Revista Digital de Tecnologías de la Información y Comunicación. Vol. 7, No. 2. Semestre julio-diciembre de 2011. ISSN: 1870-7505

 

Deserción Escolar en la UAG: caso  Licenciatura en Turismo (2008-2009)

Teresa de Jesús Rivas Pérez
Abril Bernal Sánchez
Darbelio Agatón Lorenzo
Hernando Avilez Pineda
Ma. Elvia Chavarría Solís

 

RESUMEN

La investigación habla sobre Deserción Escolar en la Licenciatura en Turismo de la UAG, se tata de la primera (cohorte 2008-2009) de 5 etapas  de un proyecto macro; y su objetivo principal es descubrir las causas por las cuales los estudiantes abandonan la escuela en el primer año de la carrera.  Hasta ahora se ha observado, sin existir estudio alguno, el enorme porcentaje de alumnos que habiendo ingresado a la universidad, abandonan sus estudios en el transcurso del primer año (primer o segundo semestres); y que hasta la fecha no se había tomado la iniciativa para conocer las causas de la deserción; ni los responsables de las administraciones se habían preocupado por identificar ni los porcentajes, ni las causas de la deserción, hasta el momento en que se ven en la necesidad de certificar el programa, de la cual el primer paso es la autoevaluación.

La deserción escolar es un problema educativo que afecta el desarrollo del individuo, que está dejando de asistir a la escuela. Algunos motivos documentados que ocasionan  este problema son: el desinterés de los alumnos en  la educación, falta de dinero, falta de apoyo económico de los padres, o alumnos que estudian por que los padres  quieren que estudien y ellos acceden; pero en el transcurso del ciclo escolar desertan de la escuela, además de que este problema genera e influye en adicciones o en alguna otra problemática social. También se documenta el proceso de selección e ingreso de los estudiantes a la universidad.

Palabras clave: deserción escolar, educación universitaria, causas de deserción.

INTRODUCCIÓN

Los nuevos modelos de la educación superior en el mundo y particularmente en México, cuya sociedad se encuentra insertada en un mundo globalizado y en una dinámica de cambios, en donde   la educación superior requiere de transformaciones teniendo como ejes una nueva visión y un nuevo paradigma para la formación de los estudiantes, con una formación integral y una visión humanista y responsable ante las necesidades y oportunidades del desarrollo del país y en especial en el estado de Guerrero.

Bajo este esquema mundializado, el fenómeno de la deserción, el rezago estudiantil y los bajos índices de eficiencia terminal, se encuentran entre los problemas más complejos y frecuentes que enfrentan las instituciones de educación superior (IES), que en la actualidad son reconocidos -prácticamente- por todas las instituciones de educación. Sin embargo, es difícil puntualizar la magnitud de cada uno de estos problemas debido, por un lado, a las diferentes conceptualizaciones para comprender una misma problemática y, por el otro, a las inconsistencias en la información estadística observable y en muchas ocasiones inexistentes al interior de  las propias universidades, en este caso en la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) y en particular en la Unidad Académica de Turismo (UAT).

Precisando y definiendo la problemática de estudio a que se hará referencia en la presente investigación, de acuerdo al glosario de la terminología para la evaluación de la deserción utilizado por la Universidad de Guadalajara, en el ámbito de la educación superior, el término deserción se define regularmente como el “abandono de los cursos o la carrera a los que se ha inscrito el estudiante, dejando de asistir a las clases y de cumplir con las obligaciones establecidas previamente, lo cual tiene efectos directos sobre los índices de la eficiencia terminal de una carrera profesional”. (UdeG, 1994)

De acuerdo a lo investigado por especialistas sobre las causas de la deserción escolar, se citan las conclusiones a las que llega el investigador Tinto (1987, 1989), en donde enumera las distintas modalidades y forma de abandonar los estudios superiores:

  • Abandono estudiantil del sistema de educación superior: referido al flujo de estudiantes que desertan definitivamente de todas las modalidades de educación superior.
  • Abandono estudiantil de una IES: el ocurrido cuando los estudiantes realizan una transferencia inmediata a otra institución de educación superior.
  • Abandono estudiantil de la carrera: el que se da cuando los estudiantes cambian de carrera, después de haber estado un tiempo en ella, dentro de la misma institución o fuera de ella.
  • Salida de alumnos debido a deficiencias académicas y consecuente bajo rendimiento escolar

