Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 6, No. 1. Semestre enero-junio de 2010. ISSN: 1870-7505

 

UN ENSAYO SOBRE EL DENGUE DESDE UNA PERSPECTIVA AMBIENTAL

Por Ramón Bedolla Solano*

 

INTRODUCCIÓN

 

El trabajo que ahora se presenta hace referencia al problema del dengue. Dengue, es una enfermedad febril aguda caracterizada por inicio repentino de cefalea, fiebre, postración, dolores articulares y musculares, linfadenopatía y un exantema que aparece simultáneamente con un segundo aumento de la temperatura después de un periodo afebril; sinónimo: fiebre rompehuesos (Clayton, 1999). Es importante que las personas conozcan al respecto sobre este problema que cada día se está presentando con más fuerza en las sociedades, en la nuestra por ejemplo son muchas las personas que han sufrido esta enfermedad y en algunos casos esto ha provocado la muerte. Las autoridades de salud en nuestro país realizan acciones para prevenir este problema, en algunos casos brindan atención a las personas que se contagian de esta enfermedad y las acciones que realizan para prevenir este mal, es controlar y eliminar el mosco adulto con plaguicidas y otras sustancias químicas, algunos programas tratan de controlar al mosco con información, es decir dándoles a conocer a las personas las recomendaciones para evitar la reproducción del mosco transmisor. Los programas que dirigen estas autoridades, en algunos casos han surtido efectos positivos en el control del vector y algunas veces hasta llegan a disminuir los casos por dengue, pero aun así el mosco vuelve y empieza otra vez el problema. El dengue es una enfermedad que se transmite por la picadura de un mosquito llamado Aedes aegypti y la erradicación de la enfermedad se dará una vez que el mosco sea erradicado.

Aunado a la situación de controlar el dengue y en su caso al vector, se sugiere que conozcamos que este insecto necesita vivir en ciertas condiciones ambientales muy particulares. Es decir, no se puede atacar el mosquito como un ente aislado, sino como un integrante de la comunidad biológica, ubicado dentro de un ecosistema donde está ligado a diversas cadenas alimentarias. Sólo así se logrará determinar cuáles son los mecanismos que utiliza la naturaleza para controlarlo. Paralelamente, las estimaciones de los expertos indican que en el año 2100, la temperatura mundial aumentará entre 1,0°C y 3,5oC, lo cual traerá como consecuencia un incremento en el riesgo de enfermedades transmitidas por vectores en nuevas zonas, entre ellas: el Paludismo y la enfermedad del Dengue. Por tanto, también es importante considerar la influencia que el cambio en el clima tendrá sobre los diferentes ecosistemas y la salud pública (Githeko et al., 2001).

De acuerdo a estas aseveraciones, conforme va en aumento el cambio de temperatura, el mosco seguirá emigrando a nuevas zonas, entonces los plaguicidas, la basura, etc. contribuyen para que este fenómeno cada día se haga más grande. Para controlar y eliminar el dengue en nuestro país estas consideraciones no son tomadas en cuenta, en el caso de las autoridades de salud, emplean al cien por ciento los métodos de los plaguicidas, afectando al medio ambiente e influyendo en el calentamiento global, no racionalizan el uso de estos productos, al igual la sociedad no hace consciencia y sigue contaminando al planeta. Otras formas que favorecen la reproducción del mosco son, que las personas tiran basuras y cacharros en donde fácilmente los moscos pueden procrearse y reproducirse, por esta razón también se recomienda una cultura ambiental.

Para lograr un cambio de actitudes, es necesario educar ambientalmente a la población de ahí la importancia de este ensayo, que pretende crear en la población, por medio del incremento de los conocimientos y saberes, la concientización y aptitudes, un cambio de actitudes, que coadyuven en la prevención y control de la enfermedad.

a) La enfermedad

1.1 ¿Qué es el dengue?

Dengue, es una enfermedad febril aguda caracterizada por inicio repentino de cefalea, fiebre, postración, dolores articulares y musculares, linfadenopatía y un exantema que aparece simultáneamente con un segundo aumento de la temperatura después de un periodo afebril; sinónimo: fiebre rompehuesos (Clayton, 1997).

Es una enfermedad causada por el virus del dengue, el cual se transmite de una persona a otra por la picadura de un mosquito llamado Aedes aegypti. (Secretaria de Salud del Estado de Guerrero, 2005)

Dengue, es una enfermedad febril aguda de inicio súbito, de etiología vírica, que sigue casi siempre una evolución benigna caracterizada por cefalea, fiebre, postración, mialgias y artralgias intensas, linfadenopatía y una erupción cutánea que aparece simultáneamente con una segunda evolución de la temperatura tras un periodo afebril. El dengue está producido por los cuatro tipos conocidos del virus del dengue (dengue-1, -2, -3 y -4). Estos virus, son arbovirus pertenecientes al género Flavivirus. Los cuatro serotipos pueden causar dengue hemorrágico y shock hemorrágico del dengue  (Estébanez, 2005).

Dengue, una enfermedad para la que no hay vacuna y que debido al cambio climático intensificó su presencia en México (Lezana, 2009). Como muchas de las enfermedades producidas por virus, puede no tener síntomas o traducirse en una serie de manifestaciones clínicas o incluso la muerte.

A partir del momento en que el mosco transmite el virus, este pasa por un proceso de incubación que tarda aproximadamente 15 días, durante los cuales el paciente no presenta ningún tipo de signo o síntoma. Terminado el proceso de incubación del virus, se presenta la enfermedad dando diferentes manifestaciones clínicas dependiendo de la capacidad del paciente para responder a la infección, el número de veces que ha padecido Dengue y el serotipo infectante entre otras cosas.

