Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 1, No. 1, trimestre enero - marzo de 2005.

 

 

LA INVESTIGACIÓN EN MEDIOS( Características generales y limitaciones)

Marco Antonio Basilio Loza *

1. Características generales de la investigación en medios


Existen dos grandes vertientes de la investigación en medios: la investigación con medios y la investigación sobre medios. La primera vertiente tiene una influencia teórica y metodológica del conductismo con su versión renovada: el neoconductismo. Conciben a los medios como simples estímulos a los que los diferentes sujetos tendrán que dar una respuesta inmediata. Estas investigaciones consisten fundamentalmente en llevar a cabo comparaciones entre diferentes medios y su propósito se orienta a determinar cual de ellos produce un mejor rendimiento académico de los estudiantes.
Los fundamentos teóricos de estas investigaciones los plantea muy bien Carlos Castaño (1994 : 271)):
“1. Se concebía a cada medio como una entidad más o menos invariante de atributos estables y fijos, y se confiaba que la investigación permitiría identificar los efectos diferenciales entre medios, lo cual facilitaría la selección de aquellos medios más eficaces para la ens
eñanza.
2. Al suponerse que estas entidades invariantes de los medios se adecuarían o facilitarían el logro de uno de los objetivos instructivos sobre otros, sería más factible identificar que medios serían los más pertinentes para determinar materias o condiciones de enseñanza.
3. Se suponía que las conclusiones y descubrimientos de la investigación tendrían consecuencias inmediatas y serían fácilmente aplicables para la solución de problemas educativos”


Casi todos los resultados de este tipo de trabajos coincidían en que los medios poco tenían que ver con el aprendizaje obtenido, más bien, todo apuntaba a que se podían conseguir los mismos resultados de aprendizaje con cualquier medio utilizado, por tanto, se concluye que ninguno era mejor y que no existían beneficios en términos de aprendizaje que sean aportados más por un medio que por otro.

La segunda vertiente de la investigación en medios es la que se refiere a los estudios cognitivos, que se empiezan a considerar como un paradigma alternativo al conductismo en la década de los setenta. Este paradigma ya no trata de centrarse en la comparación de los medios, sino más bien, se plantea el análisis de determinadas características intentando relacionarlos con las cualidades de los usuarios y las actividades de aprendizaje que desarrollan.


En esta nueva propuesta se concibe al alumno como un procesador activo de la información presentada por el medio, a la vez que se reconoce la existencia de una relación bidereccional entre la interioridad y la exterioridad, es decir, entre los estímulos externos y los procesos cognitivos que se relacionan con el aprendizaje.

Como se observa, el paradigma cognitivo concibe al estudiante como un agente activo en la producción del conocimiento, a diferencia del conductismo que lo entiende cómo un ente más pasivo. Este tipo de investigaciones normalmente concluyen en la idea de lo que el estudiante aprende no viene exclusivamente de las características del medio, sino de las relaciones entre éstos y las peculiaridades cognitivas de los alumnos.
Los resultados obtenidos desde este paradigma giran en torno a dos dimensiones: primero, a que las características del medio se encuentran en estrecha relación con el proceso de generación del conocimiento; segundo, que debido a lo anterior, las cualidades de los medios pueden desarrollar determinadas habilidades y destrezas.

LAS LIMITACIONES DE LA INVESTIGACIÓN EN MEDIOS


Tomas Kuhn en su concepción epistemológica que se enmarca dentro de la filosofía de la ciencia, argumenta que el desarrollo del conocimiento científico no es lineal ni acumulativo como lo plantea la filosofía de la ciencia clásica -tradicional, sino más bien, es discontinuo, dado que en dicho proceso se efectúan rupturas entre paradigmas. El cambio de un paradigma viejo por un paradigma emergente es lo que Kuhn llama revolución científica. Este cambio se explica básicamente por que el paradigma que era dominante entra en crisis, lo que se observa en el hecho de que empieza a acumular anomalías y dejar grandes espacios vacíos en el conocimiento. Es así como surge un paradigma alternativo que logra llenar esos espacios que habían quedado sin explicación.