Desde estas perspectivas de la deserción a las que hace referencia Tinto, el estudio pretende abordar cuales son las causas principales de la deserción escolar de los alumnos del primer año de la UAT, que conduzca y contribuya a conocer el comportamiento del flujo escolar de manera longitudinal en una generación y en varias de ellas.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Respecto a la Educación Superior en México, se afirma que el porcentaje general de eficiencia terminal de la licenciatura en las universidades públicas en el periodo 1986-1991, de acuerdo con la ANUIES (1994) “osciló entre el 51.2%, con un promedio de crecimiento anual del 53.0%. En este mismo periodo, la educación superior particular registró una eficiencia terminal promedio de 57.4%. De manera general los índices de reprobación son elevados y se presenta con mayor frecuencia en el área de Ciencias Naturales y Exactas”. En otros estudios realizados durante la década de los 90’s, por Instituciones de Educación Superior como la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)  y la propia Secretaria de Educación Pública (SEP), se concluye que: en 1993, la eficiencia terminal de licenciatura en las IES públicas mexicanas fue de 59.3%, y en las IES particulares de 46.2%. Por su parte, la eficiencia de titulación en las instituciones públicas fue de 6.0%, mientras que en las instituciones de educación superior particulares llegó al 7.2%. En el nivel de posgrado, la eficiencia terminal de las IES públicas fue de 58.3% y en las IES privadas de 73.0%. (UAM, 1994) La SEP dio a conocer en  un análisis de las políticas de educación superior en México en cuyo capítulo destinado a presentar resultados del funcionamiento y tendencias de este nivel educativo, se reconocieron los bajos niveles de eficiencia terminal promedio en el territorio nacional, los cuales apenas superaban el 54%, cifra confrontada con la obtenida en los años setenta de 45% y la encontrada en el ciclo 1993-1994 de 49%. (SEP, 1996).  En todo estos análisis y reflexiones investigativos, el estado de Guerrero de acuerdo a la ANUIES en su documento  “La Educación Superior en el Siglo XXI”, la entidad se encuentra en un el intervalo de eficiencia terminal entre 15 al 32% de acuerdo a los rangos que establece la Asociación de las Universidades Públicas, para ser más puntuales con el 24%. (ANUIES 2000), el estado de Aguascalientes es el que se ubica en el lugar más alto con el 91% y los estados de Baja California Sur y Sinaloa ubicados en el otro extremo con el 15% cada uno de ellos.

Todos estos resultados estadísticos tienen mucha relación con la atención que se le brinda al estudiante, desde que ingresa a la institución superior y durante su formación profesional.  No se les ha dado la atención personalizada que deben tener los alumnos de los maestros, se han descuidado los programas que suelen dar atención y que ofrecen un apoyo completo a quienes dan sentido al quehacer institucional con el propósito de que logren sus objetivos profesionales. Programas como el de las tutorías, al cual no se le ha atribuido la responsabilidad institucional y profesional por parte de los responsables de otorgarlas (directivos y catedráticos de tiempo completo), son propuestas integrales de desarrollo académico para los estudiantes que les permitan asegurar su permanencia y desempeño, articulados a elementos preexistentes, como de infraestructura y otros que son de ayuda para el éxito profesional de los que son la razón de ser de las IES.

OBJETIVO GENERAL

Conocer las causas estructurales de carácter social, económicas, demográficas y geográficas de la deserción escolar en el primer año escolar de los alumnos de nivel superior de la carrera de Licenciado en Turismo de la UAT de la UAG, y estar en condiciones de realizar una planeación estratégica de manera objetiva con base en los resultados presentados en un diagnostico.

OBJETIVO ESPECÍFICO

Analizar y documentar el proceso de selección del aspirante al PE de la Licenciatura en Turismo de la UAG y los motivos de la deserción en el primer semestre de la carrera.