El diagnóstico del dengue, se realiza con la integración de las características clínicas de la enfermedad y el estudio serológico para confirmar la presencia de anticuerpos o la identificación del serotipo del virus dengue. La muestra para identificar los anticuerpos contra el virus dengue, se debe tomar a todo enfermo con sospecha de dengue entre el 8 y 15 días de iniciados los síntomas (fiebre). La identificación del serotipo del virus, se puede realizar solo si la muestra es tomada a todo enfermo con sospecha de dengue antes del 5 día de iniciados los síntomas.

La enfermedad puede presentarse en forma leve como dengue clásico, en forma más severa como dengue Hemorrágico o en su presentación más grave, Síndrome de Choque por Dengue

El Estado de Guerrero se encuentra entre las 10 entidades con el mayor número de enfermos de dengue y a nivel estatal el puerto de Acapulco ocupa el primer lugar. La Colonia Ciudad Renacimiento es considerada de riesgo ya que cada año ahí se registra el mayor número de personas con esta enfermedad. El riesgo por la enfermedad es alto, debido a que el mosco transmisor tiene un rango de vuelo amplio y   por las cercanías entre las casas y otras colonias el peligro es que los brotes de dengue se extiendan.

1.2 Fases de la enfermedad

El dengue tiene dos fases: en la primera fase, que puede durar entre 48 y 96 horas, el paciente puede experimentar fiebre, debilidad extrema, dolor de cabeza, garganta, dolor muscular, edema de manos y piernas. En la segunda fase, aparece de nuevo la fiebre y una erupción o "rash" en todo el cuerpo, excepto la cara. Entre una y otra fase, por lo general, hay un día de remisión o "pausa" en la que el paciente no presenta fiebre.

Existe una variación grave llamada Dengue Hemorrágico cuyas manifestaciones podrían ser las siguientes: sangrado de diversas formas como en orina o excreta, por las encías o nariz y vómitos con sangre, moretones inexplicables en la piel y capilares rotos. Esto puede conducir a fallo del sistema circulatorio y choque, seguido de muerte, si no se atiende a tiempo.

1.3 Dengue clásico

Se caracteriza por que el paciente presenta fiebre, la cual es de más de 38 ºC, puede estar acompañada de uno o más de los siguientes signos o síntomas: dolor de cabeza de predominio frontal, dolor detrás de las órbitas de los ojos, dolor muscular, dolor articular, náusea, vómito y erupción en la piel, molestia a la luz, enrojecimiento de la faringe, conjuntivitis, dolor abdominal leve, náuseas, vómito, diarrea, alteraciones del gusto, prurito generalizado, insomnio, temor, depresión, así como bradicardia relativa y adenopatías. En niños menores de 5 años, es frecuente que sólo se presente la fiebre. La fiebre dura aproximadamente 5 días, durante los cuales también está el periodo de contagio.

1.4 Dengue hemorrágico

Puede aparecer precedido o no de un Dengue Clásico. En esta forma de Dengue también hay fiebre y malestar general, se pueden presentar hemorragias, éstas pueden ser leves o intensas, externas o internas.  Hay trastornos en la sangre y los líquidos corporales que pueden manifestarse como sangrado por alteraciones en la coagulación, observándose sangrado nasal, sangrado en las encías, vómito con sangre, aparición de moretones o enrojecimiento de la piel. En las mujeres puede ocurrir un incremento en la cantidad o duración del periodo menstrual.

Las alteraciones en los líquidos corporales pueden manifestarse en forma de acumulación de líquidos en diferentes partes del organismo. Esta presentación del Dengue siempre deberá manejarse por un médico y generalmente en área hospitalaria, donde se valora si el manejo es ambulatorio u hospitalario.

1.5 Síndrome de choque por Dengue

Esta es la forma más grave de Dengue, necesariamente requiere tratamiento hospitalario, ya que el sistema circulatorio del paciente se ve muy comprometido y pone en riesgo la vida.

1.6 Modo de transmisión

La enfermedad del dengue se da por la picadura de mosquitos infectantes, principalmente Aedes aegypty.  El zancudo o mosquito Aedes aegypti (Diptera, Culicidae) es el principal transmisor del virus del Dengue en América, aunque el A. albopinctus también lo transmite.

Es importante saber que el dengue no se transmite directamente de persona a persona, por lo cual el trato hacia los pacientes afectados por el dengue debe ser normal y corriente, pudiendo convivir con sus familiares sin riesgo. La única forma de transmisión es cuando el mosquito Aedes aegypti se alimenta con sangre de una persona enferma de Dengue y luego pica a otras personas sanas, les transmite esta enfermedad.

1.7 Tratamiento

No existe ningún tratamiento  específico sino solamente tratamiento sintomático y medidas de sostén. En el SSD (síndrome de shock por dengue) lo fundamental es corregir el colapso circulatorio, evitando la sobrecarga de líquidos. El shock suele mejorar con la administración de oxígeno y la reposición rápida de fluidos y electrólitos (solución de Ringer lactato a razón de 10-20 m1/Kg/hora). Si no se consigue mejorar la situación, se administrará plasma o un expansor del plasma, o ambos (20 m1/Kg/hora). El ritmo de administración de líquidos debe determinarse con arreglo a las pérdidas calculadas y se tendrá enorme cuidado de vigilar al paciente y evitar la hidratación excesiva. Las transfusiones de sangre están indicadas solamente cuando la hemorragia intensa ocasiona un descenso real del hematocrito. El uso de corticoides y de heparina no tiene beneficio probado. La aspirina está contraindicada por su capacidad de producir hemorragia. El tratamiento está dirigido a aliviar los síntomas. Este consiste en tener descanso absoluto en cama y mucho líquido para evitar la deshidratación. Evite la aspirina y los medicamentos antiinflamatorios no esteroidales como el ibuprofén. Debe vigilar la presión sanguínea, el nivel de conciencia y el conteo de plaquetas a través de laboratorios. La recuperación puede tomar hasta varias semanas

b) El mosco o vector 

1.8 ¿Qué es un vector?

Es el portador, especialmente el animal huésped que transporta el germen de una enfermedad. (MASSON, 2005).