Este esquema epistemológico planteado por Tomas Kuhn parece encuadrar con la manera de cómo han evolucionado los estudios realizados en medios, ya que por un lado, desde la década de los veinte hasta los setenta, los paradigmas dominantes o los modelos explicativos con mayor aceptación en el medio científico eran el conductismo y el neoconductismo. Posteriormente, emergió como paradigma alternativo el cognitivismo, el cual en su proceso evolutivo fue dejando evidencia de la incapacidad y deficiencia del conductismo para explicar el asunto de los medios. Entre las limitaciones más distinguidas de este paradigma podemos destacar las siguientes:


En primer lugar, las investigaciones basadas en la eficacia y las comparación entre medios ostentan una clara limitación conceptual y metodológica, ya que por un lado, se aplicaron un conjunto de conceptos generados desde la psicología conductista que derivaron en el traslado del esquema estimulo-respuesta al análisis de los medios, lo que resultó finalmente inapropiado, y por otro , el uso inadecuado de una metodología basada en diseños experimentales en donde cómo señala acertadamente Julio Cabero (1994: 1) “ a un grupo le doy una cosa y a otro le doy otra, y aun en estos casos no se preocupaban en que ambos grupos formados fueran equivalentes en una serie de variables: clase social, género, conocimientos previos...” .Esta metodología como ha quedado demostrado trajo consigo resultados poco trascendentes.

En segundo lugar, y esto es algo que sin duda puede catalogarse como una limitación, es de que comunmente este tipo de estudios concluían en que era necesario establecer una comparación entre medios a fin de comprobar su eficacia y determinar cual de ellos era capaz de contribuir a la obtención de un mejor aprendizaje.

En tercer lugar, , como estas investigaciones se centraban en el medio y su eficacia, dejaban de lado aspectos relevantes como los métodos didácticos , estrategias del profesor en el uso de medios y el contexto en que se utilizaban a éstos.


Finalmente, es necesario comentar que tanto el paradigma cognitivo como el conductista tienen en común que psicologizan a los medios , cuando es factible estudiar a los mismos desde una perspectiva interdisciplinaria o multidisciplinaria, dado que conforman un sistema complejo susceptible de ser analizado por diferentes ciencias. En este sentido, tal y como ya quedó esbozado en líneas anteriores no le otorgan la debida importancia al contexto socio- cultural y curricular en donde los medios son utilizados. Estas investigaciones al menospreciar las actitudes de los profesores hacia los medios, y al mirar a éstos, como un instrumental determinante del aprendizaje fuera de un contexto específico , impiden su explicación más completa e integral. Es decir, no entienden como apunta Castaño (1994:279) “que los medios son simples vehículos de entrega de información, pero no tienen influencia en el rendimiento académico de los estudiantes”. Y que además, sólo serán pertinentes y eficaces en la medida en que se inserten adecuadamente en un contexto social determinado y que sean manejados correctamente por los profesores.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Bartolomé, A. y Sancho, J.M. (1994): Sobre el estado de la cuestión de la investigación en Tecnología Educativa, en DE PABLOS, J (coord): La Tecnología Educativa en España, Sevilla, Secretariado de publicaciones de la Universidad de Sevilla.

Cabero, J.(1994) Investigación en torno a la relación formación y nuevas tecnologías (en prensa en la Revista Bordon), Sevilla

Castaño, . 1994): La investigación en medios y materiales de enseñanza, en SANCHO, J.M.(coord) para una Tecnología Educativa, Barcelona.

Del Blanco, L. (1994): La investigación en medios y materiales de enseñanza, en ORTEGA, P. y MARTINEZ, F. F. (eds): Educación y nuevas tecnologías, Murcia, CajaMurcia.

Gallego, M.J. (1996): La tecnología Educativa, Force, Granada..

Martínez, F. (1998): Reflexiones iniciales sobre la investigación en tecnología educativa en España, en Area, M. y otros (coord): VI Jornadas Un iversitarias de Tecnología Educativa, Universidad de la Laguna, Departamento de didáctica, documento policopiado.

Martínez, F. (1994) Investigación y nuevas tecnologías de la comuinicación en la enseñanza: el futuro inmediato, Pixel-Bit. Revista de medio y educación.

Kuhn, T. (1996) La estructura de las revoluciones científicas,, Fondo de Cultura Económica, México.


* Licenciado en Sociología, Maestro en Tecnología Educativa, Estudiante del doctorado en Tecnología Educativa de la Universidad de las Islas Baleares, España.
* Profesor de la Licenciatura en Sociología de la Comunicación y Educación de la Unidad Académica de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Guerrero.