JUSTIFICACION

El fenómeno de la deserción escolar, se ha convertido en el problema número uno de la UAT de la UAG, al finalizar el primer ciclo escolar de un periodo de cinco años, de acuerdo a lo observado en semestres anteriores, se encuentran grupos escolares integrados hasta con menos del 50% del número total de alumnos que ingresaron al inicio de ese ciclo escolar. Por ello y por no existir un diagnóstico sobre la manifestación de dicho fenómeno, es que se hace necesaria la implementación del presente proyecto de investigación, que permitirá conocer los elementos suficientes del origen de esta deserción escolar y estar en condiciones de tomar medidas que las contrarresten y en donde los alumnos inscritos encuentren la satisfacción profesional y logren concluir sus estudios universitarios.
Aún cuando en otras universidades existen estudios al respecto, en la UAT, no se han hecho, por lo que este trabajo es pionero en el tema, el presente diagnóstico se considera de mucha importancia y relevancia sobre la problemática planteada.
Se trata entonces, de encontrar las causas estructurales de esta deserción en el primer año escolar de la UAT, que permita replantear el quehacer académico e institucional en beneficio de los estudiantes de esta Unidad, con el objetivo principal de establecer una planeación en la carrera, que satisfaga sus proyectos individuales y colectivos como profesionales del turismo.

ANTECEDENTES SOBRE DESERCION.

Realmente no existe en el estado de Guerrero y en concreto en la UAG, estudio alguno que dé cuenta de la problemática sobre la deserción escolar de los estudiantes de los programas educativos del nivel de licenciatura. En el programa educativo correspondiente a la  Licenciatura en Turismo, es por primera vez que se documenta y analiza todo el proceso desde su origen, que consiste en la selección de aspirantes, la aplicación del examen de selección, la implementación de un curso propedéutico a los aceptados en esta Licenciatura, hasta la evaluación sobre la deserción escolar al finalizar el primer semestre del ciclo escolar 2008 – 2009.

En América Latina así como en el viejo continente, se han realizado una serie de investigaciones sobre la deserción escolar, que a continuación se detallan.

Sanabria (2002), en su estudio cuantitativo  sobre deserción en estudiantes universitarios, concluye que: los motivos económico y académico son los factores de mayor peso que encontró en una indagación realizada a 88 desertores de cuatro universidades de las ciudades de Huacho, Iquitos, Lima y Trujillo de la carrera profesional de enfermería, habiéndose contemplado en el estudio factores como salud, económico, personal, familiar, vocacional, laboral, judicial-policial, académicos y de adaptación a la vida universitaria.

Dentro de los antecedentes latinoamericanos, Rivera  (2005) encontró que la  deserción en las universidades públicas de Bolivia tiene niveles elevados, en Derecho, Medicina e Ingeniería Civil. La deserción específica alcanza al 50 y 60% y los factores en orden de importancia son: pobreza, que obliga a los jóvenes a buscar empleo, la falta de orientación respecto a los programas y el mercado profesional, el cambio de situación familiar de solteros(as) a casados(as) y las dificultades de estudio entre ellas la masificación.

Teobaldo (1996 citado en Delacourt, s/a), en su investigación cuantitativa y cualitativa en estudiantes del ciclo básico de la Universidad de Buenos Aires, señala que el disloque de los estudiantes en su condición de alumno, se debe a que no aprenden el "oficio de estudiante", el cual consiste en que el aprendizaje requiere adaptarse a nuevos estilos y modelos de docentes, diferentes normativas y funcionamiento institucional. Así mismo, los propios estudiantes confiesan que tienen dificultades en la capacidad de síntesis, en la forma de estudiar, en la comprensión de textos y en el uso de la lengua oral y escrita. Por ello, el fracaso (abandono de una institución), es una construcción que el estudiante realiza y que está determinado por el medio socioeconómico en el que se desenvuelve.