Vector: Un artrópodo que transfiere un agente de una fuente de infección a un huésped susceptible. Los artrópodos actúan como vectores de enfermedades o como huéspedes intermediarios de patógenos, ejemplo: virus, bacterias, protozoarios.

1.9 El Mosquito vector (Aedes aegypty)

El zancudo o mosquito Aedes aegypti (Diptera, Culicidae) es el principal transmisor del virus del Dengue en América, aunque el A. albopinctus también lo transmite.

El mosquito conocido como Aedes aegypti (Linneus 1762) es el causante de transmitir varias enfermedades como el Dengue y la Fiebre Amarilla entre otras. Se sugiere que el origen del Aedes aegypti es el continente Africano. Se conocen tres variedades principales: Ae. aegypti var. aegypti, Ae. aegypti var. formosus y Ae. aegypti var. queenslandensis. La variante aegypti es la más distribuida en el mundo.

    1. Tipos de vector (Clasificación taxonómica de los vectores del dengue en México)

El Dengue es una enfermedad viral transmitida de una persona enferma a una susceptible o sana, a través de la picadura de un mosquito hematófago. Los principales vectores de la enfermedad son el Aedes aegypti y Aedes albopictus.

Clasificación taxonómica de los vectores del dengue en México

Phyllum: Artropoda
Orden: Diptera
Suborden: Nematócera

Familia: Culicidae
Subfamilia: Culicini
Género: Aedes
Subgénero: Stegomya

Los de la especie Aedes son del grupo “A” (Lineo, 1762)  y los de la especie Albopictus son del grupo “B” Scutellaris (Skuse, 1894).

El Ae. aegypti tiene su origen en el continente africano. Se conocen tres variedades principales: Aedes aegypti var.aegypti; Aedes aegypti var. formosus, y Aedes aegypti var. queenslandensis. La variante aegypti es la más distribuida en el mundo y es la que existe en México; se sabe que la var. queenslandensis es parecida a la aegypti en casi todos los aspectos. La var. formosus está confinada a ciertas regiones africanas y difiere en su taxonomía y biología selvática.

El Ae. albopictus, que también es transmisor eficiente del Dengue y de otras enfermedades características en el continente asiático, se introdujo en el norte de México en 1990 procedente del estado de Texas, Estados Unidos. En América no se ha demostrado su papel como transmisor del Dengue.

El Ae. albopictus es de origen asiático, se distribuye desde Japón, Corea y las Islas del Pacífico Sur de Asia, hasta algunos países europeos, formando un corredor continental e insular. Este mosquito ha sido introducido en el continente americano a través de los Estados Unidos (1985), en el estado de Texas, desde donde se ha dispersado hacia el norte por el estado de Maryland y al sur hasta Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, en México (1990-1994). En Brasil se identificó la presencia del vector en 1986. En 1993 se identificó en Santo Domingo. Recientemente se encontró en México al sur del estado de Chiapas en 2001.

    1. Ciclo biológico del vector (fase acuática - fase aérea o de adulto o imago).

El Ae. aegypti, como todos los mosquitos, tiene dos etapas bien diferenciadas en su ciclo de vida: fase acuática con tres formas evolutivas diferentes: (huevo, larva y pupa) y fase aérea o de adulto o imago.

Ciclo Biológico del Vector
 



Llamada ovalada: HuevoLlamada

LlamadaLlamada ovalada: Adultoaedes-aegypti_3024288

Llamada Llamada ovalada: Pupa

Llamadahuevos-aedes-150x150

Llamada ovalada: Larva1

aedes_aegypti_pupa

 

aedes_aegypti_larvae

 

    • La fase acuática dura aproximadamente siete días, con rangos entre tres y doce dependiendo de la temperatura.
    • Los huevecillos soportan la desecación hasta de un año, por eso es muy frecuente encontrar grandes cantidades de larvas en las temporadas de lluvias, en diversos recipientes.
    • El periodo de larvas comprende cuatro grados evolutivos denominados primero, segundo, tercero y cuarto. El tiempo aproximado para pasar de un grado a otro, es de aproximadamente 48 horas.
    • El estado de pupa corresponde a la última etapa de maduración de la fase acuática. De ahí emerge (del agua) el mosquito que corresponde a la fase aérea.
    • Una vez que los mosquitos han emergido, se alimenta por primera vez entre las 20 y las 72 horas posteriores.
    • El vector (macho-hembra) ¿Quién pica y transmite el Dengue?

Las hembras de estos vectores son hematófagas, es decir chupan sangre y es en ese momento cuando transmiten los virus causantes de la enfermedad. Los machos se alimentan de néctares de plantas que se encuentran a su alrededor; frecuentemente están cercanos a las fuentes de alimentación de las hembras para realizar el apareamiento.

    • Horario de actividad de picadura

El horario de actividad de picadura de los mosquitos es en horas de baja intensidad de la luz solar; en general, se inicia al amanecer (6:00 a 8:00 hrs.) o antes del anochecer (17:00 a 19:00 hrs.). Las curvas de actividad alimenticia muestran que hay dos periodos de mayor actividad, más durante el alba que por las noches. Sin embargo, la alimentación puede estar condicionada a la posibilidad de obtener sangre de los habitantes de las casas, pudiendo modificar su actividad y picar aun en horas de la noche y en el día.

    • El periodo de vida del mosquito adulto o de imago

El periodo de vida del mosquito adulto o de imago se ve afectada por las características climáticas, principalmente la temperatura, pues condicionan sus actividades de alimentación, reproducción y reposo. A una temperatura inferior a 4°C o superior a los 40°C generalmente no sobreviven.

