psicología educativa. México: Trillas.
Arancibia V. Et al. (1999) Psicología de la educación. Chile: Universidad Católica.
Arredondo, M. (1979) Notas para un modelo de docencia. México: ANUIES
Beltrán, J. (2002) Procesos, estrategias y técnicas de aprendizaje. Madrid: Síntesis.
Coll, C. Psicología y educación” Aproximación a los objetivos y contenidos de la psicología de la educación, en psicología genética y aprendizajes escolares. México: Siglo XXI.
Coll, C. Las aportaciones de la psicología a la educación el caso de la teoría genética y de los aprendizajes escolares. Madrid: Siglo XXI.
Hernandez, G. (1991) La psicología educativa y las ciencias de la educación. El funcionamiento del desarrollo de la tecnología educativa. México: I. ILCE.
Hernandez, G. (1991) La psicología de la educación. Hacia una delimitación conceptual, en fundamentos del desarrollo de la tecnología educativa. México: I. ILCE.
Papalia, D. (1999) Psicología. 9ª ed. México: McGraw-Hill.
Nuevo Modelo Educativo y Académico de la Universidad Autónoma de Guerrero (2004), México: U.A.G.
Programa Institucional de Desarrollo  Estratégico (2006) México: U.A.G.
Suárez, R. (2005) La educación, teorías educativas, estrategias de enseñanza-aprendizaje. México: Trillas.
Barco, S.  (1975) Antididáctica o una nueva didáctica. Revista de ciencias de la educación, 4, 125, 95-125.
Espeleta, J.(1986) La escuela y los maestros, entre el supuesto y la deducción. México: DIE-CINESTAB, IPN.
Durkheim, E. (1979) Naturaleza y método de la pedagogía en educación y sociología. Bogotá: Linotipo.

* Dr. Ramón Bedolla Solano. Doctor en Ciencias de la Educación. Profesor-Investigador, adscrito a la Unidad Académica de Sociología dependiente de la Universidad Autónoma de Guerrero, campus Acapulco. E-mail: bedsolrammm@hotmail.com