Para el caso colombiano, Girón y Gonzáles (2005) en su investigación de la deserción en la Universidad de Cali en el Programa de Economía, concluyen que el apoyo familiar y el rendimiento académico previo inciden en la deserción y que el rendimiento académico se afecta además por el sexo y el número de créditos acumulados. Es interesante observar que la metodología empleada se apoya en la estadística descriptiva unidimensional y bidimensional, además de estadística multivariante. La muestra del estudio corresponde a todas las cohortes desde el 2000 y 2003. La encuesta se aplicó no solamente a los desertores sino que también incluyó a estudiantes activos. En el caso uruguayo, Boado (s/a) señala que la eficiencia promedio de la titulación es del 28% con valores que oscilan entre 23% al 34% para el período 1999-2003 y que por complemento cerca del 70% se distribuyen en rezago más repetición y deserción. Los factores que encontraron para explicar la deserción se agrupan en tres: el primero debido a razones subjetivas (motivaciones, interés por la carrera, vocación, costos psicológicos), el segundo por factores externos (trabajo y estudios simultáneos) y el tercero por el tipo de funcionamiento de la facultad (exigencia de la carrera, duración del plan de estudios, docentes, clima, mucha teoría y falta de vinculación de los estudios en el campo teórico con la realidad del mundo laboral). Como resultado de la entrevista a decanos y especialistas sobre deserción en las carreras materia de estudio, manifiestan que la deserción al inicio de la carrera se debe a factores motivacionales, vocacionales y los efectos institucionales debido a la masificación, y que después se debe a factores sociales externos (extra-académicos). Y que la mayor deserción se da al inicio y en menor proporción después. Como antecedente internacional, Latiesa (1996), en su estudio sobre la deserción universitaria y el retraso en los países europeos, llega a la conclusión que las tasas de abandono en España oscilan entre el 30% y el 50% y son similares a las de otros países como Francia, Austria y Estados Unidos de Norteamérica, sin embargo son algo más bajas en Alemania (20%-30%) y no parece casual que las tasas de abandonos sean inferiores en los países con sistemas más selectivos y sean superiores en aquellos que tienen un sistema más abierto. Así el rango de variación de las tasas de abandono oscila entre el 8% y el 90%. Esta escasa homogeneidad es la nota dominante y constituye una enorme dificultad al tratar de encontrar alguna correlación. Tanto en América Latina, como en su comparación con Europa. Aclarando que en México, no existen suficientes estudios al respecto.  Otros estudiosos que han investigado la deserción escolar principalmente durante el primer año posterior a su ingreso a la licenciatura como; De los Santos (1993), De Allende (1987), Martínez Rizo (1988) y Clemente, (1997), han encontrado que ésta responde a una multiplicidad de factores, entre las que se encuentran: 

• Las condiciones económicas desfavorables del estudiante
• El deficiente nivel cultural de la familia a la que pertenece
• Las expectativas del estudiante respecto de la importancia de la educación
• La incompatibilidad del tiempo dedicado al trabajo y a los estudios
•La responsabilidad que implica el matrimonio
• Las características personales del estudiante, por ejemplo, la falta de actitud de logro
• El poco interés por los estudios en general, por la carrera y la institución
• Las características académicas previas del estudiante, como los bajos promedios obtenidos en la educación media superior que reflejan la insuficiencia de los conocimientos y habilidades con que egresan los estudiantes, en relación con los requeridos para mantener las exigencias académicas del nivel superior
• La deficiente orientación vocacional recibida antes de ingresar a la licenciatura, que provoca que los alumnos se inscriban en las carreras profesionales sin sustentar su decisión en una sólida información sobre la misma.
Por otro lado Tinto, señala tres periodos esenciales en la explicación del fenómeno de la deserción:
• Primer periodo crítico: Se presenta en la transición entre el nivel medio superior y la licenciatura y se caracteriza por el paso de un ambiente conocido a un mundo en apariencia impersonal, lo que implica serios problemas de ajuste para los estudiantes.
• Segundo periodo crítico: Ocurre durante el proceso de admisión, cuando el estudiante se forma expectativas equivocadas sobre las instituciones y las condiciones de la vida estudiantil, que al no satisfacerse, pueden conducir a decepciones tempranas, por consiguiente, a la deserción.
•Tercer periodo crítico: Se origina cuando el estudiante no logra un adecuado rendimiento académico en las asignaturas del plan de estudios y la institución no le proporciona las herramientas necesarias para superar las deficiencias académicas.

METODOLOGÍA

La investigación es cuantitativa, exploratoria y retrospectiva.  Cuantitativa en virtud de que se aplicaron cuestionarios a todos los aspirantes (con ficha de Ceneval) para conocer las variables socio-demográficas y económicas de los mismos. Es exploratoria y retrospectiva porque también se investigó el tema en el transcurso del tiempo y no se encontraron investigaciones similares (Sampieri, 2003),  realizadas en la UAT, y únicamente se encontró a nivel nacional en otras Universidades. A continuación describimos de manera breve las etapas del proceso de selección de aspirantes para ingreso al PE objeto de este estudio.