El Ae. aegypti en condiciones naturales sobrevive un promedio de entre 15 y 30 días, su ciclo para poner huevecillos es de aproximadamente cada tres días. Su alimentación puede hacerla en cualquier momento de acuerdo a la disponibilidad de quien se alimenta (puede picar varias veces a las personas de una casa). Las proteínas contenidas en la sangre le son indispensables para la maduración de los huevecillos. La variación de temperatura y humedad, así como la latitud pueden hacer variar estos rangos del ciclo de vida de las cepas de mosquitos.

La sobrevivencia de los mosquitos adultos tiene un promedio de cuatro a ocho semanas, aunque puede variar por circunstancias climatológicas; la hembra sobrevive más tiempo que el macho y es más resistente a las variaciones de temperatura y humedad ambiental.

La sobrevivencia de los mosquitos depende de la capacidad para alimentarse, reproducirse, protegerse y dispersarse. Generalmente el apareamiento se realiza cuando la hembra busca alimentarse; se ha observado que el ruido que emite al volar es un mecanismo por el cual el macho es atraído así como con otras substancias que liberan los moscos. Una vez copulada e inseminada la hembra, el esperma que lleva es suficiente para fecundar todos los huevecillos que produce durante su existencia, no aceptando otra inseminación adicional.

    • Rango de vuelo del Aedes aegypty

Se ha medido la distancia del desplazamiento de vuelo de los mosquitos entre las casas; ésta se halla influida, entre otras circunstancias, por la cercanía de criaderos preferidos, la accesibilidad para alimentarse y por los lugares de reposo. También se ha observado que el Ae. aegypti puede volar en un radio promedio de 40 a 60 metros, alcanzando un máximo de 800 metros. El viento ocasionalmente los desplaza más lejos; tanto los adultos como los huevecillos pueden ser trasladados en vehículos terrestres (ferrocarriles, autobuses, llantas usadas), marítimos o aéreos a mayores distancias.

    • Reproducción,  alimentación del Aedes aegypti y picadura

Durante la época de lluvias, las densidades se incrementan como consecuencia de la disponibilidad de un número mayor de criaderos, además otro problema que propicia la reproducción de este vector es el almacenamiento de agua, sea por circunstancias culturales, por deficiencias en la red del suministro de agua o porque se carece de éste, favoreciendo el incremento de las densidades de mosquitos Aedes y el desarrollo de epidemias de dengue, aun cuando el factor de la lluvia no esté presente.

Para poder completar el ciclo de vida del mosquito las hembras tienen que alimentarse aproximadamente cada tres días, antes de alimentarse busca el sitio donde pondrá los huevecillos (oviposición).

La hembra necesita alimentarse de esta sangre para lograr que sus huevecillos se desarrollen. Se ha comprobado que una hembra puede poner 140 huevos si previamente ha ingerido sangre humana, pero el número aumenta si pica a un anfibio o reptil (Hernández y García, 2000).

Entre cada ciclo gonotrófico, se ha observado que a diferencia de otros géneros de mosquitos, el Ae. aegypti pica o se alimenta varias veces de uno o varios huéspedes, hasta satisfacer sus necesidades alimenticias, lo que representa un factor de importancia en su capacidad como transmisor de enfermedades.

Más que otras especies de mosquitos, el Aedes aegypti se alimenta con frecuencia dos o más veces entre cada ovipostura, especialmente si se le perturba; esta particularidad aumenta las probabilidades de que ingiera y transmita el virus. El intervalo entre la ingestión de sangre y la ovipostura puede ser de sólo 3 días, en condiciones óptimas de temperatura y disponibilidad de huéspedes; además, la hembra puede volver a alimentarse el mismo día de la puesta de los huevecillos. La dispersión del vuelo es muy limitada cuando se la compara con la de otras especies de mosquitos. La hembra pasa a menudo toda su vida cerca del sitio de dónde provino, siempre y cuando disponga de hospederos, lugares de reposo y criaderos para la ovipostura.

Este sancudo como se conoce en México, es una especie hematófaga  diurna, con mayor actividad de picadura dos horas después de la puesta de sol y varias horas antes del amanecer.

    • Hábitat

Vive cerca o dentro de los hogares, en zonas cálidas y húmedas. Este mosquito, se reproduce normalmente cerca de sentamientos humanos y en zonas urbanas, y suele habitar en las casas. Las larvas se desarrollan principalmente en agua relativamente reciente que se deposita en botes, latas, jarras, envases desechados, cáscaras de coco y neumáticos viejos. Esta agua en su mayoría es puesta por el hombre mismo.  Todo recipiente capaz de contener agua y con la presencia del mosquito puede transformarse potencialmente en criadero. En realidad, de las características de los criaderos, depende la presencia permanente o temporal de los mosquitos.

El tamaño de los criaderos puede variar, desde la tapa de un envase de refresco hasta una cisterna; pueden ser artificiales (plástico, metal, madera y cemento) o naturales (axilas de los árboles, plantas o pequeños encharcamientos debidos a los accidentes del terreno).

La disponibilidad de agua es muy importante para aumentar la probabilidad de que los recipientes puedan convertirse en criaderos de mosquitos, como son los almacenes de agua de uso doméstico (tinacos, pilas, tambos, bebederos de animales o floreros), o almacenes temporales (llantas de vehículos y demás recipientes sujetos a llenarse de agua de manera premeditada, accidental o natural por efecto de la lluvia). Además, estos criaderos pueden estar dentro o alrededor de las casas. A esto se debe, entre otras causas, a que existan épocas en la variación de las densidades de mosquitos, paralelas a los cambios climáticos.

El nivel socioeconómico de las familias que habitan una casa hace que varíe la cantidad y características de los recipientes. Por su naturaleza, pueden ser desechables, controlables o tratables. Además, es posible que se presenten factores externos a la casa que condicionan la presencia del Ae. aegypti, tales como los servicios públicos de agua, recolección de basura y la accesibilidad al desarrollo social, cultural y económico de la población. Dichas condiciones externas pueden ser estratificadas por ser características de los diferentes niveles sociales.