Entrega de fichas: el proceso dio inicio con la entrega de fichas a los aspirantes que llenaban los requisitos que pedía la UAG. Esta etapa estuvo a cargo del personal de la subdirección administrativa de la UAT.

Aplicación de examen Ceneval: dado que la UAG no cuenta con un examen de ingreso a sus PE, desde hace aproximadamente 8 años se utilizan los exámenes diseñados por el Ceneval, como un requisito para el ingreso,  aun cuando sus resultados no son decisivos para aceptar al aspirante. Cabe anotar que en esta etapa colaboró el personal académico de manera parcial,  pues no todos los profesores acudieron al llamado de la administración. 

Curso propedéutico: para esta etapa se contó con la colaboración de cinco prestadores de servicio social y un coordinador general, cabe mencionar que el diseño del curso corrió a cargo de personal académico del mismo programa, y los módulos que se incluyeron fueron atendidos por los mismos profesores del PE, quienes prepararon sus contenidos de acuerdo a su área de conocimientos. Durante esta etapa se aplicó el cuestionario que se analiza más adelante.

Inscripciones: la etapa de inscripción estuvo a cargo de personal de la Zona Sur, quienes acudieron a las instalaciones de la UAT y recibieron documentos originales y dos copias de los mismos. Los originales sólo sirvieron para cotejar dichos documentos, un juego de copias se quedo en el PE y otro se llevó a la Coordinación Sur.

ANÁLISIS SOCIO-DEMOGRÁFICO, GEOGRÁFICO Y ECONÓMICO DE LOS ALUMNOS DE LA COHORTE 2008-2009 DEL PE DE LA LICENCIATURA EN TURISMO DE LA UAT (Resultados)

Dado que se había iniciado este proyecto de investigación por primera vez en el programa se consideró que era importante conocer más sobre el perfil de los aspirantes al PE, razón por la que se procedió a diseñar un instrumento para obtener tal información. Los resultados de los cuestionarios aplicados a cada uno de los aspirantes proporcionaron información socioeconómica de los mismos, que permitió tener un panorama más amplio sobre la población que solicitó su ingreso en esta generación  de la Licenciatura.

Datos origen del proceso

Del total de las 525  fichas de Ceneval entregadas a los aspirantes, sólo acudieron al curso 372 personas, de los cuales se inscribieron 363 para el periodo 2008-2009. Para este trabajo no se tomaron los datos generados por la administración de la UAT posteriores al proceso que se describe aquí, razón por la cual puede haber pequeñas diferencias en los resultados  finales. 

Análisis

De los alumnos aceptados el 63.9% son del sexo femenino y el 36.1% son del masculino.    

La edad promedio de los alumnos es de 19 años, y la frecuencia más alta son los que tienen una edad de 18 años. La persona de mayor edad tiene 44 años, y la persona más joven 17 años. La gran mayoría de los alumnos aceptados son del Municipio de Acapulco de Juárez con un poco más del 66%, de ahí otra región que aporta un alto porcentaje es la de la Costa Chica con el 10.3%, en seguida la Costa Grande con el 9.4% y finalmente la del Centro con casi el 6%. Se aprecia  un mínimo porcentaje de participantes provenientes  de otros estados de la República como: Hidalgo, Oaxaca, Puebla, el Distrito Federal y el Edo. de México.
Las escuelas de nivel medio superior que más estudiantes aportan al programa educativo son las Preparatorias de la UAG con casi el 41%, seguidas del Colegio de Bachilleres con el 23%, luego los Cetis con un poco más del 15%, finalmente los Cecyteg, los Conalep y las escuelas privadas, así como, en una menor medida las escuelas  CBTA, CetMar, Cbtis y el Conamat. Aun cuando más del 40% de los alumnos aceptados tienen cursado el Bachillerato Único,  más del 25% cursaron el Bachillerato General y aproximadamente el 15% el Económico Administrativo. Se recibieron alumnos con bachilleratos de Físico Matemático, Químico Biólogos, Informática entre otros; que no corresponde al perfil de ingreso. El mayor número de alumnos aceptados (45%) se  encuentra en un intervalo de promedio que va del 8.0 al 8.4, seguido del intervalo 7.5 a 7.9 con el 28%. Dentro del intervalo del promedio de calificación que va del 7.5 al 8.9, se encuentra el  96% de los alumnos aceptados en este ciclo escolar 2008-2009.

En cuanto a la decisión, del por qué estudiar la carrera, la gran mayoría  (94.8%) lo hizo por decisión propia; apenas el 3.9% por recomendación de los padres, y una mínima parte por recomendación de amigos. La gran mayoría de los alumnos se enteraron de la Licenciatura por sus amigos (34.5%) y por su propia cuenta (27.9%), otros por familiares (17.3%), otra parte importante por medio del Internet (12%) y un porcentaje del 7.9% por la publicidad de la Unidad Académica. Para el 73.6% de los alumnos fue su primera opción y para el 26.4% fue la segunda opción. De los alumnos que contestaron que la Licenciatura en Turismo no fue su primera opción, una proporción considerable contestó que no tenían ninguna opción de estudio, más del 70%. Los que respondieron sobre otras opciones mencionaron lo siguiente: gastronomía, derecho, ingeniería en sistemas, psicología, mercadotecnia entre muchas más.

Un poco más del  67% de los alumnos contestó que tiene un nivel de inglés regular, el 4.2% bueno, el 10.3% está inseguro y el 8.2% reconoce que tiene un nivel de inglés malo. Las escuelas de nivel medio superior de la UAG, Bachilleres y Cetis, son las que representan mayoritariamente los niveles de Regular y Bueno. Todos los alumnos manejan al menos un programa de computadora, una gran mayoría de éstos  manejan entre dos y tres programas, sobre todo Word, Power Point, y el 48% manejan todos los programas, y un buen porcentaje menciona manejar Internet. El cien por ciento de los alumnos aceptados tiene noción y maneja los programas computacionales más comunes.

El 40% de los alumnos aceptados contestó que la materia en que le gustaría se les apoyara es inglés, y el 30% en matemáticas, un 6% en ambas, así como en contabilidad y estadística entre otras. A más del 40% de los alumnos les gustaría trabajar en hoteles, seguidos de aquellos que les gustaría trabajar en agencias de viajes (27%), en todas las anteriores  un 13%, y un 9% en líneas áreas y otro tanto. Más de la mitad (54.5%) respondió que prefiere la administración privada, un 44.5% la pública y apenas el 1% prefiere a ambas.

En una gran mayoría los padres de los alumnos se encuentran laborando en algún oficio, seguidos de los que trabajan en el sector privado, de ahí le siguen aquellos que no tienen trabajo (se deduce que es la madre la que trabaja), finalmente aquellos que son choferes del transporte público, luego profesores, burócratas entre otros. La expectativa del 22% es la de terminar bien, el 21% ejercer como profesionista, el 18% ser un buen profesional, el 12% tener un buen trabajo. El resto opinó ser un buen administrador, tener un buen salario, aprender idiomas, entre otras más. A la pregunta sí está dispuesto a trabajar fuera del estado o del país, un 93.3% respondieron “si” y sólo el 6.7% contesto “no”.

ANÁLISIS DE LAS RAZONES DE DESERCIÓN EN LA COHORTE 2008-2009 DEL PE LICENCIATURA EN TURISMO DE LA UAT.

Al término del primer semestre, nuestra investigación nos arroja resultados de la deserción de este primer periodo de la generación aceptada en el año 2008, que se presenta a continuación.

Para obtener los datos que se muestran a continuación se procedió identificar en cada salón a los alumnos que habían dejado de asistir, y que ya no se presentaron para iniciar el 2º semestre de la carrera. Esa información se obtuvo de las listas de los profesores de cada grupo y se reforzó con el pase de lista que se hizo para asegurarse que los datos proporcionados por las listas de los profesores fueran correctos.

Una vez obtenidos los nombres de los alumnos que ya no asistían a clases, se elaboraron las listas de ellos por grupos y se procedió a buscarlos uno por uno para que nos llenaran el cuestionario que previamente  había sido diseñado, para conocer las causas de la deserción. Del total de los identificados como desertores se logro contactar a 35 que representaron el 61.4% de ellos.

Posteriormente se procedió a analizar  los datos de este nuevo cuestionario y obtuvimos los resultados que se muestran a continuación.