Por lo regular, la hembra del Ae. aegypti deposita huevecillos en las paredes húmedas de los recipientes de agua. Hay preferencia a ciertos tipos de recipientes, dependiendo de su oxigenación, temperatura, humedad, disponibilidad de materia orgánica, capacidad y estabilidad del agua, color y olor, entre otros, aunque esto no es limitante para encontrar ocasionalmente una gran diversidad de criaderos. La rapidez con que se desarrollan las larvas y pupas depende en gran medida de las características del microambiente.

EI Ae. albopictus tiene criaderos similares al Ae. aegypti, pero por las características de su hábitat alrededor de las ciudades (suburbano) o en las áreas rurales, aprovecha los criaderos que son comunes en esos lugares, siendo posiblemente muchos de ellos naturales, según se ha observado en Asia. Asimismo, se ha comprobado que su introducción en América fue a través de la importación de llantas usadas procedentes de los países asiáticos, que contenían huevecillos en diapausa. En México, como ya se dijo, se introdujo por el norte, procedente del estado de Texas. No obstante, es necesario realizar mayor número de estudios para caracterizar los hábitats en donde se ha establecido.

    • Distribución del vector

El vector se distribuye en forma permanente entre los 35° de latitud norte y 35° de latitud sur pero puede extenderse hasta los 45° norte y hasta los 40° sur, donde coinciden con una sotermia de 10 °C en verano, la altitud promedio en donde se encuentra es por debajo de los 1,200 msnm, aunque se ha registrado en alturas alrededor de los 2,400 metros sobre el nivel del mar en África.

Es de interés universal el conocimiento de que el Ae. aegypti tiene una distribución muy amplia y estable entre los trópicos y zonas subtropicales; tiene, además, una preferencia doméstica en su ciclo de vida, por lo que su adaptabilidad es muy grande hacia los diferentes escenarios que el hombre hace en sus viviendas; muy difundido en áreas con características urbanas, aunque también se encuentra en áreas rurales.En América la mayor altitud registrada corresponde a Colombia, con 2,200 metros. En México se encuentra registrado hasta los 1,800 metros.

1.19 Morfología del Vector

El Aedes aegypti es un mosquito pequeño, oscuro (negro) que en las patas presenta unas escamas blancas plateadas que forman anillos en las articulaciones; en la espalda (lomo) se pueden observar dos rayas blancas longitudinales que atraviesan el centro de la espalda y a los lados de éstas tienen rayas del mismo color que siguen el costado del lomo del mosquito que en conjunto forman un diseño similar a una lira (instrumento musical antiguo).

El insecto es de color negro o café oscuro, con manchas blancas en el cuerpo y las patas (Zuñiga, 2009)..

    • Prevención y Control del Dengue

1.20 Control del Vector

En México, las acciones encaminadas que se desarrollan para controlar el mosco y minimizar la enfermedad son los programas temporales que se refieren a  la erradicación del Aedes aegypti y estos han sido orientados en su mayoría hacia la eliminación de los adultos por medio de plaguicidas y la reducción manejo de los desechos, para eliminar los sitios que utiliza el zancudo para depositar sus .huevecillos. Las alternativas al control químico pueden ser efectivas y prácticas si se utilizan racionalmente y si emplean métodos de control que no afecten el medio ambiente, y que no asean significativos como riesgo para la salud, por ello, aprovechar los distintos biocontroladores  (virus, bacterias, hongos, algas, protozoarios, parásitos y depredadores), y el uso de extractos de plantas, que actúen como insecticidas o como repelentes, con el fin de disminuir las poblaciones de los vectores y repelerlos. Esto permite utilizar los recursos naturales propios, así como desarrollar tecnologías adaptadas a las condiciones locales.

El uso de compuestos químicos, en el control de los vectores de importancia medica y ambiental, ha tenido un significado especial sobre entidades clínicas que han afectado y afectan a millones de individuos en todo el mundo y al medio ambiente. Toneladas de insecticidas, especialmente aquellos con acción residual, se han usado en las campañas de control de enfermedades transmitidas por vectores, como el dengue por ejemplo.

Actualmente se sugiere que por los problemas que estos causan en salud (dengue) y por problemas derivados por la contaminación ambiental y resistencia de los artrópodos, obliga a buscar opciones en las medidas de control, destacándose entre ellas el control cultural y el potencial de los controladores biológicos.

          • Control cultural

Respecto al control cultural, es importante que las personas conozcan referente al Aedes (higiene de la vivienda, hábitat, horario de picadura, reproducción, tipos de insecticidas o repelentes con muy bajo impacto ambiental, que poco afecten al medio ambiente, control larvario, etc.). Para ello, se sugiere asistir a talleres, cursos didácticos, platicas de salud, enfocados a controlar y prevenir el dengue desde una perspectiva de salud y el cuidado ambiental, que universidades o algunas otras instituciones impartan.

          • El control biológico

El control biológico es un método de control de plagas, enfermedades y malezas que consiste en utilizar organismos vivos con objeto de controlar las poblaciones de otro organismo.

Para el control biológico del dengue, este se basa en la introducción de organismos vivos que eliminen al Aedes Aegypti o compitan con el reduciendo su reproducción. Peces como la Gambusia affinis o Poecilia sp en los grandes depósitos de aguas potables, El Bacillus thuringiensis H-14 y otros agentes biológicos que controlen el crecimiento del mosquito.

          • El control químico

En la actualidad se trata de no utilizar este método salvo para situaciones de emergencia.
El uso de plaguicidas químicos es la estrategia que se utiliza con más frecuencia, aunque sea la más costosa y represente un peligro para los humanos y el ambiente. Los gobiernos invierten grandes sumas de dinero en esta forma de combate del vector de la enfermedad, a pesar de que actúa principalmente sobre el insecto adulto y no sobre las larvas y puede inducir resistencia.