El total de desertores fue el 16% del total de alumnos del PE de esa cohorte. Por grupos los resultados obtenidos son los siguientes: del grupo 101 la deserción fue de 11%, del grupo 102 la deserción fue de 13%, en el grupo 103 se registró un 17%, en el grupo 104 hubo un 18% de deserción, en el grupo 105 fue del 19% y en el grupo 106 fue de 17%.

La mayoría de desertores en el primer semestre en la Unidad Academia de Turismo en el periodo 2008-2009, fueron mujeres con un 68.6% y los hombres con un 31.4%. Los desertores con edades de 18 años tuvieron un  45.7%, los de 20 años un 22.9%, los de 19 años un 17.1%, los de 21 años un 8.6% y los de 22 años con un 5.7%.

La mayoría de los desertores entraron con Bachillerato General con un 34.3%, con  Económico-Administrativo el 22.9%, Bachillerato Único con un 17.1%, con Técnico en Turismo un 11.4%, de Asistente Directivo con un 5.7%, Técnico en Derecho con un 2.9%, en Alimentos y Bebidas con un 2.9% y Humanístico Social con un 2.9%.

Con respecto a los profesores, una de las razones que tuvo mayor porcentaje  es la ausencia de maestros con un 40.0%, los maestros que no dominan la materia con un 20.0%, el cambio a otra  carrera con 11.4%, ninguno con un 11.4%, el desorden con 8.6%, falta de recursos económicos con 5.7%, y por salir tarde de la escuela con un 2.9%. Con respecto al apoyo recibido por los profesores, el 57.1% dijo “no”, el 40.0% si tuvieron apoyo  por parte de los maestros, y 2.9% fue regular. La mayoría de los desertores ingresaron por  decisión  propia con un 77.1%, otros por recomendación de los padres con un 14.3%, y los recomendados por amigos con 8.6%. Los motivos de deserción de los estudiantes fueron: por cambio de profesión con 31.4%, por los maestros e instalaciones con 22.9%, problemas personales con 17.2%, problemas económicos con  17.2%, la falta de información de la profesión 8.6% y el horario de clases con 2.9%. Otros factores que influyeron en la decisión de los desertores fueron: falta de apoyo familiar con 45.7%, falta de apoyo de maestros con 25.7%, cambio de profesión con 14.4%, problemas de salud con 8.6%, la inseguridad en el transporte con 2.9% y ninguno con 2.9%. Las materias en las que más fallaron los desertores son: matemáticas con 22.9%, contabilidad con 22.9%, ninguno con 20.0%, ingles con 17.1%, mundo contemporáneo con 5.7% turismo con 2.9%, metodología de la investigación con 2.9%, informática con 2.9% y calculo con 2.9%. La mayoría de los desertores no tomaron tutoría con algún maestro  (97.1%), y el 2.9% si tomaron tutoría.

CONCLUSIONES  

La mayoría de los aspirantes a ingresar al PE de turismo son mujeres con una edad promedio de 19 años, cuya procedencia es la ciudad de Acapulco y egresaron de escuelas preparatorias de la misma universidad. Que cursaron el bachillerato único y su promedio de calificaciones varía entre 8.0 y 8.4, que en la mayor parte de los casos su interés por cursar la carrera fue la primera opción y por decisión propia. Que tienen conocimientos de computación pero necesitan reforzar el inglés, que provienen de familias en donde los padres no son profesionistas, que esperan terminar la carrera y no tendrían inconveniente en trabajar fuera de Acapulco.

Con respecto a los datos recolectados de los cuestionarios aplicados a los desertores se llegó a las siguientes conclusiones: el porcentaje de desertores fue del 16% de los alumnos que ingresaron,  la mayor deserción se dio en el turno vespertino, la mayoría de ellos son mujeres, en este caso con una edad promedio de 18 años y que cursaron el bachillerato general, y que entre las principales razones que mencionaron están: ausencia de profesores y falta de dominio de su materia, la falta de apoyo de profesores en lo académico y de familiares en lo económico, decisión de cambio de carrera, por problemas en las materias sobre todo matemáticas y contabilidad, y lo más relevante fue que no tuvieron tutorías.