En México, la Secretaría de Salud del Gobierno Federal, distribuye Abate para ser ubicado en pilas de agua, cacharros, macetas, recipientes a la intemperie o lugares en donde se almacene agua no destinada al consumo animal o humano. El Abate es un larvicida de baja toxicidad de tipo granuloso. Adicionalmente, el gobierno implementa la fumigación aérea o vehicular.

Es poca la atención que se ha prestado en México a las alternativas planteadas, el control químico, es el método que más se ha empleado, actualmente los problemas de salud y ambientales, son derivados de la aplicación de compuestos químicos, reflexionemos ya y promovamos un cambio de actitud para bien de nuestra salud y la naturaleza.

          • Medidas de prevención para evitar el dengue

Las medidas sugeridas hoy en día deben estar orientadas a prevenir el dengue, no afectando el medio ambiente, y por lo tanto los enfoques culturales y ecológicos, son los más indicados, sin embargo cabe mencionar que también debemos conocer las que se orientan al control químico.

Medidas enfocadas al control  cultural.

  • Limpiar constantemente el hogar, y particularmente desechar los objetos en desuso o a la intemperie.
  • Fomentar en el hogar los lugares ventilados y con luz, ya que los lugares oscuros atraen al mosquito.
  • Revisar que las macetas tengan drenaje de agua
  • En caso de haber floreros en casa, cambiar el agua cada tres días.
  • No arrojar basura a la calle. Con esto se evitan los criaderos de mosquitos, ya que hasta en el agua limpia acumulada en una tapa de refresco pueden proliferar.
  • Platicas de salud  para prevenir y controlar el dengue.
  • Talleres y cursos impartidos por universidades e instituciones.
  • Educación ambiental

 

Medidas enfocadas al control ecológico

  • Utilizar ovitrampas en los lugares no iluminados del hogar, a fin de verificar la eficacia de los insecticidas.
  • En las pilas de agua se puede fomentar la cría de peces, los cuales consumen las larvas del mosquito.
  • Utilizar repelentes, de preferencia ecológicos.
  • Dormir con pabellón.
  • Ubicar mosquiteros en puertas y ventanas.






Medidas enfocadas al control químico

 

  • Usar Abate en las piletas
  • Abrir puertas y ventanas cuando. pase el vehículo fumigador, o bien solicitar una fumigación a domicilio.

 

  • Uso de plaguicidas como repelentes e insecticidas.



 

 

 

          • Medidas de prevención en caso de tener dengue

Lo que debemos hacer

Lo que no debemos hacer

  • Tomar agua o refresco de carambolo.
  • Preparar infusión de té de neem (dos hojitas en cada preparación), que reduce la fiebre y calma los dolores oculares.
  • Beber mucha agua o suero.
  • Riguroso descanso.
  • Usar emplastos o infusión concentrada de avena para las erupciones de la piel.

 

  • Evitar automedicarse, y acudir al médico lo antes posible.
  • Evitar consumir aspirinas.




 

 

1.21 La prevención Individual

La prevención individual

La enfermedad del Dengue es causada por la picadura del mosquito (hembra), estos pican predominantemente en las mañanas y en los atardeceres.

a) Evitar el piquete transmisor del dengue

En áreas donde hay mosco:

  • Evite permanecer al aire libre en el horario de picadura.
  • Use ropa de tela gruesa, de preferencia camisas de manga larga y pantalones largos (colores claros) en estas áreas.

b) Uso de repelentes biológicos

Fabricar y usar repelentes ecológicos

  • Jugo de limón, aplicar en la piel que no esté cubierta por ropa. También se puede diluir unas gotas de aceite esencial de limón en agua y aplicarlo.
  • Eucalipto: Se cuecen unas hojas de eucalipto, se cuelan y el líquido resultante se vierte en recipientes pequeños, para después colocarlos en todas las habitaciones y en las estanterías de los armarios.
  • Aceite lavanda: Se mezcla aceite de lavanda, que venden en cualquier tienda de tipo herbolario, con algún aceite o crema corporal elaborada por uno mismo. Aplicado sobre el cuerpo, forma una agradable y excelente loción repelente. (Esta crema puede ser de neem, citronela o de cualquier planta aromática).
  • Zacate limón: Quemar zacate limón o preparar una infusión aplicada sobre la piel.
  • Flor de caléndula: Poner a cocer 15 gramos de flores desecados de caléndula en un litro de agua. El líquido que se obtiene se coloca en forma de compresa en la zona donde no se quiere que piquen los insectos.
  • Aceite de citronela se aplica directamente sobre la piel para ahuyentar a los mosquitos. También se mezcla con la cera de las velas o antorchas.
  • Albaca: Para ahuyentar a los insectos de una habitación, colocar una maceta de albahaca, ya que a los mosquitos no les gusta el olor de esta planta y saldrán fuera.
  • Usar vitamina complejo B12 aplicada a la piel, ya que cambia el aroma del cuerpo y repele a los insectos. (La vitamina B12 es una vitamina esencial soluble en agua).
  • El vinagre, aplicado en la piel.
  • La flor de la alfalfa (de la misma manera que cualquier otra hierva).

c) Uso de repelentes químicos

  • Aplicar en la piel que no está cubierta algún repelente contra insectos autorizado por la Secretaría de Salud, en cantidad moderada. (existen diversas marcas comerciales de repelentes para insectos, los más recomendados son los que contienen DEET (N,N-dietil-meta-toluamida o N,N-dietil-3-metilbenzamida). La mayoría de los repelentes contienen un químico llamado DEET (dietiltoloamide) en diferentes porcentajes. Por ser tóxico y penetrar al torrente sanguíneo, se recomienda que los repelentes no contengan más de un 35% de DEET.
  • Usar productos para controlar los moscos con muy bajo impacto ambiental, que poco afecten al medio ambiente.
  • Conocimientos generales sobre prevención y control del dengue.
  • Estar informado sobre las acciones y programas provenientes de la Secretaria de Salud que tengan que ver con la prevención y control sobre el dengue.
  • Asistir a cursos, talleres y pláticas que impartan las instituciones educativas, organización civil u otro organismo sobre temáticas de prevención y control de este problema de salud.
  • Conocer las actitudes en caso de tener dengue (que debe y que no debe hacer).

1.22 La prevención familiar

Al igual que de manera individual, los conocimientos que tengamos y las acciones que hagamos han de ser de gran utilidad en la familia.

  • Protección del hogar

En la casa, si vive en áreas donde hay moscos, procure tener mosquitero o tela protectora en todas las puertas y ventanas, revise que los mosquiteros se encuentren en buenas condiciones para evitar la entrada de moscos a la vivienda. Procure no tener estancamientos de agua, ya que éstos favorecen la presencia del mosquito, pues ahí es donde se reproduce. Recuerde que a este mosquito le gusta el agua estancada de macetas, floreros, corcholatas, llantas, tinas, tinacos, etc... Usted puede evitar que el mosco se reproduzca en su casa si evita tener todo este tipo de recipientes que puedan acumular agua.

  • Evitar tener agua estancada en el domicilio (Intradomicilio, en el techo, peridomicilio).
  • Es importante que revise los interiores de la casa pero no se olvide de verificar el techo, garaje, patio y jardín ya que en todos estos lugares pueden existir recipientes que le sirvan al mosco para desarrollarse.
  • Si los recipientes son cosas de las que no pueda prescindir, colóquelas de tal forma que no retengan agua.
  • Ejemplo: Las llantas que se utilizan como columpios puede hacerle uno o más orificios pequeños para que el agua pueda drenar y no sirva de criadero para el mosco.
  • Permitir la verificación de los trabajadores de salud (evaluación de criaderos del vector).

Permita que los trabajadores de la salud entren a verificar su casa para evaluar si existen criaderos potenciales y atienda las recomendaciones específicas de acuerdo a su vivienda.

  • Evitar tirar basura en lugares no indicados

Evite tirar basura en la calle, ya que en ésta se puede estancar un poco de agua y servir para que el mosco ponga ahí sus huevos, favoreciendo la presencia de los moscos cerca de su hogar.

  • Conocimientos sobre medidas de control y prevención

Es importante que en la familia haya comunicación entre sus miembros. La preocupación por un familiar enfermo, repercute en todos los integrantes, además que el desgaste no solamente es físico  sino psicológico, económico, etc. Para evitar que esto pase se sugiere estar al tanto de las medidas de control y prevención. Como se dijo anteriormente, en nuestro país solo se conocen aquellas orientadas a un control químico, en donde el uso de plaguicidas y otras sustancias tienen como objetivo eliminar al mosco adulto y en su minoría a aquellas acciones que tratan de minimizar el control larvario con el mismo método, lo que se desconoce es que, es esto mismo la causa de este problema. Los plaguicidas son los causantes de la contaminación ambiental y el calentamiento global, mientras más se de este problema el Aedes aegypti irá ganando más terreno y en su caso más dengue habrá. Existen otras maneras para prevenir y controlar este problema como lo es el control cultural, que significa conocer medidas de prevención y control, estas apegadas a preservar los recursos naturales existentes  (la cultura de la higiene (casa, patio, calle, etc.), asistir a cursos y talleres para incrementar los conocimientos sobre control y prevención del dengue y evitar la proliferación de este problema, etc. Existe también el control ecológico, que se refiere a controlar y prevenir el dengue a través de métodos sin empleos de químicos, no solamente los repelentes comerciales o no comerciales que tengan una mayor o menor proporción ayudan a repeler el mosco, sino preparar algunos compuestos con recursos naturales (plantas, frutas, aceites, etc.), ayudan e prevenir el piquete de estos artrópodos.

1.23 La prevención en la comunidad

  • Dar a conocer a otras personas la importancia de prevenir el piquete del mosco.
  • Platique con tu vecino sobre la importancia que tiene prevenir el piquete del mosco y evitar que existan criaderos en sus casas.
  • Informar a otras personas sobre la importancia de eliminar los criaderos en sus casas
  • Identifique a las personas de su comunidad que estén organizando las acciones para eliminación de lugares donde se reproduce el mosquito y colabore con ellas.
  • Participación en los programas de prevención y control del dengue
  • Asistir a cursos, talleres, etc. sobre Prevención y Control del Dengue
  • Asista a las pláticas que el Sector Salud ofrece para la Prevención y Control del Dengue.
  • Asista a los cursos y talleres que ofrecen las instituciones educativas, universidades y otros organismos sobre prevención y control de este problema de salud pública.

e) Medidas ecológicas y químicas para el control del vector

  • Que la comunidad analice y compare el control químico, cultural y ecológico para el control del vector y la larva e identifique cuales de estos son los que no afectan el medio ambiente

CONCLUSIÓN

Para evitar la enfermedad del dengue, es importante el control del vector y lo ideal es utilizar un manejo integrado de métodos que incluya el control químico, el control biológico y el control cultural, involucrando a todas las instituciones involucradas (Secretaria de salud, universidades, organizaciones civiles, etc.)

Brindar información a todas las personas es importante ya que así estarán más prevenidos sobre este problema. También darles a conocer sobre las consecuencias del desequilibrio ambiental, para que se den cuenta como pueden controlar el mosco si atienden estas recomendaciones.

 

  

BIBLIOGRAFÍA

 

B. Salas Consuelo et AL. (2004) Educación para la Salud. Edit. Pearson-Prentice Hall. México.

CENAPRED (2006) Guía básica para la elaboración de Atlas Estatales y Municipales de Peligros y Riesgos. Conceptos básicos sobre peligros, riesgos y su representación geográfica.

Cerezo H. Héctor (2005). Implicaciones Educativas del Constructivismo ¿Por qué el constructivismo es revolucionario? En revista Odiseo, Revista Electrónica de Pedagogía, México. Año 3, núm. 5. Julio-diciembre. ISSN 1870-1477.