RECOMENDACIONES

Es importante que la administración del programa tome en consideración recomendaciones tan sencillas como que la información que se proporcione a los aspirantes de nuevo ingreso sea más clara y precisa. Que en la medida de lo posible y a través del apoyo de la administración central y de programas federales se busque obtener los financiamientos necesarios para mejorar las condiciones físicas de las instalaciones de la UAT, implementar cursos de capacitación a los docentes, asegurándose a través de la evaluación de los mismos,  que estos apliquen los conocimientos adquiridos en los cursos, seminarios o talleres. Implementar de manera real el programa de tutorías y evaluarlo, sobre todo que se incluya en el mismo prioritariamente a los alumnos de nuevo ingreso, y que los profesores funjan como verdaderos tutores de sus alumnos; implementar una campaña de difusión del programa y de mejoramiento de su imagen tanto hacia el exterior como con la misma comunidad estudiantil del programa y la universidad.

Bibliografía

 

  • ANUIES. La Educación Superior en el Siglo XXI. Líneas estratégicas de desarrollo. Una propuesta de la ANUIES, México, 2000.
  • Blanco, J. y J. Rangel. Las generaciones cambian, CAACS-UNAM, México, 1996,
  • "La eficiencia de egreso en las instituciones de educación superior. Propuesta de análisis alternativo al índice de eficiencia terminal", en Revista de la Educación Superior, N° 114, ANUIES, México, 2000.
  • Camarena, R. et al. "Reflexiones en torno al rendimiento escolar y a la eficiencia terminal", en Revista de la Educación Superior, N° 53, ANUIES, México, 1985.
  • Clemente Ruíz, A. Deserción escolar, factores que la originan en el Instituto Tecnológico de Nogales, tesis de Especialización en Docencia. Instituto Tecnológico de Nogales, Sonora, 1997.
  • CIEES. "Evaluación de resultados: Base de una evaluación integral, integrada y significativa", en Materiales de apoyo a la evaluación educativa, Tomo I, 1992.
  • De Allende Gerez, C. M. Propuesta de elementos conceptuales y metodológicos para el estudio y las causas de la deserción y rezago, documento mecanografiado, 1987.
  • Hernández Sampieri Roberto y otros. “Metodología de la Investigación” México, D.F., Edit. Mc Graw –Hill, 2003.
  • Martínez Rizo, F. "Diseño de investigación para el estudio de la deserción. Enfoque cuantitativo transversal", en Trayectoria escolar en la educación superior, México, CONPES-ANUIES, 1989.
  • Secretaría de Educación Pública. Políticas de Educación Superior en México, México, 1996.
  • Tinto, V. El abandono de los estudios superiores: una nueva perspectiva de las causas del abandono y su tratamiento, ANUIES-UNAM, 1987, 268 pp.
  • ------- (1989), "Definir la deserción: Una cuestión de perspectiva".
  • Universidad Autónoma Metropolitana. "Análisis del estado actual de la educación superior en México", en Diagnóstico y prospectiva de la educación superior en México, 1994.
  • Universidad de Guadalajara. Glosario de Términos para la Planeación de la Educación Superior, Dirección de Planeación, Evaluación y Desarrollo, México, 1994.

Pàginas de internet consultadas

http://dae.uagro.mx
http://www.esperanzaparalafamilia.com/Rev/Articulos/PDFs/PDF0129.pdf
http://es.wikipedia.org/wiki/Metodolog%C3%ADa
espanol.dir.groups.yahoo.com/group/Ciber_Etica_Holistico_Planetaria/message/127
http://www.google.com.mx/search?hl=es&defl=es&q=define:retrospectiva&ei=zY7aSeSmLN6Jtgeq37X3Bw&sa=X&oi=glossary_definition&ct=title
artsandaging.org/espanol/index.php
http://www.monografias.com/trabajos44/desercion-universitaria/desercion-universitaria.shtml

Autores:

Teresa de Jesús Rivas Pérez. Profesora Investigadora de la UAT / UAGro. Doctorante en Ciencias del Desarrollo Regional.
Darbelio Agatón Lorenzo. Profesor Investigador de la UAT / UAGro. Doctorado en Ciencias del Desarrollo Regional.
Abril Bernal Sánchez. Egresada de la Lic. En Turismo UAT / UAGro.
Hernando Avilez Pineda. Profesor Investigador de la UAT / UAGro. Doctorado en Ciencias de la Educación.
Ma. Elvia Chavarría Solís. Profesora Investigadora de la UAT / UAGro. Doctorado en Ciencias de la Educación.