CEVANECE (Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades), Area: Enfermedades Transmitidas por Vectores. Área especifica:  Dengue. Consultado el 11 de diciembre de 2009 en: http://www.cenavece.salud.gob.mx/programas/interior/vectores/index.html

González Judith (2007) ¿Qué sabe usted acerca de…dengue?. En Revista Mexicana de Ciencias Farmacéuticas, abril-junio, año/vol. 38, número 002 Asociación Farmacéutica Mexicana, A.C. Distrito Federal, México pp. 77. Consultado el 11 de mayo de 2010 en: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/579/57938209.pdf

Diccionario Medico (2005). Edit. Masson. 4º Edición, Barcelona.Consultado el 30 de abril de 2010 en: http://books.google.com.mx/books?id=OmPwLAv65C4C&printsec=frontcover&dq=diccionario+medico&hl=es&ei=Ycv5S5qmHYGuNp_7yMQF&sa=X&oi=book_result&ct=book-thumbnail&resnum=1&ved=0CC8Q6wEwAA#v=onepage&q=diccionario%20medico&f=false

Estébanez Pilar (2005), Medicina Humanitaria. Edit. Diaz de Santos.

García E. Jaime et Al. (2002) Opciones al Uso Unilateral de Plaguicidas en Costa Rica (Volumen II). (Pasado, Presente, Futuro). Edit. Universidad Estatal a Distancia. Costa Rica. Consultado el 14 de mayo de 2010 en: http://books.google.com.mx/books?id=n2xrUXtWdrkC&pg=PA202&dq=repelentes+ecologicos,+dengue&hl=es&ei=qDH4S_OLOYPYNay62YMI&sa=X&oi=book_result&ct=book-thumbnail&resnum=2&ved=0CDoQ6wEwAQ#v=onepage&q&f=false

Nieto-Caraveo, Luz María (2001), Presentación, Modalidades de La Educación Ambiental: Diversidad y Desafios, En: dos Santos, José Eduardo y Michèle Sato, A Contribuição da Educação Ambiental à Esperança de Pandora, Rima Editora, Brasil, pag. 624.
Nisbet Robert. Historia de la idea de progreso, Editorial Gedisa, Barcelona, 1998.

Organización Mundial de la Salud. Tema de Salud: Dengue.Consultado el 17 de enero de 2010, en: http://www.who.int/topics/dengue/es/

Organización de las Naciones Unidas. Tema: Medio Ambiente. Centro de información México, Cuba y República Dominicana. Consultado el 30 de abril de 2010 en: http://www.cinu.org.mx/ninos/html/onu_n5.htm

Portal de Gobierno del Estado de Guerrero.  Sala de prensa (Dirección General de Comunicación Social) Tema: Promueve la Secretaría de Salud acciones para prevenir la proliferación del dengue en Acapulco. Fecha de Publicación: 19/06/2008. Consultado el 4 de mayo de 2009 en: http://www.guerrero.gob.mx/?P=leearticulo&ArtOrder=ReadArt&Article=3864

Panzsa, Margarita et Al. (1988) Escuela tradicional-tecnocrática-critica. Fundamentación de la didáctica. México, Ed. Gernika,  Pp. 50-62.

Planeta Azul » MÉXICO TAMBIÉN COMBATE EL DENGUE, 23 May 2009 ... Es dengue, una enfermedad para la que no hay vacuna y que debido al cambio climático intensificó su presencia en México, ... El Aedes Aegypty se ha detectado en 21 de los 32 estados de México, inédito en la historia del país. ... Miguel Angel Lezana afirma que no hay epidemia de dengue en México, www.planetaazul.com.mx/.../2009/.../mexico-tambien-combate-el-dengue/ -

Ramírez  G. Adán G. (2004) Guía Metodológica Para la Formulación y Evaluación de Proyectos de Educación Ambiental Bajo un Enfoque Participativo. Centro Regional Universitario del Noroeste, Universidad Autónoma de Chapingo. Pp. 1-55.

Riojas R. Horacio et Al. (2007) Estudio Piloto sobre Escenarios de Riesgos en Salud asociados al Cambio Climático en Regiones Seleccionadas de México, Resumen ejecutivo. Instituto Nacional de Ecología Instituto Nacional de Salud Pública. Cuernavaca, Mor. Publicado en SEMARNAT (Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales) en: http://www.semarnat.gob.mx/pages/Resultados.aspx?k=dengue

Ruiz V. Caridad (2006), Diseño de Proyectos de Educación Ambiental. Técnica e Educación Ambiental.

Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2003), Introducción al Análisis de Riesgos Ambientales.

Sierra P. Doris de la C. (2008), Percepción de riesgo en acciones y situaciones para focos del mosquito Aedes aegypti. En Revista Electrónica de Portales Médicos. Com.

Suárez D. Reinaldo  (2002) “LA EDUCACIÓN”, Teorías Educativas – Estrategias de enseñanza – aprendizaje. 2ª  ed. Ed. Trillas, Mex.

Taber´s Diccionario Médico Enciclopedico (1999). Edit. Manual Moderno. México.

Thongthien,  Pimpimon et Al, (2003) Manual for arrangement of learning activities. Primary School Grade 4 – 6 (1st Edition). Educational Officer, Office of Basic Education Comission (OBEC) Ministry of Education, Thailand Asian Centre of International Parasite Control (ACIPAC).

Warren, Howard C. (1998) Diccionario de Psicología,  3ª.ed. Méx.

Zuñiga Vega et Al. (2009)  Abordando la problemática del dengue desde una perspectiva ambiental. En Revista Tecnología en Marcha, Vol. 22, N.° 1, Enero-Marzo 2009, pp. 81-890.

 

 

* Profesor - investigador del programa educativo de Sociología de la Comunicación y Educación de la Unidad Académica de Sociología. Perfil PROMEP.